El viernes a la noche siempre predispone para la música, el festejo y la alegría. Por eso, Polémica en el bar, el ciclo que conduce Mariano Iúdica en la pantalla de América, apeló a Waldemar, uno de los tantos personajes de Álvaro Navia, para darle un cierre a tono con la llegada del fin de semana.

Chistes varios, el desfile de Waldemar Models, las chicas que suelen acompañarlo en ese segmento, e imitaciones del juez Oyarbide, Lázaro Báez y hasta una Mona Giménez que distaba mucho de parecerse al cantante cuartetero cordobés, oficiaron de previa para el gran momento de la noche.

Es que luego de agradecer en broma a Waldemar por haberlo llevado a Pasión de Sábado hace ya cuatro años, el conductor Lisandro Carret presentó a la cantante de cumbia Rocío Quiroz, quien hizo bailar a todos al ritmo de su hit Amor de la salada

Hasta Carolina Papaleo, invitada especial del programa en la noche del viernes, se prestó al show poniéndose elementos de cotillón -cual carnaval carioca en una fiesta de casamiento- alrededor de su cabeza y hasta participando con alguna ocurrencia.

SEGUÍ LEYENDO: