Victoria Xipolitakis junto a Javier Naselli, al recibir el alta tras el nacimiento de su hijo (Foto: Verónica Guerman / Teleshow)
Victoria Xipolitakis junto a Javier Naselli, al recibir el alta tras el nacimiento de su hijo (Foto: Verónica Guerman / Teleshow)

En la noche del miércoles Victoria Xipolitakis denunció a su marido, Javier Naselli, en la Unidad de Violencia de Género situada sobre la Avenida Las Heras. La modelo se acercó junto a su hijo de ocho meses, Salvador Uriel, dos acompañantes y también su abogado, Fernando Burlando, para prestar declaración sobre un episodio que habría sufrido horas antes en su domicilio. Con intervención de la Fiscalía Penal Contravencional y de Faltas 12 de la Ciudad de Buenos Aires, se abrió un sumario por lesiones leves y maltrato.

Según consta en la denuncia, Vicky -que declaró durante más de dos horas- aseguró que Naselli ya la había agredido en otras oportunidades, tanto verbal como psicológicamente. Y que en la tarde de ese miércoles, mientras estaba en su departamento con su bebé y dos amigos, Naselli la habría insultado a los gritos. Según su relato, cuando buscó retirarse, procurando evitar los agravios, el empresario la habría empujado para luego tomarla del cuello.

"Vicky está alterada, muy mal y con mucho dolor en la clavícula", le dijeron a Teleshow desde el entorno de la modelo. Esa misma fuente dio cuenta de otro episodio que, de acuerdo a este relato, no quedó registrado en la denuncia porque sucedió cuando Xipolitakis regresó a su casa tras haber radicado su acusación en la fiscalía. Al parecer, Naselli habría cambiado la cerradura del inmueble ubicado sobre Marcelo T. de Alvear, en Barrio Norte, llevándose consigo pertenencias de la vedette. En ese momento Victoria estaba acompañado por un agente policial, y debió esperar más de una hora hasta que un cerrajero consiguió abrir la puerta de entrada.

Burlando ya solicitó una restricción perimetral para el empresario, quien por estas horas se hospeda en un hotel en la zona. Además de la custodia policial permanente y de un botón antipánico que ya está en poder de Vicky, el abogado le pedirá a la Justicia una tobillera electrónica para Naselli, procurando evitar un eventual acercamiento del banquero.

Después de declarar en contra de su marido, Vicky Xipolitakis se negó a hablar con los medios (Video: "Involucrados", América)

Desde el estudio del abogado aseguran que "el divorcio es casi un hecho" y que si bien la pareja está casada en Estados Unidos, intentarán que el trámite se realice en la Argentina. Se impondrá entonces una división de bienes y un juez deberá implementar un régimen de visitas para que el empresario pueda ver a su hijo sin tener contacto con Xipolitakis.

"Vicky sigue muy conmocionada. La situación fue un escándalo. Ella es víctima del síndrome de la mujer golpeada. Pero esto fue más fuerte: hubo manotazos y está lastimada. El médico legista ya los constató", concluyeron allegados a Xipolitakis.

La modelo y Javier Naselli se casaron en secreto el 14 de febrero de 2018. En diciembre de ese mismo año nació Salvador Uriel. Semanas más tarde de haber dado a luz a su primer hijo, Vicky hizo una llamada al 911 pidiendo auxilio para que se llevaran a su marido. Pero luego no radicó denuncia alguna y a los días se reconciliaron.

En febrero de 2019 Xipolitakis y Naselli celebraron su primer aniversario renovando sus votos. "Pensé que no llegaba", se sinceró en ese entonces, y aseguró, en referencia al episodio de principios de este años, que Naselli "no es una mala persona", sino que ellos dos son "muy diferentes". "Pero todos los días trato de apostar a la pareja", advirtió.

El llamado de Victoria Xipolitakis al 911 en diciembre de 2018

SEGUÍ LEYENDO