Su presencia en el living de Pampita Online, el ciclo que la top model conduce por la pantalla de Telefe, tenía más que ver con desmentir los rumores de separación que había circulado sobre ellos.

Sin embargo, la presencia de Natalie Weber y Mauro Zárate ameritaba una referencia a la valiente lucha de ella contra el cáncer.

"La enfermedad de Natalie yo creo que los marcó fuerte y atravesaron momentos difíciles. ¿Cómo fue la compañía de Mauro en esos momentos?", preguntó la conductora.

"Fue muy importante, no sé si yo hubiera podido superar este momento si no estaba con él. Es como que de un momento a otro estás cerca de la muerte y bueno…Me emociono un poco", arrancó ella entre lágrimas.

"Fue muy importante que él esté conmigo y además fue un compañero increíble, me demostró el hombre que es", agregó.

"¿Estuviste asustada?", indagó la ex jurado del Bailando.

"Muy, sí, pensé que me iba a morir. Rocco (su hijo menor) tenía diez meses, pensé que no los iba a ver crecer", expresó.

"Todos los días era levantarse y que te diga esa frase. Y bueno, cuando hicimos el primer control que le salió mal se nos vino el mundo abajo, fue terrible", agregó el jugador de Vélez.

"Claro, fueron dos etapas, porque a mí me detectaron la enfermedad, me hicieron un tratamiento de rayos y me hicieron como una cuadrantectomia, que te sacan como en un pedazo, lo mandaban a biopsia y los márgenes estaban limpios. Los márgenes cuando están limpios quiere decir que te sacan un poco más de lo que está enfermo, lo mandan a ver y si dentro de ese márgen no hay células, o no hay nada que indique que puede haber células, como que con eso ya estaba", empezó a relatar ella sobre el proceso de su enfermedad.

"Hice 35 sesiones de radioterapia y en noviembre el médico me dijo 'bueno, andá tranquila, en marzo hacemos el primer control'. Y yo le decía no, yo me quiero sacar todo porque tengo miedo, al tener 30 años las células se reproducen mucho más rápido y tenés más probabilidad. Lo llamaba de afuera una vez por semana y le decía repetime lo que me dijiste la semana pasada y me decía quedate tranquila, vas a estar bien, de esto no te vas a morir", continuó.

"Y bueno, él en febrero se rompe los ligamentos cruzados, lo operan en Barcelona y tenemos que volver al país, y yo justo en marzo tenía mi control. Y ahí cuando voy, fui re segura, no es que estaba maquinándome ni nada, y apenas la especialista en imágenes apoya el ecógrafo me dice acá hay que punzar, y ahí se me vino el mundo abajo porque además dicen que cuando vuelve la enfermedad es peor, vuelve más fuerte, entonces ahí mi médico me dijo vamos a tener que hacer una vastectomia bilateral", relató.

"La cirugía en sí no fue traumática, se hizo una cirugía grande y dolorosa, pero no me provocaba un trauma", contó.

"No puedo creer que diga que no fue traumática. Es increíble, yo no lo podía creer, a veces los primeros días era levantarse y decir no los voy a ver crecer, y cuando le detectaron la segunda vez es como que agarró una fuerza, le dio para adelante con todo", aportó el jugador.

"Yo le pedí a Dios solamente poder verlos crecer. Rocco tenía diez meses, y yo adentro mío cuando me levantaba decía si yo me muero él no se va a acordar de mí, porque es muy chiquito, entonces eso me mataba", concluyó ella, todavía embargada por la emoción.

SEGUÍ LEYENDO