No es la primera vez que, personificado como Albertito, Álvaro Navia adapta algún tema de la actualidad del país a sus canciones, siempre en la piel de algún cantante famoso.

Sin embargo, más allá del costado humorístico que el artista le imprime a sus letras, se vivió un momento muy emotivo luego de su interpretación en Polémica en el bar, el ciclo que conduce Mariano Iúdica por la pantalla de América.

Esta vez, el humorista eligió hacer de Andrea Bocelli para cantar una canción relacionada con el escándalo de los cuadernos de la corrupción.
"Es un resumen de toda la semana y un mensaje de esperanza para la gente, por los hijos, los vecinos, por los abuelos. Siempre tiene que haber una esperanza, siempre", afirmó antes de comenzar su interpretación de Por ti volaré, uno de los más grandes éxitos del tenor italiano.

"Cuando veo los bolsos y cuadernos
yo me quedo sin palabras
Aunque muchos no le crean
es chofer y justo de Baratta
Estuvo ahí junto a ti,
a Cris
Ellos en su mundo
separados del resto
por un abismo
Oye, llamame
dijo Hilda
esperando la suya
Por ti hablaré
Le dijo Centeno
todo al juez
Al fin del cuaderno
estás tú
Y me arrepiento
Yo por Cris hablaré
Y sabes bien
bolsos llevé
Anoto en cuadernos por fin
Yo me arrepentiré
Cuando cambien todo esto sueño
un horizonte de esperanza
Y yo sé que siempre hay
que seguir, seguir
Haré sacrificios y es por ti
Siempre el esfuerzo lo hago yo
y vos y vos y vos
Por ti lucharé
Espera, no me rendiré
Mi fin de proyecto eres tú
siempre contigo
Yo por ti seguiré
Y por nuestros viejos
yo pelearé
Y por los que vienen después
seguiré", fue la adaptación de la letra.

El final fue acompañado por el aplauso de pie de todos los integrantes de la mesa al grito de "Al-ber-ti-to", "Al-ber-ti-to".

"Estás emocionado. Qué año que tenés, la mejor del año, ¿por qué te emocionaste?", le preguntó Iúdica.

"Primero, por el equipo", afirmó, todavía embargado por la emoción.
"Muy fuerte la letra, muy fuerte", aportó el conductor.

"Pero hay que seguir", sostuvo Navia, y todos estallaron en un "Al-va-ri-to", "Al-va-ri-to".

SEGUÍ LEYENDO