Las colaciones son una excelente oportunidad para incorporar una porción de lácteos (iStock)
Las colaciones son una excelente oportunidad para incorporar una porción de lácteos (iStock)

De vainilla, frutilla o de durazno; con cereales o frutas; firme o bebible; entero o descremado, el yogur es un alimento "milenario" que está presente en desayunos, meriendas, colaciones y hasta postres de los niños y adultos.

Su espíritu y carácter tradicional, al igual que su buen sabor y su versatilidad generaron que se conserve y traspase los siglos para estar presente en las mesas y la dieta de los argentinos.

Pero más importante aún, es su valor nutricional: "El yogur forma parte de un grupo de alimentos conocidos por la población por ser fuente de calcio (Ca). Es un alimento nutricionalmente denso, siendo una buena fuente de varios nutrientes que pueden ayudar a mejorar la calidad de la dieta.

(…) También es importante destacar que el yogur aporta una elevada cantidad de proteínas de alto valor biológico, vitaminas A, D, B2 y B12 y una pequeña pero constante cantidad de fósforo (P), magnesio (Mg), potasio (K), zinc (Zn), yodo (I), destaca una  investigación llevada adelante por Institut D'Investigació Sanitària Pere Virgili, en Terragona España.

De los pueblos nómades a la góndola del supermercado

El origen del yogurt se remonta previo a la era cristiana. Se produjo gracias a la 'casualidad', o por azar se podría decir, como ocurrió con gran parte de los inventos. Para revelar el gran misterio de este alimento, hay que remontarse a 3.000 años A.C, momento en que el hombre por la necesidad de transportar la leche en sus largas travesías, descubrió que, cuando guardaba la leche en las pieles de animales, ésta se tornaba ácida y cambiaba tanto su sabor como su estado.

El hombre trasladaba la leche durante días en bolsas fabricadas con piel de mamíferos y así, resultó evidente que lo que llegaba a destino ya no era leche, sino un producto totalmente diferente, con una textura y un sabor especial, tanto es así que lo llamaron "Oro blanco".

El calor propio del saco de piel y las bacterias que crecían en la leche durante la travesía generaban las condiciones necesarias para que se produjera el proceso de fermentación.

Natural yogurt with fresh raspberries, black currant and muesli. . Healthy dessert. Healthy food concept.
Natural yogurt with fresh raspberries, black currant and muesli. . Healthy dessert. Healthy food concept.

De allí resultó el yogur, que para ser considerado como tal, debe poseer una flora bacteriana compuesta por Lactobacillus bulgaricus y Streptococcus thermophilus, microorganismos que llegan vivos a la luz intestinal enriqueciendo la flora allí presente.

¿Cuáles son sus beneficios?

El yogur es un producto que se consume en todo el mundo dado que, de acuerdo con un estudio realizado por el 'European Journal of Nutrition', contribuye a adoptar un patrón alimentario saludable y desarrollar una vida más sana. Según la investigación las personas que ingieren yogur, optan en menor medida por la comida rápida, las carnes procesadas y rojas, pizzas, aperitivos, refrescos o alcohol, además de ser individuos físicamente más activos.

Teniendo en cuenta los avances científicos alrededor de este alimentos en el último tiempo, año a año se realiza la Cumbre del Yogur. En el año 2016 se realizó en San Diego, California, donde participó el investigador Ángelo Tremblay, Doctor en fisiología y máster en nutrición, quien afirmó que la ingesta de este lácteo se asocia con menores indicadores antropométricos y un perfil de riesgo cardiometabólico más beneficioso en las personas que tienen obesidad o sobrepeso.

De hecho, su consumo habitual contribuye a mantener un peso corporal saludable, reduce en un 14% el riesgo de prevenir diabetes tipo 2, genera niveles más bajos de insulina y colesterol, además de favorecer la salud cardiovascular según esta investigación presentada en la cumbre por el Doctor en Fisiología.

En la actualidad este alimento se presenta a través de una enorme variedad de formatos y bajo diferentes sabores. Incluso muchas familias han retomado una vieja costumbre: elaborar el yogur de manera casera.

Un dato importante a destacar es que todas las investigaciones que concluyeron que el yogur aporta múltiples beneficios a la salud, se realizaron con yogures que se encuentran disponibles fácilmente en el mercado.

Así, a través de siglos de existencia, el yogur ha ido mutando, variando sus formas, colores, sabores, consistencia: los hay con azúcar, con endulzantes no calóricos, con toppings. Sus miles de variantes recorren el mundo. Lo cierto es que este superalimento fácilmente accesible concede -en cada ingesta- nutrientes y microorganismos necesarios para prevenir enfermedades y llevar adelante una vida más saludable.

SEGUÍ LEYENDO: