(Crédito: Santiago Saferstein)
(Crédito: Santiago Saferstein)

Sus comienzos en la actuación fueron “por descarte” hasta que se dio cuenta de que su futuro estaría en las tablas, o mejor aún en un set de filmación. Se perfeccionó, vino de Montevideo a Buenos Aires y aunque los primeros tiempos no fueron fáciles, la consagración le llegó a una edad temprana de la mano de Diosito, en El Marginal: Nicolás Furtado.

A poco de haber estrenado Porno para principiantes habló con Teleshow sobre su llegada al país, sus acertadas caracterizaciones a la hora de componer personajes y su papel en la serie de Diego Maradona.

Película que transcurre en Montevideo en los 80


“Es raro estar gigante en los carteles, pero a la vez está bueno porque quiere decir que tu película está en la calle, que la gente se entera”, dijo el actor de 31 años, acostumbrado a mantener el perfil bajo, sobre cómo es verse en los afiches de la película dirigida por Carlos Ameglio, en la que también trabajan Martín Piroyansky y Daniel Aráoz.

Allí interpreta a Aníbal, un empleado de un videoclub -la película está ambientada en los ’80- fanático del cine, y especialmente del cine porno: “Está por convertirse en productor de una porno, está por cumplir su sueño y convence a Víctor, que es un director de cine, de lanzarse a esta aventura, lo que es inviable para ellos que tienen cero experiencia en el género. Es un intento fallido porque se van metiendo en problemas y ahí esta el humor”.

Nico Furtado estuvo presente en los estudios de Infobae para presentar sus nuevos proyectos


Él y su personaje no se parecen demasiado, y eso es lo que más le divierte: “Es jugar desde la comedia, desde una cuestión física y es gracioso toda la película, hasta cuando se emociona. Es un soñador”.

La historia transcurre en Montevideo, de donde es oriundo Nicolás, así que durante los dos meses de rodaje aprovechó para estar con su gente: “Están mi familia, amigos, mi casa. Me puse al día con todo cuando no tenía que filmar o los fines de semana”.

Del otro lado del río

Furtado llegó al país hace siete años: “Me fui de Uruguay porque no tenía tanto trabajo audiovisuial, que era de lo que quería vivir. Los primeros tiempos fueron duros, no conocía a nadie, paré en la casa de un amigo que me prestó un departamento un mes, después tuve que ir a un hostel y paré en al casa de un compañero que había conocido en un curso de teatro que había arrancado acá. Así hasta que conseguí una garantía para alquilar”.

Nico Furtado estuvo presente en los estudios de Infobae, y contó sus proximos proyectos


“Fue la aventura mas intensa, igual disfruto porque eso es parte de mi vida y es el sacrificio que uno tiene que hacer para conseguir las cosas que quiere”, resumió el actor que apenas arribó al país participó en la tira Dulce Amor, de Quique Estevanéz. “Después de eso me la jugué y me quedé. Salió otra tira, me quedé sin trabajo pero seguí haciendo teatro, estudiando, conociendo mas gente, preparé muchas obras de teatro hasta que apareció lo de El Marginal y me cambió todo”.

Es que un su país, las posibilidades no son las mismas: “Hay teatro y hay buen cine, pero poco, hay obras todo el tiempo pero de ahí a vivir de eso es complicado”, dijo y aunque acá también es “dificil” hay más producciones audiovisuales. ¿Por qué Argentina? “Podía ser España, México, pero acá estoy cerca, era buen negocio y allá voy cada dos o tres meses, depende de qué trabajo tenga, sino vienen ellos, pero estoy en contacto siempre con mi familia”.

Jugársela por Diosito

Sus primeros pasos en la actuación fueron “por descarte” dijo y explicó que de adolescente cuando aún iba al colegio sabía que no quería estudiar una carrera convencional, a la vez que ganaba algún dinero haciendo publicidades. En ese momento comenzó a participar de algunos talleres de teatro y se dio cuenta que su camino iba por ahí: “Me anoté en una escuela, hice la carrera, hice obras hasta que dije ‘voy a hacer esto en serio’".

Luego de un tiempo en Buenos Aires hizo el casting para El Marginal y ya nada fue lo mismo. “Me cambió radicalmente. Hubo un antes y un después. A partir de Diosito empezaron a mirarme mas los directores y productores, a caer proyectos más interesantes y personajes que me gustó interpretar, ahí apareció el laburo fuerte”.

Furtado es consciente de que aunque el prestigio que ganó con el papel es merecido y fruto del esfuerzo, le “llegó a temprana edad” ya que “los personajes más interesantes suelen llegar a partir de los 40”: “Yo tuve la posibilidad de que me conozcan y de hacerlo a los 26 o 27 años cuando hicimos la primera temporada. A partir de ahí me gané el respeto de colegas”.

Para hacer su personaje Nico habló con mucha gente, fue a la villa y a la cárcel: “Fue un trabajo de investigación grande porque valía la pena el proyecto. No sabía que se iba a convertir en lo que ahora es, pero sí que era de calidad, no como cualquier otro, lo encaré de una forma muy profesional desde el primer momento y lo sentía como una oportunidad muy grande que no podía dejar pasar, me la jugué. Fue lo que hice con el personaje, podría haber hecho algo mas esperado y parece que salió bien, no quedarse a mitad de camino, porque estoy jugando al limite de la sobreactuación, es una delgada línea, si hago más me paso y menos queda raro, por esa zona el personaje cobro importancia”.

Para el papel se tiñó el pelo y se puso dientes postizos, para interpretar a Aníbal en Porno para principiantes se puso extensiones y en Educando a Nina interpretó a un cordobés con el pelo de colores, como Rodrigo. “¿Eso tiene que ver con tu forma de hacer los personajes o es también una manera de que no te vean a vos directamente?”, fue consultado y sonrió: “Viene por mis ganas de jugar, disfrazarme, ponerme peluca, desacomodar los dientes, siempre me va a resultar mas divertido que estar mas normal. Hay personajes igual que son mas normales, como en Amor de película (el film con Natalie Pérez que se estrena el 7 de noviembre), es una comedia romántica. Se me va a ver a mí sin caracterización, con mi voz”.

Su papel en Sueño Bendito

El año que viene, y a pesar de las polémicas, se estrenará la serie sobre la vida de Diego Maradona, con producción de Amazon. En la ficción, Furtado interpretará a Daniel Pasarella, compañero del Diez en el Mundial de México ’86, para lo que en las próximas semanas, el actor viajará a la tierra Azteca.

“Me divierte trabajar en otro país”, dijo y al ser consultado sobre su papel, agregó: “A Pasarella lo estudié mucho, miré videos, no voy a una imitación, voy a interpretar al Pasarella que está escrito en estos guiones que se basan en la realidad, pero va a ser Mi Pasarella”.

Cada vez que se estrena una biopic de algún ídolo las “licencias” entre la realidad y la ficción no tardan en hacer ruido, pasó con Luis Miguel, Carlos Tévez o Sandro: “Yo creo que es una serie que va a ver todo el mundo, por lo que él (Maradona) representa no solo en Argentina sino en casi todos los países. Que haya polémica es parte del marketing, le sirve al producto porque la gente va a querer ver y seguro hasta esté contemplado”.

SEGUÍ LEYENDO