Los exnarcotraficantes regresaron a Colombia luego de pasar décadas en prisión en Estados Unidos. (Foto referencia Reuters)
Los exnarcotraficantes regresaron a Colombia luego de pasar décadas en prisión en Estados Unidos. (Foto referencia Reuters)

Al regresar al país luego de cumplir condena en Estados Unidos, varios ex narcotraficantes quieren recuperar los bienes que fueron de su propiedad pero que, tras la extinción de dominio, fueron vendidos hasta cuatro veces. Los nuevos dueños denuncian amenazas contra sus vidas.

Blu Radio detalló varios casos de personas que se consideran víctimas de los antiguos mafiosos que buscan reclamar las tierras que hace décadas fueron de ellos. Documentan, por ejemplo, el regreso de 116 ex narcos solo en el departamento del Valle del Cauca, según cifras del Ministerio de Defensa.

Muchas de esas tierras, incluso, no fueron parte de la extinción de dominio sino que fueron vendidas por sus propios familiares y testaferros. La emisora documenta el caso de dos lotes ubicados en el municipio de Candelaria, en Valle del Cauca, que suman cerca de 130.000 metros cuadrados y tiene un valor aproximado de 2.800.320 dólares.

Uno de los casos es el de Jaime Quintero Carvajal, quien pagó 20 años de pena por conspiración para el tráfico de cocaína. (Foto de referencia)
Uno de los casos es el de Jaime Quintero Carvajal, quien pagó 20 años de pena por conspiración para el tráfico de cocaína. (Foto de referencia)

Los predios ahora pertenecen a Óscar y Fanny, quienes los adquirieron en 2015 con una licencia urbanística de la administración local para poder valorizarlos más. Todo iba bien hasta el año pasado, cuando un hombre se tomó a la fuerza los terrenos alegando que eran de él; detalla Blu Radio.

Se trata de Jaime Quintero Carvajal, quien pagó 20 años de cárcel en Estados Unidos por conspiración para distribuir cocaína y tentativa de posesión de cocaína. La Fiscalía abrió un proceso judicial en su contra por invasión de tierras y daño en bien ajeno. Sin embargo, Fanny y Óscar dicen estar preocupados por sus vidas y las de sus familiares.

Ellos tienen los papeles que certifican la compra de los predios, incluso pruebas de que antes de que ellos los obtuvieron ya habían sido vendidos a otros tres compradores anteriormente. Pero Quintero alega que nunca los vendió, que falsificaron su firma para hacer el negocio ilegalmente. Aunque el primer comprador que aparece en la lista es su propio hermano, Alfonso.


Los dos lotes están ubicados en Candelaria, Valle del Cauca.

Fanny y Óscar han reportado a las autoridades que los hermanos Quintero han llevado trabajadores para construir piscinas en los lotes, incluso que están realizando minería ilícita. Pero por ahora solo pueden esperar la decisión del juzgado tercero de Palmira, en Valle del Cauca, que determinará a quién le pertenecen las tierras y si el accionar del ex narco fue una invasión ilegal.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: