Congresista Jeny López presenta proyecto de ley para que las escuelas enseñen curso de historia del terrorismo en el Perú

La parlamentaria de Fuerza Popular presentó la iniciativa para que los jóvenes recuerden la historia de terror que vivió el Perú por décadas.

Parlamentaria presentó proyecto de ley. (Foto: Wayka)
Parlamentaria presentó proyecto de ley. (Foto: Wayka)

Como una forma de que los jóvenes no olviden quién fue Sendero Luminoso y el MRTA, la legisladora Jeny López Morales, presentó este viernes 24 de setiembre un proyecto de ley para que en los colegios se pueda dictar el curso de historia del terrorismo en el Perú.

“Declárese de interés nacional y necesidad pública la introducción en el Currículo Nacional Escolar del curso Historia del Terrorismo en el Perú, para su enseñanza obligatoria en el nivel secundario de las instituciones educativas del país”, se precisa en la iniciativa.

En ese mismo enfoque, la congresista añade en su propuesta que “el Ministerio de Educación, de conformidad con sus atribuciones y competencias establecerá los procedimientos para la implementación de la presente ley”

Como fundamento, la parlamentaria sostiene que existe un “alarmante desconocimiento que tienen muchos jóvenes” sobre las acciones y matanzas que hicieron de los grupos terroristas como Sendero Luminoso (SL) y el Movimiento Revolucionario Túpac Amaru (MRTA) en nuestro país.

“La Comisión de la Verdad y la Reconciliación fue creada en el 2001 para elaborar un informe sobre la época del terrorismo en nuestro país y ella señaló en su documento final que el costo de vidas humanas fue de aproximadamente 69 mil 280 personas, entre muertos y desaparecidos, así como la destrucción de 20 mil millones de dólares en infraestructuras privadas y públicas, lo cual no puede ser olvidada o dejada de lado o ignorada en nuestra historia”, asevera de una manera muy enfática.

ABIMAEL GUZMÁN

Recordemos que el 24 de setiembre, los restos del cabecilla de Sendero Luminoso, Abimael Guzmán fueron cremados en el crematorio de la base Naval del Callao. Tras 13 largos días, el cuerpo del genocida más grande del Perú quedó reducido solo a cenizas.

El 11 de setiembre, el ‘camarada Gonzalo’ falleció a la edad de 86 años a causa de una neumonía que afecto gravemente su salud. El terrorista más sanguinario del Perú, falleció dentro de su celda donde cumplía una condena de cadena perpetúa en la base Naval del Callao.

A las 6:20 am, fue el deceso del genocida.

¿QUIÉN FUE ABIMAEL GUZMAN REINOSO?

Manuel Rubén Abimael Guzmán Reinoso, nació en Mollendo, Arequipa el 3 de diciembre de 1934. También fue conocido con el nombre de guerra de camarada Gonzalo. Fue un terrorista y exprofesor de filosofía peruano que se convirtió en el fundador y máximo líder del Partido Comunista del Perú-Sendero Luminoso.

Abimael fue capturado el 12 de septiembre de 1992 en Lima, en una residencia del distrito de Surquillo en la ciudad de Lima tras un operativo liderado por el Grupo Especial de Inteligencia (GEIN) de la Dirección Nacional contra el Terrorismo (DIRCOTE) comandado por el general Antonio Ketín Vidal.

Abimael Guzmán fue acusado de asesinar a más de 30 mil peruanos, junto a su cúpula, durante su liderazgo en el grupo senderista Sendero Luminoso.

MINISTERIO DEL INTERIOR CONFIRMÓ CREMACIÓN DE LOS RESTOS DE ABIMAEL GUZMÁN

El Ministerio del Interior, a través de un comunicado oficial en sus redes sociales, confirmó la incineración del cuerpo del terrorista Abimael Guzmán. La cremación se realizó en el Hospital Centro Médico Naval del Callao.

El comunicado especifica que el 24 de septiembre del 2021 el cuerpo del terrorista Manuel Rubén Abimael Guzmán Reinoso fue cremado. El proceso de la cremación se dio durante la madrugada. Inició a las 03:20am y culminó a las 05:30am.

Según detalla el documento la cremación se hizo con un representante del Ministerio Público, y se cumplieron con todos los protocolos establecidos.

Asimismo, hubo estricta reserva al momento del procedimiento. En el caso del destino de las cenizas del líder terrorista la reserva será aun mayor, pues no se dará informe a la opinión pública, según ley peruana. El fin de tan estricta reserva es el de no alterar el orden interno y tampoco poner en riesgo la seguridad nacional.

SEGUIR LEYENDO

TE PUEDE INTERESAR