Nicolás Cabré y Laurita Fernández (Foto: Instagram/holasoylaurita)
Nicolás Cabré y Laurita Fernández (Foto: Instagram/holasoylaurita)

Se instaló en las últimas horas un debate televisivo acerca de Laurita Fernández y su opinión sobre el formato del Bailando, del que ha participado hasta llegar a ser jurado. "Muerde la mano que le dio de comer", dijeron este martes por la mañana en el programa de Ángel de Brito. Pero lejos de la polémica, la protagonista de Sugar solo tiene -hasta ahora confirmados- proyectos de teatro, y dice que nadie la llamó para el programa que conduce Marcelo Tinelli. 

Pero Teleshow puede anticipar en exclusiva que Laurita hará una comedia en calle Corrientes y nada más ni nada menos que junto a Nicolás Cabré, su novio, a quien justamente conoció sobre el escenario.

El proyecto lo producirán Adrián Suar, Nacho Laviaguerre y Diego Romay para el teatro Lola Membrives y se trata de la comedia El departamento -título tentativo pero el que más gusta en el equipo- basado en Piso de soltero, que fue una película con Jack Lemmon. El nombre de la obra que actualmente prefieren es más neutro, para que sea "unisex", ya que la marquesina los tendrá a ambos a toda orquesta.

Nicolás Cabré y Laurita Fernández
Nicolás Cabré y Laurita Fernández

El negocio es redondo. Laurita y Cabré empezaron su relación a instancias del cartel que compartieron en Sugar. Ella sigue liderando con este musical y él tenía la comedia para este año sin confirmar a la protagonista femenina -se habló de Jimena Barón de otras actrices- y al ser novios y protagonizar una comedia de enredos, juntos, todo parece armar el plan perfecto.

El fenómeno de Laurita Fernández se sigue afianzando. Tras terminar Sugar y después de El departamento junto a Cabré, ya tiene apalabrado su 2020 con Gustavo Yankelevich para que le produzca otro gran musical a su medida. Hay varios proyectos que se analizan, y uno de los que surgió es el de la posibilidad de que protagonice la versión musical de Mujer bonita, la adaptación de la película con Julia Roberts y Richard Gere de 1990, que se vio en Broadway. Pero según allegados a la producción, informaron que ese musical "tiene pocas coreografías" y la idea es que Laurita se luzca con su mayor talento, el de ser una gran bailarina, por lo que se sigue buscando el proyecto que le vaya "pintado" y que tenga gran despliegue de bailes.

Por lo tanto, el 2019 y 2020 ya tienen agenda marcada para Laurita Fernández en un escenario, el lugar desde el que se posiciona como nueva gran figura nacional, mientras que en la tele se debate su costado mediático en referencia a su paso por el programa de Marcelo Tinelli, al cual no se sabe si volverá este año.

SEGUIR LEYENDO