Los conductores del programa Metro y Medio -de FM Metro- vivieron una incómoda situación este viernes, cuando llevaban adelante la sección "Taller de engaño", en la que los integrantes del ciclo deben juzgar si la situación que un oyente les relata se trata de una infidelidad o no.

Si bien la temática suele dar lugar a situaciones graciosas y divertidas, la que tuvieron que soportar ayer Julieta Pink y Pablo Fábregas (el conductor Sebastián Wainraich estaba asunte) generó polémica que excedió el programa y se transformó en tema de debate en las redes sociales.

Ante el llamado de un oyente que narró un presunto abuso en un hotel de Cancún, mientras compartía unos días de vacaciones con sus amigos, los conductores quedaron desconcertados.

"Todas las noches me porté bárbaro, pero la última noche me alcoholicé más que los demás días y veo una rubia canadiense tremenda y fui derecho, me tiré de cabeza, la vi de lejos y la tacleé (sic). Cuestión que me encerré en la pieza del hotel y le di duro, duro, duro, y quería preguntarles si fue infidelidad eso", contó el joven en cuestión, quien se presentó como Juan Agustín.

El relato provocó cierto desconcierto en los integrantes del staff, en este caso sin Wainraich y con la presencia de Tamara Pettinato como invitada. Justamente esta última fue quien intentó indagar un poco más acerca de si la relación había sido consentida: "¿pero ella quería ir, quería que la taclees?", le preguntó.

"No, no sé, corrí re sacado a agarrarla, la agarré y tuvimos media hora re linda", se limitó a responder el oyente, quien, cuando Julieta Pink lo interrogó acerca de si sentía culpa o era solamente una duda, expresó: "No, es una duda, quería que me la resuelvan ustedes".

"Sí, estuvo bueno, porque en realidad fue así, yo me la estoy comiendo ahí en el pasillo, viene un amigo y me la saca, se la empieza a comer, y después viene otro amigo, se la saca a mi otro amigo, entonces me enrosqué, les pegué a los dos, agarré y me llevé a la mina", agregó sobre el hecho en cuestión cuando otro integrante de la mesa le preguntó si había sido "un lindo tacle", en referencia a la terminología que él utilizó.

"Es entre muchas otras cosas engaño", cerró Julieta Pink. "El delito menor sería el adulterio, ¿la chica está viva?", agregó la hija del ex Sumo.

"Quiero creer que fue todo consentido y que la chica era muy liberal", cerró Fábregas, otro de los integrantes del equipo de Metro y Medio. "El no sabe si fue consentido", respondió Tamara y Julieta concluyó el tema diciendo "yo no quise preguntar más".

Sin embargo, la situación no pasó desapercibida para Malena Pichot, quien fijó su posición desde su cuenta de Twitter. "Un oyente cuenta que violó a una mujer violentamente. Nadie lo insulta ni nada. Incluso ríen", escribió, para luego disparar contra la conductora del programa. "Julieta es la clásica que dice "yo tengo todos amigos varones, me llevo mejor con ellos" ¿ah si? Ponete en pedo con ellos desmayate y contame", publicó.

"Es uno de los programas más escuchados del país, llama un violador cuenta que violó y le preguntan ´pero tu novia sabe que sos infiel´" y "Un consejo a los de metro y medio si quieren hacerse los zarpados. Reíte del violador no CON el violador" fueron otros de sus mordaces comentarios. "Es impresionante la oportunidad que perdieron Julieta Pink y Tamara Pettinato de hacer mie… al aire a un violador. No puedo creer", cerró, entre sorprendida e indignada.

Dolida por lo sucedido, la conductora hizo un mea culpa en su cuenta de Twitter. "Lamento profundamente lo que pasó. Debemos estar más atentos los que tenemos micrófono", expresó.

En tanto, Pablo Fábregas también se sumó a las disculpas públicas a través de la red social de los 140 caracteres. "Ayer, en el programa, un idiota relató una relación sexual al menos abusiva. Lamento profundamente no haber reaccionado como corresponde", fueron sus palabras.

LEA MAS