Soda Stereo cerró los 80 como una banda consagrada, en la cúpula. Y lejos de quedarse en ese lugar donde todos se la creen, el cambio de década les sentó muy bien a Gustavo Cerati, Héctor "Zeta" Bosio y Charly Alberti. Fueron teloneros de Tears for Fears en el Derby Rock Festival de Vélez, lanzaron Canción Animal, su sexto álbum, y cerraron 1991 con un show para 250.000 personas en la avenida 9 de julio. Ese año fue un punto de inflexión para el power trío, y en especial para su líder.

Más allá de los éxitos, Cerati comenzaba a delinear nuevos proyectos musicales en paralelo a la banda: grabó junto a Daniel Melero Colores Santos (1992), meses antes de que Dynamo llegara a las disquerías. Para esos días, la industria del vinilo en la Argentina comenzaba a despedirse y el cassette daba paso al incipiente CD. En medio de esa revolución digital, viabilizada por la globalización y la convertibilidad, el frontman de Soda Stereo colaboró con distintos artistas, tanto en la producción, arreglos como en la grabación de canciones y shows en vivo.

Oriundos de la zona sur del conurbano bonaerense, Los Brujos se abrieron paso en el under con una impronta que combinaba elementos psicodélicos, trajes inconfundibles y shows cercanos a una performance, en el que cada integrante representaba a un personaje creado por ellos. A pulmón, como la mayoría de las bandas que arrancan, lograron ganarse un lugar en el rock nacional. Grabaron su primer álbum allá por 1991 en los estudios Aguilar, con la producción de Melero. Entre otros temas, ese LP incluyó el hit Kanishka, La Tía Marcia y Fin de semana salvaje, canción que le da nombre al disco y en la que participó Cerati.

Cerati y Los Brujos en la presentación de Guerra de Nervios en Dr. Jeckyll (Crédito: Virginia Andrada)
Cerati y Los Brujos en la presentación de Guerra de Nervios en Dr. Jeckyll (Crédito: Virginia Andrada)

"Fue una sorpresa porque estábamos grabando el primer disco y Melero nuestro productor nos dice: 'Lo invité a Gustavo, para que venga a tocar de invitado. ¿Supongo que no les molesta'. No sabíamos si nos estaba diciendo la verdad o si nos estaba haciendo una broma. Mientras grababa unas bases en el estudio, lo veo entrar en el control. Apareció Gustavo y tuvo la mejor. Grabó guitarras en Fin de semana salvaje: tiró dos tomas y lo que se escucha en el disco es lo que grabó. Ese fue el primer maravilloso encuentro con él", recordó Fabio "Rey" Pastrello, guitarrista de Los Brujos, hoy bajo el seudónimo "Huinka".

Después del lanzamiento del primer álbum, en 1992, el líder de Soda Stereo acompañaría a la banda en la presentación del disco en El Ángel. Los Brujos y Cerati tocaron juntos Yo caí por tu amor, La bomba musical y el ya mencionado Fin de semana salvaje. "De todos los equipos que teníamos, habíamos reservado el mejor para Gustavo. Pero él llegó y dijo: 'Yo traje este pedal -un Sansamp, pionero para la época – y toco con esto. No se hagan drama´. Nos encontramos con una persona humilde y abierta. Para nosotros fue un honor, un orgullo, un placer, todo, porque admirábamos su sonido, era uno de nuestros ídolos y de repente, lo tenía tocando a mi lado", enumeró Pastrello.

Cerati, Andrea Álvarez y Sharly Demonio con Los Brujos en Dr. Jeckyll (Crédito: Virginia Andrada)
Cerati, Andrea Álvarez y Sharly Demonio con Los Brujos en Dr. Jeckyll (Crédito: Virginia Andrada)

Meses antes del nacimiento de Benito, su primer hijo, Cerati lanzó su primer álbum solista Amor Amarillo (1993). En esos días, Los Brujos grabaron San Cipriano, su segundo álbum que también produjo Melero. Esta vez, el líder de Soda Stereo no participó del trabajo discográfico de la banda del sur del GBA. Pero como la vida siempre vuelve a dar nuevas chances, una vuelta más, el guitar heroe argentino colaboraría en el próximo trabajo discográfico de Los Brujos.

"Siempre mantuvimos relación con él, siguió. Recuerdo una fiesta privada en la que se celebraban los 365 números del suplemento del diario Clarín. Estaban todos: Charly, Juanse, Gustavo y también estábamos nosotros, que éramos de los más pibitos. Había un escenario para zapar. Gustavo se acercó y nos invitó a tocar con él. 'Vamos a hacer temas de ustedes', me dijo. Siempre fue muy generoso con nosotros", compartió Enrique "Quique" Ilid, hoy encarnando a "Meeno".

En 1995, antes de que Sueño Stereo fuese editado, Gustavo Cerati colaboró en Guerra de Nervios, tercer álbum de Los Brujos. Grabado en el estudio El Pie de Villa Urquiza, el guitarrista de Soda Stereo participó en El detonador, Tónico para soñar I, Tónico para soñar II, Tónico para soñar III y Reina en las Nieves. El recorrido de esta canción está ligado a lo más intimista de Los Brujos con una creación tan brillante como poco conocida de Cerati.

Fin de Semana Salvaje (Epic Records, 1991) y Guerra de Nervios ( Sony Music, 1995), los discos de Los Brujos en los que colaboró Cerati
Fin de Semana Salvaje (Epic Records, 1991) y Guerra de Nervios ( Sony Music, 1995), los discos de Los Brujos en los que colaboró Cerati

Tras haber participado en un festival del Nuevo Rock Argentino, una radio de Córdoba invitó a los integrantes de Los Brujos a grabar un spot para la emisora en un estudio en las sierras. En ese contexto le dieron forma al primer boceto, al demo de Reina en las Nieves. "Recuerdo que venía el técnico a caballo y así nació ese tema instrumental. Ya en Buenos Aires,  vino Gustavo, le pusimos el tema y empezó a tocar. Hay un montón de guitarras que él grabó que quedaron en el disco. El tema fue tomando otra dirección porque las guitarras que él hizo tomaron el carácter de lead. Es un gran tema que, en algún momento, tocaremos en vivo nuevamente", se comprometió Pastrello.

Los Brujos presentaron Guerra de Nervios en Dr Jeckyll -anteriormente conocido como Prix D'mi- y volvieron a contar con Cerati entre los músicos invitados. "Tocar con Gustavo te mete un poco de responsabilidad, pero por otro era algo para disfrutar: poder compartir música con alguien a quien ibas a ver desde chico. Él era un tipo abierto, venía a nuestras pruebas de sonido. Ni hablar lo súper profesional que era", destacó Ilid.

Daniel Melero, Cerati y Los Brujos en el camarín de Dr. Jeckyll (Crédito: Pablo Guiñazú)
Daniel Melero, Cerati y Los Brujos en el camarín de Dr. Jeckyll (Crédito: Pablo Guiñazú)

Un año después de El Último Concierto (1997) y el "Gracias totales" que Gustavo Cerati inmortalizó, Los Brujos se separaron en 1998 y  los  integrantes llevaron sus hechizos a distintos proyectos musicales. El guitarrista Gabriel Guerrisi tocó en Juana La Loca y El Otro Yo;  Illid colaboró con Francisco Bochatón; Alejandro Alaci  fundo Electrón junto a Javier Belziti; Ricky Rúa -falleció en 2014 – tocó la batería en El Otro Yo; y Pastrello formó San Martín Vampire junto a Sergio Pángaro y Rudie Martínez, Adicta, banda en la que cantaba Adrián "Toto" Nievas y Fanfarrón junto a distintos músicos.

En paralelo, la caravana creativa de Cerati siguió su prolífico camino: Bocanada (1999), 11 episodios sinfónicos (2001), Siempre es hoy (2002), Ahí vamos (2006), la gira Me veras volver junto a Soda Stereo y Fuerza Natural (2009). Al finalizar el show de este último tour, el 15 de mayo de 2010, Cerati sufrió un ACV. Trasladado en avión sanitario luchó por recuperarse, en la clínica FLENI, primero; y en la clínica de rehabilitación integral ALCLA. En todo momento estuvo acompañado de su familia, en especial de su madre, Lilian Clark, su hermana Laura y sus hijos y sus seres queridos. El músico falleció el 4 de septiembre de 2014 a raíz de un paro cardiorespiratorio. Desde ese momento, el dolor se transformó en recuerdo. Todo se cubrió con un crema de estrellas y, si se presta atención, un ángel eléctrico puede verse a orillas del lago en el cielo.

El arte de tapa de Pong! (2014), cuarto disco de Los Brujos
El arte de tapa de Pong! (2014), cuarto disco de Los Brujos

Casi de manera fortuita, Guerrisi encontró una grabadora a cinta y, para su sorpresa, ésta contenía canciones que Los Brujos habían grabado en los 90. Ese fue el germen de Pong! (2015), cuarto disco de la banda. "Encontramos bases que teníamos grabadas, en las que "Gabo" Manelli – fallecido en 2008- tocaba el bajo. Les dimos forma y así empezó todo. El nombre surgió de la nada, no sabíamos que existía un videojuego llamado así", explicó Pastrello sobre el material que la banda presentó en el Teatro Vorterix.

Desde entonces, Los Brujos volvieron  a tocar con un sonido renovado. Así fue que los convocaron para hacer de las suyas en un festival realizado en el Salón Sinfónico de la Usina del Arte. Al término de su presentación les entregaron las canciones en formato multipista y esto, meses de edición mediante, devino en Brujotecnia (2018), un disco en vivo con en clave electrónica, de versiones más experimentales de su repertorio.

Brujotecnia (2017), álbum de Los Brujos grabado en la Usina del Arte
Brujotecnia (2017), álbum de Los Brujos grabado en la Usina del Arte

Hoy, a cinco años de la muerte de Gustavo Cerati, Ilid sigue pensando que todo se trata de una broma macabra, algo que no puede ser real, otra parte de la historia. "Aún hoy no puedo creer lo que sucedió. Es algo que (creía) a él no le podía pasar, me sigue pareciendo extraño. Me quedo con la suerte de haber podido compartir charlas, estudio, shows con él, más que la idea de homenajearlo", concluyó.

Seguí leyendo: