Diego Torres y Coti Sorokin
Diego Torres y Coti Sorokin

"Sobre el final, cuando ya tenían el disco terminado, los capos de la compañía le dijeron a Cachorro (López) que estaba faltando un tema. Y era cierto, todos sentíamos algo similar. Tenés que sentir que hay tres o cuatro canciones fuertes, como para salir a mostrarlo con seguridad. Si eso no pasa, es una pesadilla. Ahí es cuando Cachorro me llama y me dice: '¿Te acordás de ese estribillo que me cantaste una vez por teléfono?'. Durante la grabación no le habíamos dado bola, porque era un estribillo nomás. Pero ahora lo necesitábamos, así que me fui al estudio y empezamos a trabajar", contó alguna vez Coti Sorokin sobre cómo crearon el tema "Color esperanza" para cerrar el álbum Un mundo diferente de Diego Torres.

El disco salió a la venta en noviembre del 2001 y aunque el contexto económico del país no era favorable, se convirtió en un éxito inmediato. Los temas principales eran "Que no me pierda", "Perdidos en la noche", "Quisiera" y por supuesto, "Color Esperanza".

Saber que se puede querer que se pueda
Quitarse los miedos sacarlos afuera
Pintarse la cara color esperanza
Tentar al futuro con el corazón

A 18 años de su estreno, la paz y tranquilidad que transmite la canción, se transformó en la calma que antecede al huracán, o al menos para sus protagonistas. "(Diego  Torres) Hizo infinidad de entrevistas diciendo o dando a entender que él la había escrito ("Color esperanza"), y hablando de cómo, dónde y por qué la había escrito. Solo tienen que googlear y encontrarán cientos de ellas. Y me cansé. La canción la escribí con Cachorro López. Lo conté infinidad de veces", dijo Coti.

Diego Torres, "Color Esperanza"

El disparador, una entrevista que el también actor brindó al diario La Vanguardia de España en la que le preguntan por el éxito del tema y responde: "Los éxitos no hay que entenderlos, hay que disfrutarlos. Hay que tratar de no volverse loco y tampoco luchar contra ellos. Para mí haber hecho esa canción jamás fue una presión sino una bendición".

"Nunca me apropié de forma exclusiva de la autoría de la canción 'Color esperanza'. Mi aporte a la letra fue reconocido por ambos autores y así compartimos entre los tres: Cachorro López, Coti y yo la autoría de la canción", aclaró en respuesta a Sorokin.

Coti, que además escribió éxitos para Paulina Rubio o Julieta Venegas, entre otros intérpretes, había contado a Rolling Stone sobre el proceso de creación del hit: "Él (Cachorro) tenía una melodía para una estrofa, y cuando la escuché, le dije: 'Che, esto acá pega perfecto'. Me llevé ese rompecabezas a mi casa y le escribí la letra. Tenía el concepto de 'querer que se pueda, porque creo que había algo de eso flotando en el inconsciente colectivo de la época, y también como catarsis personal".

El tema se grabó en septiembre del 2001 en estudios de Buenos Aires, Madrid y Miami y el video fue dirigido por Nahuel Lerena y Eduardo Pinto. El clip le valió a su intérprete un premio Gardel a Mejor Video Musical y una estatuilla en los MTV Video Music Awards.

Tres años más tarde el hijo de Lolita hizo un MTV Unplugged donde repasó éxitos como "Deja de pedir perdón", "Tratar de estar mejor", "Sé que ya no volverás", "Usted" con Vicentico como invitado y el ya reconocido para ese entonces "Color esperanza".

Con 4 minutos y 19 segundos de duración, la canción logró transformarse en un himno de alegría en un momento del país complicado, pero también en el mundo: "Sé que las ventanas se pueden abrir. Cambiar el aire depende de ti. Te ayudará vale la pena una vez más".

La canción alcanzó su nivel máximo de popularidad cuando en mayo del 2003 Diego Torres la interpretó ante el papa Juan Pablo II y millones de personas en vivo (y para el mundo entero a través de televisión) en la visita del Sumo Pontífice a España.  Los organizadores del evento habían dicho que eligieron la canción porque resumía el espíritu positivo de la juventud.

Diego Torres cantando "Color esperanza" ante Juan Pablo II

Aquel momento marcó un antes y un después no solo en la historia de la canción, sino en la carrera de Torres que tuvo la oportunidad de mostrarse al mundo. Hasta ese momento, solo un argentino había podido cantar ante el Papa, tres años antes Luciano Pereyra había entonado "Solo le pido a Dios" en la plaza San Pedro.

"La gente la hizo canción bandera en situaciones muy difíciles que empezaron en Argentina y se trasladaron a los conflictos de Colombia, de España, de Venezuela, de México y ahí es que me invitaron al encuentro de jóvenes para cantar, me avisaron justo el día del primer cumpleaños de mamá sin ella", recordó agradecido muchos años después el ex Banda del Golden Rocket. 

En febrero de este año Torres cantó ante miles de personas el tema en el Venezuela Aid Live en Cucuta (en la frontera entre Venezuela y Colombia). Aquel gesto no le gustó nada a Coti, que se manifestó a través de las redes: "Partidos políticos de todos lados y colores me han ofrecido cientos de miles de dólares para usar 'Color esperanza' en campañas. Nunca acepté, siempre me negué incluso en momentos que los necesitaba mucho".

"La situación en Venezuela es muy delicada. No siento legítimo ningún bando la verdad. Ojalá haya elecciones pronto para que la gente pueda votar libremente y poder elegir. Que se vaya Maduro pero que no entre (Donald) Trump con sus amigos. Por eso no estoy de acuerdo con que hayan usado hoy mi canción", agregó, y dijo que las canciones no se vendían y que eran de quienes las escribían, de sus hijos y nietos, tal vez anticipando la polémica que se generó días atrás.

SEGUÍ LEYENDO