Tras la eliminación en Champions, el Real Madrid se renueva: qué referentes se irán y cuáles serán los refuerzos

El conjunto español no pudo cumplir su máximo objetivo y se despidió del certamen en semifinales tras caer ante el Chelsea, pese a que el equipo aún sigue con vida en La Liga, los dirigentes ya piensan en la próxima temporada

Zinedine Zidane, Sergio Ramos, Marcelo y Eden Hazard
Zinedine Zidane, Sergio Ramos, Marcelo y Eden Hazard

El Real Madrid podría cerrar una temporada catastrófica si no gana La Liga de España porque llegaría a junio sin conquistar ningún trofeo, algo que no es habitual para uno de los clubes más poderosos del mundo. Su último golpe fue el jueves en la derrota 2-0 ante el Chelsea que consumó el 3 a 1 en el global y provocó la eliminación en semifinales de la Champions League. La forma en la que fue superado en amos duelos por el conjunto inglés dejó expuestas todas las falencias del plantel blanco que se encamina hacia una renovación.

Los principales portales españoles ya hablan de una restructuración del vestuario de la que podría incluso ser parte Zinedine Zidane. Si bien el francés es un prócer en el Santiago Bernabéu, sus propias declaraciones han activado las alarmas el miércoles cuando fue consultado por su futuro después de la eliminación en Stamford Bridge y aseveró que el club seguirá ganando títulos con o sin él en el banquillo: “Seguro que el Real Madrid va a pelear siempre por la Champions, no estoy en eso, solo en el final de la temporada porque faltan cuatro partidos de Liga. El resto será después”.

Pero la realidad marca que la atención no está puesta en el entrenador sino en los jugadores. Lucas Vázquez y Sergio Ramos son dos jugadores que probablemente en junio se marchen ya que no han llegado a un acuerdo para la extensión de sus contratos y por lo tanto buscarán nuevos destinos. La salida del zaguero español, ganador de más de 20 títulos con esta camiseta, entre los que se destacan cuatro Champions League, es sin dudas la más resonante de todas, tal vez la más dura para el equipo de los últimos años junto con la de Cristiano Ronaldo en 2018.

Según informa el sitio Marca Marcelo e Isco tampoco forman parte de los planes del club pero tienen contrato vigente, por lo que deberán esperar que llegue alguna oferta por ellos que satisfaga a los propios futbolistas y a los dirigentes.

Sergio Ramos pudo haber jugado su último partido de Champions League con el Real Madrid (Reuters)
Sergio Ramos pudo haber jugado su último partido de Champions League con el Real Madrid (Reuters)

El nombre que se suma a esta lista es el de Eden Hazard después de los sucedido el miércoles. Las cámaras de televisión captaron al belga riéndose con sus ex compañeros del Chelsea luego de la eliminación del Real Madrid y esto hizo enfurecer a los aficionados, a los periodistas vinculados a la institución y, aparentemente, a la directiva. El atacante aterrizó en España en 2019 a cambio de más de USD 100 millones y desde entonces ha sufrido una catarata de lesiones que lo han marginado de decenas de partidos, lo cual ha tirado por la borda la inversión realizada. Sin embargo, su salida es compleja porque su salario es de los más altos del plantel y hoy en día ninguna institución realizaría un desembolso extraordinario para adquirirlo.

En contrapartida, la Casa Blanca ya acordó su primer fichaje: el defensor austriaco David Alaba, que acabará su contrato con el Bayern Múnich el 30 de junio, después de pasar 10 años en la institución. El futbolista de 28 años llegará con la carta de libertad bajo el brazo por lo que su fichaje se producirá a coste cero y sólo restan las negociaciones salariales entre el jugador y el conjunto merengue. Desde Alemania aseguraron que la renovación con el Bayern se vio truncada después que el jugador pidiera 450 mil euros por semana (22 millones por año).

A su vez, deben regresar de sus cesiones Gareth Bale, Jovic, Brahim Díaz, Dani Ceballos, Martin Odegaard, Kubo y Reinier. En caso de que Zidane siga siendo el entrenador, Odegaard sería el único que podría quedarse, mientras que el resto volvería a ser cedido.

Pero, la gran obsesión tiene nombre y apellido: Kylian Mbappé. El Real Madrid sabe que necesita romper el mercado y contratar a una joven superestrella y la intención de que éste sea el francés ya no es ningún secreto. El gran inconveniente sigue siendo que el joven maravilla está atado al PSG al menos hasta 2022, pero los aficionados madridistas, después de haber sido claramente superados por el Chelsea, no aguantarán una temporada más sin él.

SEGUIR LEYENDO: