Si algo hubo en estos 30 años de VideoMatch / ShowMatch fueron latiguillos. Muchas veces en ellos se sostenía el éxito de un chiste, o incluso de toda una temporada. ¿Quién no escucha por ahí alguien que dice: "A mí me gustó el año del Heavy Re Jodido", o "Extraño la época del '¡Rompé Pepe, rompé!"?. Si bien es imposible recordarlas todas –el ejercicio es como sacar pañuelos de mago de una manga infinita– acá van algunas de las más recordadas.

"Me tomo un agaromba… ¡y todo me chupa un huevo!"
Fernandito, el personaje de Alacrán

(Video: Youtube)

Rubio, de anteojos, siempre de traje. Furor del año 1997. Era un tipo al que le podía pasar de todo, pero siempre tenía un remedio bajo el brazo: tomarse una agaromba. Era una pastilla que lo hacía olvidar de los problemas. Le robaban, lo fajaban, lo engañaban… pero Fernandito, con un optimismo insoportable, terminaba siempre igual: "Me tomo un agaromba… ¡y todo me chupa un huevo!".

"¡Rompé Pepe!" y "Osooo"
Leo Rosenwasser

Son dos recuerdos aparte que ameritan su propia nota, pero son de las frases más recordadas. "¡Rompé Pepe!" es de las cámaras ocultas. Leo, caracterizado de obrero, le informaba a un vecino que tenía que reparar algo en la verdad o directamente. Y ante la reacción atónita de la víctima, gritaba: "¡Rompé Pepe, rompé!".

El Oso era un personaje sencillo y efectivo. Rosenwasser hacía como que iba a saludar a alguien y en el último instante le quitaba la mano, al tiempo que le decía: "¡Osoooo…!". Era imbatible.

"¡Aquíííí Pekerman!"
Diego Korol, con Pablo Granados y Pachu Peña

(Video: Youtube)

Pablo y Pachu se hacían pasar por empleados de una empresa de luz. Encontraban a una víctima de sus bromas y le decían que debía cortarle la electricidad en su casa. Pese a las protestas y los reparos de ocasión, la acción era inevitable… salvo que llamara Pekerman. Y entonces, sucedía: ¡llamaba Pekerman! "¡Aquíííí, Pekerman!", se escuchaba por el handy. Era la voz de Korol, que volvía loco a quien estuviera del otro lado, haciéndole creer que le estaban por cortar la luz.

"¿Le gustóóóó o no le gustó?"
José María Listorti en El Jugo Loco

Era una de las cámaras ocultas furor a fines de los 90. José María se paraba en un supermercado y ofrecía un jugo horrible como si fuera una promoción. La gente lo probaba, y el lanzaba su característico y bizarro: "¿Le gustóóóó o no le gustó?". Era el chiste que todo adolescente repetía en el colegio ante cualquier situación.

"Esssstá bien"
Larry de Clay

Fue la época en que el programa terminaba todas las noches con El Show del Chiste. Allí entraban siempre muchos personajes, y el último -el teórico especialista en contar chistes- era Larry de Clay. Su gracia era que contaba chistes malísimos, pero se defendía a sí mismo. Cuando un chiste era demasiado malo, salía el "¡Essssstá bien!" y todos reían igual. Era de algún modo la frase que evidenciaba la impunidad con que contaba.

"¡Andáááá!"
Diego Perez y El Insoportable

(Video: Youtube)

Junto a Listorti, entrevistaban a alguna figura. Y Pérez era un pesado que discutía todo: criticaba, burlaba al entrevistado (llegó a hacerlo nada menos que con Diego Maradona). Uno de sus latiguillos -que fue furor- era el "¡Andáááá!", cuando quería desacreditar a alguien o algo que había dicho.

"Gracias Marcelo…"
Sebastián Almada

Época de cámaras ocultas. En este caso, a alguna modelo famosa le decían que iba a conducir el piloto de un programa. Los invitados eran los miembros del equipo de VideoMatch. Sobre el final, Almada hacía su gracia: anunciaba que iba a mostrar en exclusiva una nueva canción y tocaba eternamente: "Gracias, gracias Marcelo… por ser como sos. Gracias, gracias Marcelo…", y así. Todo lo mismo, por muchísimos minutos. La canción era tan mala que terminó por convertirse en un hit.

Las frases de Marcelo

Ya no lo dice (o no siempre) pero durante años terminó el programa siempre igual, con su clásico "¡Chau, chau, chauuuu!", alargando y afinando la última u. Y antes, al comienzo, también tenía su latiguillo: "¡Buenas noches, América!".

"Carna, ¡clink!"
Carna

(Video: Youtube)

Entrevistaba famosos y les pedía que en la mitad de la entrevista lo nombraran mucho, dijeran su nombre porque quedaba bien. Entonces, cuando finalmente lo nombraban, Carna giraba la cabeza rápidamente, miraba a cámara con una sonrisa y sonaba el "¡clink!" característico. Como muchas veces, no tiene demasiada explicación. Pero era gracioso.

"Una jodita para Tinelli"

Así era como terminaban las cámaras ocultas, pero la frase se volvió un dicho popular para desactivar todo tipo de bromas. La gente empezó a decirla en situaciones cotidianas:  "Era una jodita para Tinelli" o "Era una jodita para VideoMatch". Con el tiempo se dejaron de hacer las cámaras, pero la frase sigue siendo usada por millones de argentinos.

"¿Dónde vamo'? Deneeecho"
El Tonto y Retonto, de Freddy y Campi

(Video: Youtube)

Tenían que ir siempre a la casa de la Nona Polola. entonces se tomaban un taxi y le decían al taxista… que iban a la casa de la Nona Polona. ¿Dónde es eso? Le preguntaba el chofer. "Denecho, todo denecho", era la repuesta, con golpe al asiento incluido. Y así durante todo el viaje. Fue tal el furor que Fredy y Campi hasta viajaron a Madrid para hacer la cámara oculta con taxistas españoles.

SEGUÍ LEYENDO