(Video: Incorrectas, América)

30 años atrás, Meg Ryan sorprendía a Billy Cristal y al público en una genial escena donde la actriz fingía un orgasmo en pleno restaurante, que se vio en la exitosa película Cuando Harry conoció a Sally. Un momento que quedó en la historia del cine mundial y fue una de las más comentada por el público.

Y este martes, en el programa Incorrectas, el ciclo que conduce Moria Casán todas las tarde en América fue el turno de Nora Cárpena, que dejó a sus compañeras y a la propia conductora sorprendidos por semejante actuación al simular un clímax placentero de la tensión acumulada desde el momento en que se inicia la fase de excitación.

Todo comenzó cuando Moria y sus vayainas se preguntaban "¿Las mujeres critican a las mujeres?", vinculado a la publicación que había realizado Carolina Pampita Ardohain durante el fin de semana sobre el bullyng que recibe del género femenino en las redes sociales.

Luego, de un intenso ida y vuelta entre las panelistas, que pasaron por varios temas, hablaron sobre la escenas de sexo en las películas y Moria Casán reveló que los actores de Hollywood tienen una coordinadora, como una coach de intimidad para actuar sin condicionamientos. "Te enseñan a jadear porque son escenas coreográficas", reveló la figura de América.

"¿Se acuerdan de Meg Ryan en la película 'Cuando Harry conoció a Sally'…?,  ¿cómo harías un orgasmo fingido Natalie Weber?", preguntó Moria Casán a su panelista.

"¿A mi… posta…?", preguntó la pareja de Mauro Zarate y no se animó a llevar adelante el pedido de la One. "No me atrevo, pero Nora Cárpena va a saber hacerlo mejor", completó.

Inmediatamente y sin dudarlo, la reconocida actriz puso su profesionalismo y llevó a cabo una simulación que se ganó el aplauso de sus compañeras y de la propia Moria Casán que quedaron sorprendidas por su performance. "Tiembla la Cicciolina con Nora Carpena", llegó a decir el locutor del programa.

El 21 de julio de 1989 se lanzó en Estados Unidos la comedia romántica Cuando Harry conoció a Sally, poco tiempo después, se convirtió en un clásico del género. La actuación de Meg Ryan en el Katz's Deli de la ciudad de Nueva York demostró a todos los hombres que, sí, las mujeres fingen orgasmos.

SEGUÍ LEYENDO