Coyote Peterson, fotografiado junto a un dragón de Komodo
Coyote Peterson, fotografiado junto a un dragón de Komodo

Nathaniel Peterson tenía sólo cuatro años cuando tuvo su primer encuentro. Vivía en Columbus, Ohio, y su madre criaba caballos. Un día estaba jugando y se encontró con un típico sapo americano. El pequeño estaba tan fascinado que su mamá lo dejó quedarse con el animal durante unos días; el anfibio permaneció en una caja de zapatos hasta que el niño lo liberó de nuevo a la naturaleza. Por su hábito de siempre estar persiguiendo animales, su madre lo apodó “Coyote”, como el personaje del dibujo animado que siempre anda a la caza del astuto Correcaminos.

Hoy, este intrépido educador sobre vida salvaje es una sensación de Youtube. Su canal, Brave Wilderness, tiene 15,5 millones de suscriptores, gracias a sus programas Brave Wilderness, Breaking Trail, Beyond the Tide, Dragon Tails, Base Camp, Blue Wilderness, y Coyote’s Backyard. Y ahora desembarcó en Animal Planet con Coyote Peterson: Aventura Salvaje, en el que muestra sus visitas a lugares exóticos para acercarse a las criaturas más fascinantes de nuestro planeta. Su misión: descubrir los secretos de los animales que a menudo no entendemos y, en muchos casos, hasta tememos.

Coyote Peterson identificando una araña
Coyote Peterson identificando una araña

“Todo esto comenzó en nuestro canal de Youtube, y se trataba de mostrar con nuestras cámaras bien de cerca a las criaturas más extrañas e incomprendidas del planeta”, contó Peterson en diálogo telefónico con Infobae. “Es increíble tener un micrófono tan grande como Youtube y poder alcanzar 15 millones de personas de la manera en la que lo hacemos. Compartimos edutainment (entretenimiento educativo) fácilmente digerible y basado en hechos para sorprender a la próxima generación, que quizás no esté mirando televisión convencional, para que pueda absorber conocimiento sobre animales de una manera divertida y entretenida”.

Coyote Peterson estudió cine en la Ohio State University, y no ostenta de ningún título oficial relacionado con la biología o los animales. Su pasión por el mundo salvaje no está respaldada por una educación formal, por lo que detrás de sus programas está también Mario Aldecoa, un biólogo especializado en vida silvestre. Mario y Mark Vins -director y productor- son las otras dos cabezas detrás del éxito de Coyote.

Coyote Peterson, Mark Vins y Mario Aldecoa
Coyote Peterson, Mark Vins y Mario Aldecoa

“Es importante promover la educación, pero si uno dice ‘hoy vamos a aprender una lección’, los chicos se quejan y dicen: ‘¿Acaso estamos en la escuela?’. En cambio, si están absorbiendo algo que los entretiene y aprendiendo a la vez, se vuelve completamente natural. Así es como uno logra entusiasmar a alguien con este contenido. Y Youtube nos ha proveído con una gran plataforma para compartir y animar a gente de todo el mundo a que se acerque a los animales”.

El naturalista británico David Attenborough, uno de los divulgadores científicos más prestigiosos, dice que el mundo natural es la mayor fuente de emoción; la mayor fuente de belleza visual; la mayor fuente de interés intelectual. “Es la mayor fuente de tantas cosas que hace que valga la pena vivir”. Coyote Peterson cree lo mismo, y encontró una forma poco convencional de mostrarlo, y, a la vez, llamar la atención de sus espectadores: se deja picar y morder por los animales más inquietantes del planeta.

Pero al principio no fue planeado. Todo comenzó con un episodio que grabaron en Arizona en el 2015. Su madre, familiarizada con el territorio, le advirtió sobre la picadura de la hormiga cosechadora. Pero Coyote lo tomó como un desafío: fue directo al hormiguero y puso sus manos encima del montículo durante unos 60 segundos, para ver si resistía sus potentes picaduras. Aún hoy, si uno tipea “harvester ant” en Google, uno de los primeros resultados es el video de Brave Wilderness titulado Ant Attack!, con más de 7 millones de visualizaciones. Su más reciente video, en donde muestra cómo se dejó picar por una avispa verdugo, se hizo viral y tuvo más de 28 millones de reproducciones.

Coyote Peterson - Executioner Wasp

“Muchos de los videos más populares son en los que se me ve dejándome picar o morder intencionalmente por diferentes insectos, arácnidos o reptiles, pero creo que las peores han sido las accidentales”, reconoce. “Me mordió en la cara una pitón diamantina, que es una especie no venenosa, pero igual fue una mordedura terrible. También me mordió una piraña durante la grabación de esta serie. Siempre que una mordedura o una picadura ocurre accidentalmente y no estamos preparados es un día duro para Coyote”.

Pero cada animal tiene una historia que contar y Coyote Peterson desafía a la naturaleza para hacerlo. Como apasionado de la educación sobre la vida silvestre, sigue los pasos -a su manera- de íconos como Steve Irwin y Jack Hanna, y pone al reino animal en estrecho contacto con la nueva ola de exploradores de un modo entretenido, mientras promueve la empatía con la naturaleza y su bienestar. En su nueva serie se propone continuar su misión de Youtube, e inspirar con su entusiasmo por el mundo salvaje a toda una nueva generación: “Toda la vida me han fascinado los animales y mi objetivo siempre ha sido compartir esta pasión con el resto del mundo".

El conductor y educador sostiene en sus brazos a un canguro bebé
El conductor y educador sostiene en sus brazos a un canguro bebé

Su trabajo lo llevó a Australia hace relativamente poco, y lo que vio lo dejó conmovido: “Pasamos casi 50 días grabando por Nueva Gales del Sur y el Territorio del Norte y la sequía había sido la peor de la década. Así que nosotros estábamos ahí cuando los incendios recién estaban empezando. Cuando nos fuimos es cuando todo comenzó a empeorar. Uno podía ver el estado del medioambiente: una naturaleza completamente seca en un área que debía en realidad estar experimentando las lluvias de la temporada. Pero la lluvia nunca llegó”.

“Por eso es importante que hablemos de manera constante de esto. Los incendios están mucho más controlados ahora que semanas atrás, pero todavía hay incendios activos, y todos los animales que perdieron sus hogares y sus vidas… es catastrófico. Hay especies que logran escapar bajo tierra y después logran salir de nuevo, pero eso no cambia el hecho de que ahora el ambiente cambió totalmente en su dinámica y su apariencia”, advirtió.

Sólo porque una persona hace una donación un día no quiere decir que un mes más tarde esos animales no vayan a seguir requiriendo ayuda. Lo más que podamos difundir este mensaje, mejor. Es fundamental que todos nosotros, periodistas, conductores de programas y todo el mundo mantengamos este tema en el centro de debate al hablar sobre la naturaleza salvaje, porque todas las organizaciones y animales que continúan necesitando nuestro apoyo van a seguir necesitándolo”.

Fotos: Animal Planet

SEGUÍ LEYENDO: