María Julia Oliván compartió un video en las redes sociales de su hijo Antonio, de casi tres años, en su primer día de clases y mostró un gesto del pequeño que la emocionó y "alimentó su esperanza".

El nene, fruto de su relación con su marido Ariel Straccia, fue diagnosticado con un trastorno del lenguaje que lo involucraría dentro del espectro autista, es por eso que para asistir a clases tiene que hacerlo con un acompañante: "Cuando el colegio me dijo que la necesitaba, no fue fácil. Me dolió entenderlo pero ahora sé que es lo mejor para su continuo avance", escribió ella en Instagram.

En la red social además compartió un video del pequeño en el acto escolar de inicio del ciclo lectivo y contó: "Hubo un show, la que habla de fondo es Pili, la bella amiga de Tony que ama sus rulos, '¿por qué Antonio riega las plantas, por qué no está sentado?', preguntó con lucidez. Yo, nerviosa, lo miraba y lo grababa. 'Es largo de explicar' le dije a Pili".

"Mi nene no le estaba prestando atención a la historia de la música que planteaban las payasas, mi hijo no permanecía como los demás toda la hora sentado siguiendo las consignas. Pero, ¿saben qué? Además de payasos y música, en el fondo del telón había unas plantitas que él supuso que eran de verdad. Y a las plantas se las riega para que crezcan fuertes y hermosas. Como a los hijos, ¿no? Así que mientras los amiguitos disfrutaban, él se quedó en el frente viendo dónde sentirse cómodo en la búsqueda constante de su espacio y de su tiempo. Que es diferente al de los demás. Vio la planta y la regó", siguió su relato la periodista.

El gesto la conmovió de inmediato y contó: "En medio del cansancio y el abatimiento de las terapias y de explicar mil veces cómo es mi hijo, Antonio me tapó la boca. Alimentó mi esperanza como a la planta rosa, ésa que estaba debajo del teatro de títeres. Y me recordó que ser distinto puede ser muy poético e inspirador", cerró su posteo.

María Julia siempre comparte los logros de su hijo en las redes sociales y sus emotivas palabras, en las que refleja su amor de madre, logran conmover a sus seguidores: "Y ahora cuando lo duerma le voy a decir al oído lo mismo que todos los días, los que no hace caso ni come frutas también. Le voy a decir: 'Estoy muy orgullosa de vos, mi amor, porque estás logrando todo lo que te proponés'.  Él se ríe, me mira fijo y me pone la oreja cerca de la cara para que le dé un beso. ¿Qué quieren que les diga? Hay un programa mejor que éste? Creo que no", había escrito hace unas semanas.

Oliván había contado hace un tiempo en su programa de radio que Antonio tiene un trastorno en la comunicación y el lenguaje que lo involucraría dentro de la condición del espectro de autista. Desde que lo diagnosticaron, tanto ella como su pareja se dedicaron de lleno a acompañarlo, estudiaron e hicieron talleres para informarse sobre el tema: "Saber cómo ayudar a lo que más querés en el mundo. Y cuando lo podés ayudar… bueno, ¡es una fiesta! Eso nos pasa".

Esta semana, en diálogo con Teleshow, Mauro Szeta contó que su nieto (hijo de la hija de su esposa) diagnosticado con Asperger (un trastorno que también se ubica dentro espectro autista) tiene que empezar primer grado en una escuela integradora a la que irá con un acompañante, pero que no consigue institución que lo reciba.

"Fue a sala de cinco a un colegio donde nos dimos cuenta con el tiempo de que lo destrataron y no estuvieron al alcance del trastorno que tiene, le recortaron la jornada laboral de cuatro a dos horas. En otro colegio nos dijeron que tenía vacante para empezar primero. Nos tuvieron cuatro días entusiasmados con que el lugar estaba, con lo cual dejamos de buscar en otras escuelas, con vistas a empezar el año. Pero nos dijeron que Luca no podría ir que habían recibido el diagnóstico de la institución anterior diciendo que era un chico agresivo", relató el panelista de Cortá por Lozano.

"Estamos boyando, por culpa de la negligencia, el maltrato, el destrato y la humillación no pudo empezar las clases", cerró Mauro, mientras él y la familia continúan la búsqueda de colegio.

SEGUÍ LEYENDO