Lunay (Instagram)
Lunay (Instagram)

Nombre completo: Jefnier Osorio,

Fecha de nacimiento:  4 de octubre de 2000

Nacionalidad: Puerto Rico

Seguidores en Instagram: 3,9 millones

Cuando era niño todo indicaba que su futuro estaría en el fútbol. Sin embargo, fue justamente en un vestuario donde se dio cuenta que su pasión era la música. Hoy, a los 18 años y luego de haber cantado con Daddy Yankee y Bad Bunny, se perfila como una de las promesas de la nueva generación de cantantes de reggaetón: Lunay.

Lunay, en Teleshow

"Empecé detrás del telón haciendo freestyle e improvisando y me llevé una sorpresa, el éxito me llegó bien rápido gracias a Dios", dijo en diálogo con Teleshow el cantante que el próximo 18 de septiembre hará su primer Gran Rex, sobre cómo arrancó su camino en la música.

"Jugaba al fútbol  alrededor de los once o doce años y estuve mucho tiempo en la travesía del deporte, pero hubo algo que me llenaba más que era la música y me dio muchas bendiciones", dijo Jefnier, que por aquellos años solo se animaba a improvisar temas en las previas de los partidos con sus compañeros.

Un día decidió cambiar y dedicarse de lleno al arte. El camino no fue fácil: "Siendo tan joven uno experimenta muchas etapas de la vida y cambiar de algo que conocía a algo nuevo y que me decían que era duro y difícil fue complicado, pero doy gracias a Dios que me puso en el camino a mi equipo de trabajo y estamos hoy cosechando éxitos y trabajando fuerte".

Aunque su papá era baterista y hacía canto y percusión en la iglesia a la que iban, nadie antes en su familia se había animado a dedicarse de manera profesional a la música. A pesar de la incertidumbre del nuevo camino, su gente lo acompañó de manera incondicional: "Me apoyaron, solo en un momento dijeron 'mi hijo quiere ser esto y nadie lo fue', es difícil porque los padres quieren que sus hijos sean abogados, pero los hijos tienen que hacer lo que sienten en su corazón y yo sentí que quería ser artista".

"Es algo bien grande cuando le pides a Dios y te da algo bien bonito porque tengo 18 años y es una bendición. Lo digo para que todos los jóvenes se motiven y no se rindan, si tengo 18 y estoy logrando esto, ellos también", agregó, con una sonrisa.

"Soltera", Lunay, Daddy Yankee y Bad Bunny

Lunay grabó el tema "Soltera" con Daddy Yankee. Al día de hoy, el video tiene más de 166 millones de reproducciones, número que sube de manera exponencial. Ese  trabajo marcó  un antes y un después en su carrera y también en su vida: "Las convocatorias fueron lo mejor que me ha pasado, que un joven de 18 con uno de carrera, recibiera esta noticia, para mi es algo bien grande".

Al ser consultado sobre cómo cambió su vida a partir del clip, eligió la palabra "drástica" y explicó: "Yo era un joven que simplemente tenía sueños en su corazón y su mente y metas trazadas, hacer ese video es algo  bien grande. En el día a día uno no tiene la vida que solía tener pero estoy agradecido porque es lo que quise y cada sacrificio tiene su recompensa. Me costó porque soy un niño,  tengo 18 años y es difícil para un joven que un día lleva una vida normal y al otro día es famoso".

Pudo terminar el colegio, pero después, dado su trabajo, tuvo que crecer de golpe: "Brinqué a una etapa de adulto antes de tiempo. Hoy mis amigos  ni se lo creen porque saben que tuve ese sueño en la escuela y mucha gente no creía en mí, gente que no tuvo esa visión y que logre lo que quiero, es un logro para mí y para las personas que me apoyan".

Lunay, con Teleshow

"Era un niño de mi casa", dijo sobre su día a día antes de cosechar millones de seguidores y su hobby principal era fútbol. Hoy, en cambio, cada minuto que tiene libre lo usa para visitar a sus papás y tres hermanos (un varón mayor y dos mujeres menores): "Tenemos tiempo limitado, así que hay que absorber la energía", dijo el músico que aunque vive solo, siempre se mantiene en contacto con los suyos.

Solo 48 horas en Argentina le bastaron para declararse fanático del asado, aunque aún le faltan probar las empanadas y el mate, cosa que seguramente hará en su próxima visita en septiembre: "De acá sabía todo, sobre la comida, las parrillas, la gente, el carisma que tiene los fanáticos y quienes viven aquí", dijo, consciente de que llenar un Gran Rex es un honor, y redobló la apuesta: "Que sea lo primero es una bendición, vamos por mas, quiero Luna Park, ¡todo!".

Para cerrar, se refirió al cambio que hubo en los últimos años en el género del reggaetón en relación con la mujer: "Hay un camino y sigue,  la música ha limitado que se hable mal de ellas, estamos haciendo lo correcto para que todas se sientan identificadas, a gusto con las letras y el ritmo. Para brillar  no hay que hablar mal de ellas, simplemente exaltarlas y darles su lugar".

SEGUÍ LEYENDO