Dallys Ferreira (Fotos y videos: Instagram)
Dallys Ferreira (Fotos y videos: Instagram)

"Hice un clic: fue muy importante no desear el cuerpo de otra persona porque eso es imposible lograrlo. Aprendí a buscar mi versión y a aceptarme, amarme y dejar de condenarme y criticarme. Hay que aceptar las curvas, las caderas, las piernas… A partir de ahí, ver cómo se puede mejorar lo que ya tengo: yo lo hice comiendo sano y haciendo actividad física".

Hace un tiempo que Dallys Ferreira decidió cambiar sus hábitos, comenzó a entrenar para lograr un cuerpo más tonificado y lo acompaña con una dieta estricta, basada en proteínas, que mantiene con rigurosidad de lunes a viernes.

La modelo paraguaya fue mamá de India en noviembre de 2015, fruto de su relación con Nicolás Sporleder, con quien está en pareja desde hace 14 años. Un año antes de dar a luz a su primera hija conoció a una competidora de fisicoculturismo que le dio consejos para entrenar con un profesor en el gimnasio.

"Antes, entrenaba tímidamente. Si bien tenía buenos resultados, yo quería un cuerpo tonificado. Me gusta que sea femenino, que tenga curvas, pero con masa muscular. Sin ir a lo varonil, por supuesto", asegura Dallys, en diálogo exclusivo con Teleshow.

"Arranqué esta nueva filosofía de vida a la que acompaño con comida sana. No hablo solo de atletismo, sino de preparación física y diferentes objetivos de gente normal que no busca algo demasiado deportivo, pero sí un cuerpo natural tonificado", explica.

Dallys está junto a su hija en Paraguay, a donde viajó para cumplir con compromisos laborales. Y mantiene una relación a distancia con su pareja, que va y viene desde Buenos Aires para disfrutar de su familia.

A poco más de un mes de celebrar el tercer cumpleaños de India, la modelo cuenta que le costó recuperarse después del parto. Y destaca cuánto trabajó para lograr el físico que tiene ahora.

"Hay que tener paciencia y darle tiempo al cuerpo para que los órganos se puedan volver a reacomodar (luego del embarazo). Todo eso lleva un proceso. Pero yo no hice nada después porque estaba amamantando, y si hacía dieta para adelgazar se me cortaba la leche".

"Hoy, después de haber tenido a mi beba, tengo mejor el cuerpo que antes de quedar embarazada. Con una buena actividad física y comiendo sano, recuperé mejor mi cuerpo. Yo no conseguía tener abdominales marcados y los logré recién después del nacimiento de mi hija. Es loco, pero es así", admite la modelo guaraní, de 34 años.

Rutina de entrenamiento

"Lo que hago yo tiene que ver con pesas. Hago muy poco cardio porque no tengo paciencia. A mí me gustan las pesas porque es lo que más me dio resultado a nivel definición. También hago localizadas", detalla Ferreira, quien entrena tres veces por semana durante una hora y media.

La modelo asegura que ahora va día por medio al gimnasio porque está con mucho trabajo, pero antes entrenaba de lunes a viernes. "Más allá de la actividad física, que es importante, para poder llegar a tener determinada tonificación y la piel limpia y no retener líquidos, es importante comer sano", insiste Dallys, quien mantiene su dieta a base de proteínas.

La dieta, y los permitidos

Según su experiencia personal, Dallys habla de la importancia de mantener constancia a la hora de comer sano de lunes a viernes para poder darse un gusto los fines de semana, cuando, si quiere, come "una hamburguesa".

Pero, ¿cómo es el régimen? La modelo come casi todos los días lo mismo, porque no tiene tiempo de hacer otra cosa.

Desayuno: Frutas a elección, cuatro claras de huevo y una yema, torta de avena casera, a la que le pone dulce de leche o mermelada light. Café con leche y jugo de naranja.

Media mañana: Una fruta a elección.

Almuerzo: Ensalada de atún, media papa hervida, un huevo entero, y choclo o arvejas. Condimenta a su gusto.

Media tarde: Un snack a elección.

Merienda: Panqueques (en la licuadora: cuatro claras de huevo, media banana, dos tazas de avena, edulcorante, escencia o cáscara de limón, según el gusto de cada uno). Al preparado le suma pasas de uva, y todo a la plancha. Para tomar, café con leche.

Cena: Mucho pollo ("porque es lo más práctico para mí", dice) a la plancha con cebolla dorada, y arroz o batata. También hace pizzas de masa integral de atún con jamón, choclo, salsa de tomate.

Postre: Chocolates sin azúcar, o torta de avena con dulce o frutitas encima.

El amor a la distancia

Dallys sostiene que los 14 años que lleva de relación con Nicolás hace que se sigan extrañando como desde el primer día cuando están separados. Él va y viene de Buenos Aires a Asunción para visitar a su mujer y a su hija, pero también cumple con compromisos laborales con la modelo, ya que tienen proyectos juntos.

"Nos extrañamos mucho. Pero somos una pareja muy asentada, muy madura, y eso hace que nos llevemos súper bien, como el primer día", cuenta.

Dallys y Nicolás Sporleder junto a India, que en noviembre cumple tres años
Dallys y Nicolás Sporleder junto a India, que en noviembre cumple tres años

"Mi idea es volver a la Argentina pero también quiero seguir acá, en Paraguay, porque amo a mi público y la gente de mi país me sigue mucho, por eso me gusta hacer programas acá", cuenta sobre su tierra natal.

Le falta un año para terminar Ciencias de la Comunicación en la Universidad de Palermo, carrera que planea finalizar en 2019, siempre y cuando sus compromisos laborales se lo permitan. Porque al fin de cuentas, mens sana in corpore sano.

SEGUÍ LEYENDO