Tom Brady lleva adelante una dieta muy particular
Tom Brady lleva adelante una dieta muy particular

Tom Brady dijo, en reiteradas ocasiones, que su vigencia en el primer nivel de fútbol americano, en parte, se explica gracias a sus peculiares hábitos alimenticios. Acaba de obtener su quinto anillo y ya es considerado por muchos como el mejor de la historia. La estrella de la NFL puntualizó que su dieta es 80% alcalina y 20% ácido. "Mantiene el equilibrio y la armonía a través de mi sistema metabólico", aseguró a Sports Illustrated.

Tanto Brady como su esposa, la supermodelo Gisele Bündchen, cuentan con un chef personal. El cocinero Allen Campbell brindó más detalles acerca de la curiosa dieta de la pareja. Tanto el mariscal de campo como su mujer consumen 80% de verduras y granos enteros y solo 20% en pescado y carnes magras, como pato o ciertos cortes vacunos.

Ni Brady ni Bundchen entran en contacto con azúcar, harina, frutas ni verduras puntuales como tomates, pimientos, berenjenas. Brady tan solo ingiere banana ocasionalmente. En una entrevista, reconoció nunca haber comido una fresa. La grasa necesaria la obtienen del aceite de oliva en los alimentos crudos y el aceite de coco, con el cual Campbell cocina sus alimentos.

Tom Brady Gisele Bundchen comparten la dieta y se la implementan a sus hijos (Getty)
Tom Brady Gisele Bundchen comparten la dieta y se la implementan a sus hijos (Getty)

A su vez, dentro de la ingredientes y alimentos prohibidos entran la sal sódica, la sal yodada, el café, los hongos y los lácteos. En solo muy especiales situaciones, Brady toma alcohol. Todo lo que toca su mesa también debe ser orgánico. "Si no es orgánico, no lo uso", advirtió el chef de la familia.

La pareja busca implementarles sus hábitos alimenticios también a sus dos hijos, Benjamin y Vivian, de tan solo 7 y 4 años respectivamente. La única diferencia entre las dietas de los padres y los niños es la inclusión de la fruta. En el resto coinciden más allá de que varios nutricionistas que analizaron la dieta insisten en que es "incompleta".

Brady, por su parte, el flamante campeón de la NFL, hace caso omiso a los cuestionamientos sobre su dieta. "No creo que puedas ser un quarterback de 39 años en la NFL y comer hamburguesas de queso todos los días. Quiero ser capaz de hacer lo que me gusta hacer durante mucho tiempo".

LEA MÁS: