Ágata Ruiz de la Prada estuvo en Buenos Aires y dialogó con Infobae (Fotos: Adrián Escandar)
Ágata Ruiz de la Prada estuvo en Buenos Aires y dialogó con Infobae (Fotos: Adrián Escandar)

Una mañana de enero se abrieron las puertas del Jardín del Hotel Faena de Puerto Madero. Ataviada con un estridente buzo de lentejuelas en un día de 28 grados de sensación térmica, Ágatha Ruiz de la Prada no pasa desapercibida. Es una presencia inconfundible de rayas color verde manzana y celeste y un estallido multicolor que se desprende de su falda tubo.

Relajada, sin horarios y con café cortado de por medio, se dispuso a hablar con Infobae sobre las mujeres, el feminismo, la moda, Juliana Awada y su amor por Buenos Aires.

La diseñadora española no le teme a la paleta cromática e hizo de aquella particularidad su identidad. Llegó a la Argentina en un viaje exprés. Esta vez, la madrileña eligió como locación para su clásico desfile un escenario diferente: una pasarela en Costa del Este, en el partido de la Costa Atlántica.

Antes de empezar con las fotos pidió sus gafas cuadradas -de su colección personal-
Antes de empezar con las fotos pidió sus gafas cuadradas -de su colección personal-

"Me encanta Argentina. Me siento como en mi casa. Con todas las veces que he venido, ya empecé a conocer la ciudad de Buenos Aires. Me encuentro como que ya sé cómo funcionan todas las cosas y me siento ya parte de eso. Además sumarle que tengo muchísimos amigos aquí", comenzó Ágatha.

—¿Que es lo que más te gusta de nuestra ciudad?

—Es una ciudad viva, cómoda. Todo el mundo dice que se parece mucho a Madrid. A mí particularmente me encantan los argentinos. Viniendo hacia acá en el avión quedé encantada con una película de Ricardo Darín y Mercedes Morán, El amor menos pensado, y me pareció genial, estupendo el contexto del psicoanálisis. Es espectacular el cine argentino, es verdaderamente muy bueno.

—¿Quiénes son esos amigos que nombrás?

—Mi mejor mejor, mejor amigo aquí es Benito Fernández, que más allá de que seamos amigos su hija María estuvo conmigo en mi estudio en Madrid seis meses haciendo prácticas. También Carminne Dodero, la creadora del Six O' Clock, Amalia Amoedo, Pedro Puig y también Eduardo Ocantos.

Adora Buenos Aires. Se siente como en Madrid. La diseñadora reveló que durante la noche anterior a la entrevista vio un show de tango y quedó fascinada
Adora Buenos Aires. Se siente como en Madrid. La diseñadora reveló que durante la noche anterior a la entrevista vio un show de tango y quedó fascinada

—¿Conocés a Juliana Awada?

—Sí, tuve la suerte que cuando hice mi primer desfile en Buenos Aires vinieron los dos. Macri y ella. Luego en otra oportunidad vino Macri a Madrid donde ya era alcalde (jefe de gobierno de la Ciudad de Buenos Aires) y vinieron a un desfile. A ella la sigo por internet y es una mujer extremadamente guapa. Es una cosa que no se puede pedir más.

—¿Te gusta su estilo?

—Me gusta muchísimo su estilo. Es guapísima.

—¿Qué diseño le harías a Juliana?

—Ahora no lo sé, pero cualquier cosa que se le haga Juliana va a estar espléndida porque ella es estupenda.

—¿Qué colores estarían en la paleta del diseño?

—Creo que lo divertido de la vida es usar todos los colores. Ella va siempre muy bien vestida, sabe mucho de imagen.

La relación con su hija Cósima Ramírez, la heredera de su imperio y el universo fashion que supo crear Ágatha, es extraordinaria. Confesó que se llevan muy bien y que son muy confidentes
La relación con su hija Cósima Ramírez, la heredera de su imperio y el universo fashion que supo crear Ágatha, es extraordinaria. Confesó que se llevan muy bien y que son muy confidentes

—Hoy se está hablando mucho del empoderamiento de las mujeres. ¿Cómo las ves hoy en día posicionadas en el mundo?

—En España somos un país número uno en igualdad y creo que hay pocos países donde se haya luchado tanto por la igualdad que hemos obtenido y en algunos se está replicando. Acá han tenido una presidente mujer en el gobierno, a algunos les ha gustado más, a otros menos, pero han tenido mujeres poderosas en la política.

La mujer latinoamericana también está cambiando mucho. No sé si mucho en Argentina, porque siempre la mujer argentina ha sido más avanzada que en otros países. Antes la mujer latinoamericana iba súper sexy, súper arreglada y maquillada con tacones, en cambio hoy las mujeres se están empezando a dar cuenta de que quieren hacer todo: tener familia, amigos, novios, cultura, salud, trabajo y que para eso no se puede ir con tacones de 40 centímetros. Es importante la conquista de la comodidad porque solamente desde la comodidad se pueden hacer varias cosas al día. Antes la mujer era considerada mujer-objeto, hoy ya no.

—¿Y en la moda? 

—En el mundo de la moda es donde más se nota. La semana pasada estaba en un hotel muy bueno en París tomando un té y miré los pies de las mujeres que estaban ahí y todas en sus pies tenían zapatillas tenis. Antes una mujer para ir a estos lugares debía llevar tacos. Hoy en día hasta la esposa de Bill Gates quiere ir cómoda; incluso Carolina de Mónaco ha lucido un vestido largo con zapatillas. Esto denota que ha cambiado hasta en la moda real y se ve menos el estereotipo del uso obligatorio de los tacones.

Ágatha sorprende con sus llamativos, coloridos, extravagantes e innovadores diseños temporada tras temporada. Los desfiles son uno de los más esperados en la fashion week de Madrid
Ágatha sorprende con sus llamativos, coloridos, extravagantes e innovadores diseños temporada tras temporada. Los desfiles son uno de los más esperados en la fashion week de Madrid

Ágatha, que ya lleva más de 30 años en el mundo fashion de las pasarelas, hizo una gran reflexión sobre las semanas de la moda y las piezas que sus colegas -que hacen alta costura, o diseños de noche-, realizan: "Una mujer normal, ¿cuántas veces se pone de largo? Una vez, ninguna… Entonces, ¿por qué todos los desfiles son de vestidos largos?".

Tampoco dejó de nombrar a un revolucionario de la moda como lo es Karl Lagerfeld. Gracias a él y al desfile de Chanel del 2014, las zapatillas deportivas se convirtieron en uno de los grandes protagonistas de la pasarela y del street wear: "Desde que Lagerfeld -que es un avanzado total- tú te las puedes comprar en supermercados, en Chanel, Gucci, y las tienes".

—¿Cómo está el movimiento feminista en España?

—Está muy avanzado. Creo que yo siempre he sido feminista desde que tengo uso de la razón. Vengo de una familia -que eso lo descubrí en Argentina en una entrevista pasada- en la que nunca hubo mujeres que estuvieran sometidas a los hombres porque últimamente las mujeres habían sido mucho más ricas que ellos, y una al ser más rica manda más; entonces en mis alrededores, las mujeres eran más ricas, por lo tanto mandaban más que ellos.

—¿Pensás que el feminismo también revolucionó al mundo?

—Sí, porque hoy si le preguntas a una mujer y te responde "no trabajo", tú te quedas pensando, "caray", y es un poco fuerte. Hoy todas las mujeres quieren trabajar, porque no trabajar es aburridísimo.

No le teme a la combinación de colores y ella también hace uso de sus mismas prendas
No le teme a la combinación de colores y ella también hace uso de sus mismas prendas

—¿Cómo sería un día en la vida de Ágatha?

—El año pasado hice 74 desfiles de los cuales 30 afuera en España, entonces imagínate un día en mi vida, es un día de locos. He hecho gimnasia durante mucho tiempo, pero ahora hago poco porque tengo una vida bastante desordenada.

—¿Sos coqueta? ¿Cómo es una rutina beauty de Agatha?

—No soy muy coqueta. Tengo un montón de cremas que me regalan, las uso pero no me da tiempo a terminarlas. Si estoy muy cansada me pongo menos cremas, pero me divierte cada día más, hay que cuidarse pero también tiene su lado divertido.

—Al momento de elegir una fragancia, ¿qué elegís, perfumes intensos o frescos?

—Me gustan más los frescos, me gustan mucho las rosas, el talco. Ya tengo como 40 perfumes con mi nombre. Hubo una época que hice para niños, otra para hombre, que quieren que vuelvan. Argentina para mí es un país muy importante. El producto que mejor me representa a mí acá son los perfumes. Tengo clarísimo el universo que quiero.

—¿Qué deseos tenes para el 2019?

—El 2018 ha sido uno de los años más bonitos de mi vida, extraordinario, un añazo. Espero que este sea igual.

Fotos: Adrián Escándar 

SEGUÍ LEYENDO: