“El árbitro estaba en un cumple”: la desopilante explicación del Kun Agüero sobre el blooper en el duelo del City por Champions

Ocurrió en el epílogo del juego ante el PSG, por la semifinal de vuelta, y el video se volvió viral

Agüero explicó el blooper del cuarto árbitro en el momento de su ingreso en el Manchester City

“El árbitro estaba en un cumple”. Fiel a su estilo, así calificó Sergio Agüero al cuarto árbitro que protagonizó un blooper en el último encuentro del Manchester City. El Kun volvió a hacer de las suyas y utilizó su cuenta de Twicht para explicar qué ocurrió en el epílogo del partido que los Ciudadanos disputaron ante París Saint-Germain, por la semifinal de vuelta de la Champions League.

“¿Vieron lo que pasó con el árbitro? Se cagan de risa. Me meto a Twitter y veo a Manchester City primero en tendencias. Lógico, habíamos ganado. Bajo y veo que cuarto o quinto estaba yo, y era por lo del árbitro. La culpa es de ustedes (viewers) que hacen rápido esos memes. ¿Qué pasó? Te equivocaste de número, soy el 10. Gracias pa”, arrancó, entre risas, sobre el episodio que se volvió viral.

“Claro, yo estaba ahí y miro el número y veo 9-47. Digo no, si el 9 es Gabriel Jesús y ya entró, y 47 el Phil Foden y tiene que salir así que... Ey pa, le digo, te equivocaste”, continuó Agüero quien, como suele ocurrir en cada intervención en su canal, siguió haciendo su show. “El árbitro ni enterado, cuando miro le digo soy el 10 pa eh. Se mandó cualquiera, estaba en un cumpleaños el cuarto árbitro. Seguro, estaba cagado de frío y le quedó el último número de Gabriel y dijo ‘bueno no lo cambio’”, bromeó.

ASÍ FUE EL BLOOPER DEL ÁRBITRO CON AGÜERO

Faltaban 7 minutos para que terminara la segunda semifinal de Champions League cuando Sergio Agüero tuvo la posibilidad de ser parte de otro momento histórico en la vida del Manchester City: ingresó por Phil Foden en la victoria 2-0 ante el PSG. Así, los Ciudadanos y el Kun jugarán su primera definición en la Orejona, justo cuando el delantero está a punto de cerrar su etapa en el club, en la que se convirtió en el máximo anotador de todos los tiempos.

El ex Independiente y Atlético Madrid saltó al campo luego de escuchar las cariñosas indicaciones de Pep Guardiola y de recibir el saludo de Mauricio Pochettino, quien se acercó a palmearlo, a modo de reconocimiento a pesar de que su elenco se estaba quedando afuera de la competición.

Metido a pleno en el match, Agüero, de 33 años, hasta advirtió un blooper del cuarto árbitro. Antes de anteponer la línea, observó el cartel y advirtió que, en efecto, salía el N° 47, el citado Foden, pero quien ingresaba era el 9, el dorsal que utiliza el brasileño Gabriel Jesús. En consecuencia, le tocó el hombro a la autoridad del partido y, según se pudo leer, le dijo “te confundiste”. Y le hizo la corrección. Enseguida apareció el 10 en el cartel, su número, para habilitarlo a tener sus minutos en cancha.

Las alternativas de Manchester City-PSG

Más allá de que perdió la titularidad en un exitoso esquema de Guardiola sin delantero centro, el Kun venía de destacarse en el triunfo del City ante el Crystal Palace, al que le anotó un gran gol, que generó que su entrenador hiciera el gesto de quitarse el sombrero y lo llenara de elogios. “Con el 0-0, el pase de Mendy fue excepcional. Y tras ello, el control y la acción. Ha vuelto a demostrar lo que ha demostrado a lo largo de su carrera tantas veces. ¡Qué jugador, qué gol, qué hombre! Increíble, la luz ha vuelto. Estuvo lesionado mucho tiempo. Ha entrenado muy bien en las últimas semanas”, señaló el ex Barcelona en conferencia de prensa.

Mientras tanto, la definición del futuro del Kun entra en horas decisivas. Son al menos 9 los clubes, la mayoría de ellos potencias, que están interesados en sumarlo. Entre ellos, Barcelona, con la intención de convencer a Messi de que permanezca en Catalunya y de conformar una dupla que ya disfrutó la selección argentina. Mientras, Agüero todavía puede agrandar aún más su leyenda en Manchester. Tiene el título de la Premier League a tiro. Y la Champions representaría el cierre ideal. Con la 10 en la espalda, más allá del blooper del cuarto árbitro.

SEGUIR LEYENDO: