Después de mucho insistir, Marcelo Tinelli finalmente logró la semana pasada que Jimena Barón y su bailarín, Mauro Caiazza, revelaran que están saliendo. Y lo hicieron con un apasionado beso.

El lunes pasado, en la gala de sentencia del Bailando, el conductor quiso saber más sobre su relación y les preguntó si estaban en pareja. Ella se rió y contestó: "No, somos pareja de baile. El beso fue lindo".

En ese sentido, indicó: "Con respecto a que quedé como una acosadora, quiero aclarar que él (por Caiazza) acá tiene un personaje que no es". Él, como siempre que le preguntan por su relación con la actriz y cantante, se limitó a sonreír.

Además, Tinelli le preguntó cómo se saludan a la mañana. Caiazza dijo que solo hablaron para coordinar el horario para ensayar. Pero ella lo dejó en evidencia: "Me dijo 'preciosa'".

"Miente mucho. ¡Yo le avisé que la mentira conmigo está al horno! Yo no miento, es lo único que hago bien", dijo, con humor, Barón. Caizza intentó defenderse: "Yo no miento, ¡no me acordaba cómo nos habíamos saludado!"

Por su parte, Barón le respondió a Gladys La Bomba Tucumana, quien había desaprobado el beso que se dio frente a las cámaras con Caiazza: "El moño con él me lo hago sola, aunque me lo hago sola siempre. Lo único que le puedo decir a La Bomba es que al día siguiente, su hijo (Tyago Griffo) le midió la lengua a Sol Pérez. Entonces, él es Speedy González o fue muy machista su comentario. Si para ella su hijo es un capo y yo soy un gato, estamos en problemas".

SEGUÍ LEYENDO