La productora Carla González Vargas dialoga con Óscar Jaenada, el español que interpreta a Luis Rey. Detrás, Diego Boneta (Luis Miguel) y los realizadores de la ficción, antes de la grabación de una escena clave de “Luis Miguel, la serie”
La productora Carla González Vargas dialoga con Óscar Jaenada, el español que interpreta a Luis Rey. Detrás, Diego Boneta (Luis Miguel) y los realizadores de la ficción, antes de la grabación de una escena clave de “Luis Miguel, la serie”

Todo nació en una mesa donde se reunió un grupo selecto de empresarios de alto liderazgo, pero solo una era mujer: Carla González Vargas, presidenta de Desarrollo de Gato Grande. Ella fue la única que se sentó frente a Luis Miguel y oyó su historia.

Esta mexicana de 42 años fue el cerebro detrás del éxito. Hija de la escritora Gaby Vargas, está casada hace casi dos décadas con el empresario Antonio Cue Sánchez Navarro, con quien tiene tres hijos.

Actualmente en México, la productora ejecutiva de la serie interrumpió sus vacaciones para hablar con Teleshow y revelar cómo el artista aceptó contar su vida.

Su voz refleja satisfacción, orgullo y respeto por la historia relatada en la serie, que en 13 capítulos humanizó la intimidad de una estrella que parecía infranqueable. Un hombre que hoy decidió vivir su vida como cualquiera.

—¿Cómo se gestó la serie?

—Primero nació la idea de formar una empresa con el productor de televisión más famoso de Estados Unidos, Mark Burnett, director de MGM (Metro-Goldwyn-Mayer). La firma empezó gracias a su relación con el empresario mexicano Antonio Cue, y surgió la idea de que por primera vez en la historia de MGM se empezara un contenido para Latinoamérica. A los pocos meses contactaron a Luis Miguel.

—¿Por qué a él?

—Dada la ola de popularidad de las bioseries, considerábamos que había muy pocos artistas que tuvieran una gran trayectoria y un gran alcance a nivel geográfico, y definitivamente Luis Miguel es uno de ellos. Sabíamos que Luis era muy amigo de Miguel Alemán Magnani, socio nuestro en Gato Grande, y a través de él logramos el primer acercamiento con el cantante.

—¿Por qué Luis Miguel decidió contar su vida ahora?

—Porque sabía que era inevitable, o prácticamente inminente, que iba a surgir una serie de su vida de manera no oficial. Gracias a su amistad con Miguel Alemán, y por el prestigio de MGM, vio una buena oportunidad para contar su historia a su manera.

Quizás, el momento más dramático de la serie: Luis Miguel intenta que su padre, en plena agonía, le diga qué fue de su madre, Marcela Basteri
Quizás, el momento más dramático de la serie: Luis Miguel intenta que su padre, en plena agonía, le diga qué fue de su madre, Marcela Basteri

—¿Cómo y cuándo recibieron el visto bueno de Luis Miguel para avanzar con la idea?

—Después de varias cenas en la casa de Mark y Roma, su esposa, en Malibú. Con tantas botellas y trasnoches se generó una relación de confianza entre todos. Esa confianza fue clave para que Luis Miguel se sintiera lo suficientemente cómodo para hacer este proyecto.

—¿Quiénes formaron parte de la "mesa chica" de esas reuniones?

—Estábamos Mark y Roma, Miguel Alemán Magnani, José Luis Ramírez, Antonio Cue y yo.

—¿Cómo es Luis Miguel?

—Tal y como parece ser: un caballero, muy formal, un gran conversador, con pasión por el vino y mucho sentido del humor. De modo que esa formalidad que él proyecta, en su manera de comportarse, es tal cual se desenvuelve.

—Antes de conocerlo, ¿usted tenía otro concepto de él?

—Te diría que sí. Pero a través de esta experiencia siento mucha más empatía y respeto hacia él.

—¿Cómo fue el proceso de creación y cuánto se involucró Luis Miguel?

—Se acordaron varias juntas en las oficinas de MGM en Beverly Hills, con algunas personas que mencioné. Fueron varias juntas. Hubo cierta dificultad en recordar la cronología de los hechos, sobre todo en los de su infancia. Acudimos a otras herramientas que nos ayudaron a mantener un orden cronológico. Hicimos una larga investigación sobre su historia, y surgió el libro de Javier León Herrera, que ayudó a establecer una estructura, una médula espinal cronológica que íbamos repasando con Luis Miguel. Él decía: "Esto sí sucedió, esto no". A lo que sí sucedió, él le agregaba información, recuerdos y anécdotas.

—¿Se emocionó en algunas de esas charlas?

—Fueron charlas muy emocionales y muy intensas. No te puedo decir que lloró, pero sin duda se conmovió varias veces.

—¿Qué predisposición tiene Luis Miguel para seguir contando su vida?

—La historia que viene, si se hace la segunda temporada, es igual o más interesante que la historia ya contada en la primera, porque en esa llegamos solamente a la mitad de su vida. En términos cronológicos, hay muchísima cantidad de historia. Él está muy dispuesto. Lo que tenemos que resolver es su agenda, porque en estos momentos está en tour y viajando mucho. Eso es lo único que hay que coordinar. Por ahora no está confirmada la segunda temporada.

—Todos quedamos atrapados por el misterio de qué pasó con Marcela Basteri, la madre de Luis Miguel. ¿Ustedes y él, en la vida real, saben qué pasó?

—Sí, por supuesto. No haríamos toda una serie alrededor de esa pregunta sin saber la respuesta. Definitivamente ese enigma se aclarará en la segunda temporada.

 En el video, Luis Miguel se emociona al hablar de su madre desaparecida

—Si se hace esa nueva temporada, ¿seguirán los mismos actores o habrá algunos cambios de elenco, por las edades?

—No te puedo contestar con claridad porque todavía no hemos terminado de darle forma a la historia. Estamos en la etapa de investigación. El cast se decidirá al final.

—¿Diego Boneta seguirá siendo Luis Miguel o buscarán a otro actor?

—Sí, para el personaje de Diego quedan muchos años…

—¿Qué fue lo que más la sorprendió del producto terminado?

—La recepción internacional: me enorgullece mucho como mexicana. Me encanta que estemos elevando la conversación y el estándar del contenido en español. Surgió un nivel de exigencia del público alto, que analizaba cada episodio de una manera muy minuciosa. Bienvenido el público analítico y participativo.

—¿Que se emitiera un capítulo por semana fue parte de la estrategia para alcanzar el éxito?

—Fue una estrategia prácticamente accidental. El resultado de un experimento, porque como iba a emitirse en Estados Unidos a nivel semanal vía Telemundo, Netflix decidió no esperar y salir a la par por temor a que se difundieran los capítulos antes por las redes digitales.

Carla Gonzalez - Productora de Luis Miguel (7)
Carla González Vargas con 2 de los “Luis Miguel” de la serie, Diego Boneta y Luis de la Rosa

 

—¿Qué mensaje le dejó este trabajo?

—Más que un mensaje, el recordatorio de lo importante que son los orígenes en la vida de una persona. Lo importante que son una madre y un padre. Y cómo pasamos por una etapa en la vida, que fue la que pasó el personaje de Luis Miguel, en donde tienes que decidir quién eres tú como persona a pesar de tus orígenes, y las decisiones que vas a tomar para convertirte en el tipo de adulto que quieres ser.

—Cuando terminó la serie, ¿qué le dijo Luis Miguel?

—Él está impactado también por el éxito de la serie. Pero en cuanto a sus opiniones e impresiones, creo que es mejor que lo exprese él. No suele dar muchas entrevistas, pero tampoco le gusta que hablen por él. Entonces prefiero que él, en el momento que quiera y considere que está listo para hacerlo, opine a nivel personal.

Carla Gonzalez - Productora de Luis Miguel
Carla González Vargas con el elenco de “Luis Miguel, la serie”, en la premiere que se llevó a cabo en el mes de abril

SEGUÍ LEYENDO

Los detalles nunca contados (y las mentiras más increíbles) sobre el trágico final de la madre de Luis Miguel

La última carta que la mamá de Luis Miguel le envió a su padre antes de su desaparición

Una valija, despedida familiar en un aeropuerto y viaje final: la última foto con vida de Marcela Basteri, la madre de Luis Miguel