El domingo por la noche se realizó en el hotel The Beverly Hilton de Los Ángeles la 77ª edición de los Globos de Oro, la premiación en la que los miembros de la Asociación de Prensa Extranjera de Hollywood (HFPA por sus siglas en inglés) destacan lo mejor de la televisión y el cine. Y los asistentes fueron partícipes de una velada que contó con un menú 100% vegano y vino argentino.

Con un menú muy bien pensado por lo breve y sofisticado, se agasajó a las figuras del cine y la televisión. Estrellas como Jennifer Lopez, Brad Pitt, Leonardo DiCaprio, Jennifer Aniston y Tom Hanks se deleitaron con dos vinos de Terrazas de los Andes: un chardonnay del 2018 y un malbec del 2017.

“Como siempre, se empieza con algo refrescante, y qué mejor que un Champagne, sinónimo de la celebración, como el Moët & Chandon Grand Vintage 2008; un vino floral, muy expresivo y suculento, que está pasando por su mejor momento", aseguró en diálogo con Infobae el sommelier Fabricio Portelli, quien detalló los maridajes de la velada.

“Para acompañar la sopa fría de remolacha dorada los organizadores eligieron seguir con burbujas, finas y elegantes. Así, el Moët & Chandon Rosé Imperial fue el compañero del fresco appetizer”.

El menú de la noche en los Globos de Oro 2020
El menú de la noche en los Globos de Oro 2020

“Siguiendo la tendencia de comer más sano, el menú fue vegano, y también liviano, a tal punto que no hubo plato principal. La entrada fue muy creativa: un hongo emulando a una ostra, y el vino elegido fue un chardonnay argentino: el Terrazas de los Andes 2018, un vino fresco y expresivo, de buen volumen y paladar amable”, analizó.

Y prosiguó: “Para maridar el postre de chocolate, la apuesta fue más jugada, ya que se trató de un malbec, también nacional: el Terrazas 2017. Si bien los tintos y el chocolate no se llevan tan bien, es cierto que el malbec tiene ese paso envolvente y carácter de frutas rojas que armoniza muy bien con postres delicados, pero de sabores intensos, a base de cacao”

“Una vez más queda demostrado que una botella de vino puede hacer mucho por la Argentina, ya que no solo las celebridades que acudieron a 77ª entrega de estos premios pudieron disfrutarlos, sino que también fueron millones de espectadores los que pudieron ver cómo el vino argentino era protagonista de una noche inolvidable”, finalizó Portelli.

El Malbec es, por excelencia, el gran vino argentino (Shutterstock)
El Malbec es, por excelencia, el gran vino argentino (Shutterstock)

Un cambio de planes por el medioambiente

Con respecto al menú, que este año es por primera vez completamente vegano, el presidente de la HFPA, Lorenzo Soria, había asegurado: "Si hay una manera en la que podamos, no cambiar el mundo, pero sí salvar el planeta- podemos hacer que los Globos de Oro manden una señal y llamen la atención sobre el tema del cambio climático. La comida que comemos, la manera en la que conseguimos la comida que comemos, la forma en la que disponemos de la comida, es una de las grandes contribuciones a la crisis climática”.

Es por eso que los invitados degustaron platos realizados sin ningún ingrediente de origen animal, con el objetivo de crear conciencia sobre el medio ambiente, el consumo de alimentos y el manejo de desechos.

Soria explicó que al principio enfrentó resistencia para cambiar el menú apenas dos semanas antes de la gala, pero el hotel estuvo eventualmente de acuerdo.

“La gente decía básicamente que era demasiado tarde, que estaban listos con todas las órdenes y pedidos de los menúes”, sostuvo. “Pero después de que comenzamos a conversarlo, nos reunimos por uno o dos días, y el hotel aceptó el cambio completamente. Comenzaron a experimentar cómo hacer alimentos que no fueran sólo simbólicos, sino algo que los invitados disfrutaran”.

Matthew Morgan, chef ejecutivo en el Beverly Hilton, había manifestado que el cambio de menú fue sorpresivo al principio, pero al final de cuentas comprendió que enviará un mensaje positivo. “Fue un poco impactante cuando se mencionó primero, porque estábamos muy cerca de los Globos y ya habíamos decidido un menú”, espetó. “Pero una vez que pensamos sobre esto y el mensaje que envía, estábamos realmente emocionados. Es algo que yo mismo apoyo”, agregó.

Además, HFPA se asoció con Icelandic Glacial, una marca de agua sostenible y naturalmente alcalina. El agua fue servida en botellas de vidrio para eliminar desechos plásticos en el salón y la alfombra roja.

SEGUÍ LEYENDO: