El paso de los días y la intervención de los ministros de Seguridad nacional, Patricia Bullrich, y bonaerense, Cristian Ritondo, le dieron más tranquilidad a ella y su familia.

Sin embargo, Natalie Weber aún sufre las amenazas que recibió a partir de la decisión de su marido, Mauro Zárate, de dejar Vélez para transformarse en jugador de Boca.

Así lo contó la propia modelo en la mesa de Mirtha Legrand, donde estuvo como invitada.

"Natalie, yo sé que pasaron momentos muy difíciles últimamente ¿no? Con amenazas", le preguntó la conductora.

"Sí, la verdad que sí, pero bueno, por suerte las cosas ya se fueron acomodando un poco y le agradezco a Cristian Ritondo, a Patricia Bullrich, porque la verdad me contuvieron y me pudieron dar seguridad", respondió ella.

"¿Cuál era la amenaza, que iban a matar a tus hijos? Por pasarse de un club a otro, no se puede creer", afirmó la diva.

"Lo más grave en realidad fue la amenaza de bomba en el colegio de mis hijos, que eso en realidad está en plena investigación", sentenció.

"¿Tu marido había prometido que volvía a Vélez no?", le preguntó Mirtha.

"Sí, mi marido en realidad prometió que volvía si el club lo necesitaba, y en enero Vélez estaba peleando un descenso y él creyó que tenía que cumplir con su palabra, que es lo que hoy le critican, y volvió, peleó el descenso, Vélez gracias a Dios no está corriendo ese riesgo y ahora pasó a Boca. Él en su momento cuando volvió dijo que solamente iba a jugar en Vélez y que agradecía a los otros clubes. Yo creo que se sintieron traicionados por todo lo que la gente salió a decir alrededor y que no se entendió bien cómo fue, pero no fue algo sorpresivo ni de un día para el otro como se dijo. Fue una decisión que realmente costó mucho. Nosotros veníamos de Dubai, y él para venir a Vélez quedó en juicio con el club de Dubai", aclaró Weber.

"¿Individualizaron a los autores?", le preguntó La Chiqui a Cristian Ritondo, también presente en la mesa.

"Se está trabajando, porque no es una sola denuncia, esto lo tramitan en el juzgado federal de San Isidro. Lo que nosotros hemos hecho, tanto Patricia como yo, es rápidamente trabajar sobre la causa, pero proteger a la familia, que es lo más importante. Porque me parece que más allá de lo que se diga o no que una persona porque cambia de equipo de fútbol tenga este tipo de amenazas tengamos que actuar con protocolo para desalojar una escuela…", afirmó el ministro.

"Yo cuando fui a buscar a mi hija había bebés de 40 días envueltos en mantas. Hacía mucho frío y esta amenaza fue cuando mi marido estaba haciendo una nota. Las madres están trabajando, imaginate que si mandan a los chicos a una guardería es porque están trabajando y los bebés estaba en la calle con las mantas, bebés de 40 días", concluyó Natalie.

SEGUÍ LEYENDO: