Brutal parricidio en Olavarría: apuñaló en el pecho a su padre tras una discusión

Ocurrió este jueves por la noche. El caso quedó a cargo de la fiscal Viviana Beytía, quien calificó el hecho como homicidio agravado por el vínculo. El acusado quedó detenido

Cristián Iriarte, el acusado de asesinar a su padre
Cristián Iriarte, el acusado de asesinar a su padre

Ayer por la noche se produjo un brutal parricidio en Olavarría. Tras una discusión, un hombre asesinó a su padre a puñaladas en el pecho. Por el crimen, el homicida quedó detenido.

El hecho ocurrió en una vivienda ubicada en la calle 100 al 4300, cuando Cristian Iriarte, de 27 años, comenzó a discutir con su padre, Marcelo, de 49. En ese momento, Iriarte hijo tomó un cuchillo y lo apuñaló en el pecho en varias oportunidades, asesinándolo en el acto.

Rápidamente, los testigos dieron aviso al 911. Una vez en el lugar, los efectivos aprehendieron al joven y solicitaron la presencia de la división de la Policía Científica para que trabajara en la escena del crimen.

El caso quedó a cargo de la fiscal Viviana Beytía, titular de la UFI Nº5 de Olavarría, quien calificó el hecho como homicidio agravado por el vínculo. El detenido, por su parte, se encuentra encerrado en un calabozo a la espera de que llegue a las manos de la fiscal el resultado final de la autopsia para ser llamado a declarar.

El lugar del hecho
El lugar del hecho

Pocos días atrás en Mar del Plata ocurrió un hecho similar, cuando Matías Nahuel Paz, un estudiante de derecho de 24 años, se acercó a la Comisaría 1ª de esa ciudad. Su aspecto dejaba ver los rastros del horror que había cometido: su ropa estaba muy manchada de sangre y una de sus manos, cortada. “Mi mamá y mi hermana están muertas”, anunció frente a los policías. Pocas horas antes, Paz había asesinado a ambas de una manera brutal: las apuñaló en casi 40 oportunidades y a su hermana menor, de 9 años, la degolló. El joven quedó detenido por orden del fiscal del caso, Leandro Arévalo, titular de la UFI Nº7 de Mar del Plata, y acusado por el doble femicidio.

Tras entregarse, el fiscal Arévalo lo sentó frente a él y le leyó la acusación en su contra: homicidio agravado por el vínculo, por ensañamiento y por haber sido cometido en contexto de violencia de género. El joven Paz escuchó y luego se negó a hablar. De inmediato fue enviado a un calabozo en la Unidad Penal 44 de Batán, donde se encuentra alojado a la espera de los distintos peritajes que ordenó el fiscal.

Todo comenzó en una casa de Triunvirato al 800, en el barrio Villa Lourdes, en la zona portuaria, cuando la pareja de Laura Verónica Sánchez (45 de años) salió a hacer unas compras junto a otro de los hermanos de la familia. Así en la vivienda quedaron Paz, junto a su madre y su hermana Zoe.

En ese momento, en circunstancias que aún se investigan, Paz tomó un cuchillo “filetero”, con una hoja de 15 centímetros de largo, y las asesinó. En total, el joven estudiante de derecho las apuñaló en casi 40 oportunidades a ambas.

Según el fiscal Arévalo, Sánchez recibió 20 cuchillazos. En ese sentido, también la mujer presentaba algunos cortes en zonas como los brazos, que indicaron que trató de defenderse del ataque.

La menor, por su parte, según la autopsia sufrió al menos 19 cortes. El fiscal indicó que fue asesinada mientras estaba dormida o entre dormida, ya que el crimen se cometió sobre una cama. “Fue tanta la saña que la degolló”, dijo a este medio una fuente del caso.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR