La OMS estima que la prevalencia de alergias e intolerancias alimentarias es del 1% al 3% en los adultos, y del 4% al 6% en los niños (iStock)
La OMS estima que la prevalencia de alergias e intolerancias alimentarias es del 1% al 3% en los adultos, y del 4% al 6% en los niños (iStock)

Cuando se habla de alergias o intolerancias alimentarias se trata de reacciones adversas que tienen en su origen un mecanismo inmunitario. La OMS estima que la prevalencia de este tipo de alergias es del 1% al 3% en los adultos, y del 4% al 6% en los niños. Por otro lado, la ciencia ya ha identificado más de 70 alimentos causantes de este tipo de patologías.

La dietista y nutricionista Laura González, responsable de Salud y Nutrición de Nestlé, señaló a EFE que "la única forma de saber si una persona tiene una reacción adversa a un alimento es mediante el oportuno diagnóstico médico".

Pero en realidad existe una diferencia entre lo que se conoce como alergias e intolerancias alimentarias. Mientras que las alergias provocan alteraciones del sistema inmune producidas por la exposición a uno o varios alérgenos, las intolerancias alimentarias cursan principalmente por alguna alteración digestiva.

Las alergias de piel son ocasionadas por la exposición al alérgeno por contacto directo con la piel o por ingestión (iStock)
Las alergias de piel son ocasionadas por la exposición al alérgeno por contacto directo con la piel o por ingestión (iStock)

En alergias, los síntomas más comunes son estornudos, tos, picores, erupciones en la piel, dolor abdominal, diarreas, entre otros. En casos de gravedad se puede producir una reacción conocida como shock anafiláctico, que requiere tratamiento urgente ya que puede llegar a ocasionar la muerte en pocos minutos.

"Estas personas deben llevar siempre información sobre su enfermedad y una dosis de medicamentos para su aplicación inmediata en caso de necesidad", aseveró Laura González.

Sin embargo, los síntomas de una intolerancia alimentaria suelen ser más de carácter digestivo, tales como diarrea, vómitos, dolor abdominal y, además, se trata de síntomas que no aparecen de forma súbita.

Uno de los síntomas de la intolerancia alimentaria puede ser el dolor abdominal, diarrea, vómitos (iStock)
Uno de los síntomas de la intolerancia alimentaria puede ser el dolor abdominal, diarrea, vómitos (iStock)

"Cuando una persona celíaca consume algún alimento que contiene gluten se produce una alteración grave en su intestino que le impide absorber correctamente los nutrientes. Esto dará lugar a problemas digestivos que pueden ocasionar desnutrición, además de otras molestias importantes del sistema digestivo", advirtió la nutricionista.

La ciencia identificó más de 70 alimentos causantes de alergia. Varios estudios de la OMS indican que el 75% de las reacciones alérgicas en los niños se deben a un número reducido de alimentos: huevos,leche, cacahuete y otros frutos secos. Las frutas, las verduras, los cacahuetes y otros frutos secos son los responsables de la mayoría de las reacciones alérgicas de los adultos.

Los frutos secos son algunos de los alimentos destacados como los principales causantes de las alergia alimentaria
Los frutos secos son algunos de los alimentos destacados como los principales causantes de las alergia alimentaria

"Los pacientes con alergia al polen o al látex sufren a menudo síntomas alérgicos cuando comen determinadas frutas, vegetales o frutos secos. Esta 'reactividad cruzada' se debe a que el organismo no distingue los alérgenos del polen y del látex de otras proteínas similares presentes en los alimentos y reacciona frente a ellas", aseguraron voceros de la Organización Mundial de la Salud en su estudio.

González aseguró que un método de prevención sería comer a base de alimentos frescos, excluyendo los que causan alergia, así como también tomar medidas higiénicas para evitar contaminaciones cruzadas. Y, en el caso de consumir alimentos envasados, destacó la importancia de leer las etiquetas y consultar los alérgenos.

"Siempre decimos que, ante la duda de si un alimento contiene o no un alérgeno, lo mejor es no consumirlo", aseguró González.

En los primeros años de vida son más comunes los cuadros clínicos de alergia a los alimentos (iStock)
En los primeros años de vida son más comunes los cuadros clínicos de alergia a los alimentos (iStock)

Por otro lado, subrayó que en caso de buscar un sustituto al alimento o sustancia que provoca el problema, "debemos de asegurar que tiene propiedades nutricionales similares". Por ejemplo, sustituir el pescado y el marisco por carne o huevos; la soja por otra legumbre; la leche de vaca por bebida de soja o arroz enriquecido sin calcio y sin azúcar añadido; o sustituir el pan de trigo por tortas de maíz o pan sin gluten.

Asimismo, aconseja acudir a un profesional como un dietista o un nutricionista en caso de desconocer cómo seguir una alimentación saludable excluyendo aquellos alérgenos que causan las alergias o las intolerancias alimentarias.

LEA MÁS: