El guiño de Alex Caniggia para su padre en Masterchef Celebrity: “Es el plato que comía antes de los partidos”

El Emperador, que actualmente no tiene una buena relación con Claudio Paul, se inspiró en los recuerdos de infancia para afrontar una exigente prueba en el reality gastronómico

Alex Caniggia tuvo otra noche destacada en Masterchef Celebrity (Telefé)
Alex Caniggia tuvo otra noche destacada en Masterchef Celebrity (Telefé)

Desde su primera aparición en Masterchef Celebrity, Alex Caniggia no pasa desapercibido en cada gala en la que le toca participar. A su personaje carismático y exuberante le fue sumando una desconocida mano para la cocina y una intuición que le permite andar a paso firme en la competencia.

La prueba del martes consistió en preparar un plato rico, sano y nutritivo pensado para deportistas de alta competencia. Para ello, estuvo como invitada la atleta Jennifer Dahlgren, deportista olímpica en lanzamiento de martillo, recientemente retirada. Su experiencia en el más alto nivel fue importante para que cada uno de los participantes evitara utilizar elementos nocivos para la actividad física, sin que ello repercutiera en el sabor de la comida.

Claro que en el caso de Alex, tenía información de primera mano en la figura de su padre Claudio Paul, histórico delantero de la Selección Argentina de Fútbol. La relación entre ambos no es la mejor y desde el primer programa del ciclo dejó en claro que por el momento sus caminos transitan por rumbos diferentes: Mi viejo no me va a ver, estoy peleado mal”, contó en aquel debut ante una pregunta del conductor Santiago del Moro.

Alex Caniggia contó cómo es tener un papá futbolista (Masterchef Celebrity - Telefé)

Sin embargo, la extravagante vida que vivió junto a su padre, su madre Mariana Nannis y sus hermanos Axel y Charlotte aparece a menudo en el programa y en muchos casos sirve como inspiración. A veces, como información almacenada en tantos viajes y en su conocimiento de diferentes culturas. En otros, como el de esta noche, como un recuerdo hogareño que terminó siendo un plus fundamental a la hora de llevar a cabo su preparación.

Cuando Jennifer Dahlgren se acercó a su estación, Alex no se mostró muy abierto a recibir consejos. Un poco para seguir construyendo el personaje irreverente que tanto resultado le viene dando. Pero también porque tenía algo de data de primera mano que quedó guardada en algún lugar de su cabeza para usar en el momento que fuera necesario. Y el momento llegó esta noche, en el programa más exitoso de la televisión argentina.

Al pasar por su cocina, Del Moro quiso saber cómo era crecer en la familia de un deportista de elite. “Vos has nacido en una cuna deportiva. ¿Quiénes iban a comer a tu casa?, preguntó el conductor y la respuesta del joven fue un verdadero seleccionado: “David Beckham, Ibrahimovic, Puyol, Iniesta, Batistuta, Karim Benzema, y te puedo seguir nombrando”, tiró Alex, como quien repasa a los convocados para el fulbito del fin de semana.

El debut de Alex Caniggia en Masterchef Celebrity (Telefé)

Sin embargo, el participante vivía todo eso con tranquilidad: “Para mí es normal, es mi viejo. Me gustó la vida que tuve, me encantó”, reconoció, y también señaló un aspecto negativo: “Es pesado, estoy cenando con mi viejo en un resto, y vienen los gedes y piden foto. Y eso molesta”, reconoció. El conductor quiso saber por el pasado deportivo del joven, y se enfocó en su carrera como futbolista: “No me gustó, dije ‘esto no es lo mío’. Si me llaman a jugar al futbol, voy. Pero me hincha las pelotas ya el fútbol. Lo mío es la cocina”, admitió.

Lo que parecía ser una broma o una canchereada propia de su forma de ser terminó convirtiéndose en una realidad. Preparó unos fideos de arroz con pesto, con pollo a la plancha y pasas de uva, por el que el jurado no apostaba demasiado pero terminó convenciéndolos. “No te tenía fe, pero lo lograste. Es una buena innovación”, señaló Germán Martitegui con especial énfasis en la incorporación de las pasas de uva. “Tiene mucho sabor el plato y eso es importante”, destacó Damián Betular mientras que Donato De Santis aprobó con un doble bocado. “Es lo que comía antes de jugar los partidos”, recordó Alex. Un pequeño guiño a la historia de desencuentros con su padre. Y el pasaporte al balcón, para competir este miércoles con los mejores de la semana.

SEGUIR LEYENDO: