En 2017 el Clan del Golfo inició acercamientos con el Gobierno para su sometimiento.
En 2017 el Clan del Golfo inició acercamientos con el Gobierno para su sometimiento.

Cabecillas y miembros del Clan del Golfo, la banda criminal más grande de Colombia liderada por Dairo Antonio Úsuga David, 'Otoniel', el más buscado del país, intentó acercarse a las guerrillas de las FARC y el ELN para recibir los beneficios judiciales de los procesos de paz que adelantaban con el Gobierno, entre ellos la no extradición a Estados Unidos.

Así lo revelaron documentos secretos de la organización armada que fueron encontrados por organismos de inteligencia durante distintos allanamientos realizados en la operación 'Agamenón', lanzada hace cuatro años en los departamentos de Córdoba, Antioquia y Chocó, donde tienen mayor incidencia, y que fueron conocidos por el diario El Tiempo.

Para obtener reconocimiento político, la banda decidió cambiar de nombre y se hacen llamar Autodefensas Gaitanistas de Colombia (AGC). Los documentos, que datan de 2016 y 2017, también revelan que negociadores del ELN en los diálogos en Quito, Ecuador habrían aceptado reunirse con Otoniel para hablar de "temas de paz".

Dairo Antonio Úsuga David, alias Otoniel, jefe máximo del Clan del Golfo.
Dairo Antonio Úsuga David, alias Otoniel, jefe máximo del Clan del Golfo.

"Considera de suma importancia la visita ya que si se hace un papel similar al que se hizo en Cuba, es ganar un espacio político muy importante, y así como la guerrilla de las Farc reconoció la existencia de una autodefensa armada en el país y no de un clan como han querido mostrar a las AGC, el Eln también hará lo mismo", dice la carta citada por El Tiempo.

Los mismos archivos dan cuenta de otra reunión, en agosto de 2016, con las FARC, a la cual asistieron integrantes del secretariado como Iván Márquez, Pablo Catatumbo, Pastor Alape, Rodrigo Granda, Joaquín Gómez y el Paisa; detalla el medio nacional. En ese encuentro las AGC dicen que conocieron los avances del proceso de paz.

Es de recordar que el anterior gobierno del ex presidente Juan Manuel Santos autorizó acercamientos con el Clan del Golfo para llegar a un acuerdo para desmantelar la banda, cuyo proyecto quedó en manos del ex vicepresidente Óscar Naranjo Trujillo, y que implicaba que contaran la verdad de sus acciones delincuenciales.

Miembros del ELN se habrían reunido con el Clan del Golfo en 2017.
Miembros del ELN se habrían reunido con el Clan del Golfo en 2017.

En los documentos que tienen las autoridades, incluso, se conoce que varios miembros del Clan del Golfo no estaban de acuerdo con esos acercamientos, pues alegaban que convertirse en "sapos" (delatores) les traería problemas y sería como "tirarse la soga al cuello". Y se refieren al hecho como una traición interna.

El Tiempo recuerda que esos primeros diálogos entre el Gobierno y el Clan del Golfo se frenaron luego de que el Congreso aprobara una ley de sometimiento que endureció los requisitos para acceder a esos beneficios que buscaba la banda criminal. Y luego de la captura de quien lideraba las negociaciones, Carlos Mario Tuberquia Moreno, alias Nicolás.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: