Un joven detenido en una comisaría de Chascomús murió tras un incendio en el calabozo

Ocurrió el viernes pasado. Raúl Dávila, de 22 años, estaba acusado de atentado contra la autoridad en medio de un episodio de violencia de género

La comisaría donde falleció Dávila (Google Maps)
La comisaría donde falleció Dávila (Google Maps)

Raúl Dávila, un joven de 22 años que estaba detenido en una comisaría de la ciudad bonaerense de Chascomús acusado de atentado contra la autoridad murió el viernes pasado luego de un incendio en el calabozo en el que se encontraba alojado. Según la autopsia que se llevó a cabo en las últimas horas, Davila falleció a raíz de las quemaduras que sufrió en más del 50% del cuerpo.

Fuentes judiciales informaron que todo comenzó el 27 de junio pasado cuando Dávila fue detenido en una casa de Chascomús luego de que el dueño de la misma denunció que amenazaba a él y a su hija con un cuchillo. Ante esta situación el personal policial se trasladó hasta el lugar donde la joven, que sería la novia de Dávila, manifestó que el joven la quería matar.

Según la denuncia policial, en esas circunstancias Dávila aparentemente incitó a los efectivos a pelear: le arrojó unos golpes de puño a uno de ellos hasta que finalmente fue reducido y esposado.

Luego de haber sido alojado en la comisaría de Chascomús, la justicia de Garantías dictó el 8 de julio la prisión preventiva del acusado por el delito de “atentado a la autoridad” basándose en los antecedentes penales del joven.

De acuerdo a los voceros consultados por Télam, Dávila había sido beneficiado el 7 de noviembre de 2019 con un arresto domiciliario por otra causa, el cual le fue revocado el 1 de abril por diversos incidentes; mientras que el 12 de mayo le volvieron a conceder la excarcelación.

Ante el fallo de prisión preventiva, la defensa oficial solicitó una “excarcelación ordinaria”, lo que fue rechazado por los antecedentes mencionados. En ese contexto, el 9 de julio alrededor de las 18, Dávila se encontraba solo en un calabozo cuando, al parecer, trabó con un colchón el ingreso al mismo y utilizando alcohol en gel y un encendedor lo prendió fuego, originándose un incendio que fue sofocado por los bomberos.

Tras ser auxiliado, Dávila fue trasladado a un centro asistencial de la zona donde murió al día siguiente, en tanto que la autopsia se realizó en la Morgue Judicial de Lomas de Zamora.

En la investigación interviene el fiscal Jonatan Robert, quien inició actuaciones por “averiguación de causales de muerte” y separó a la Policía bonaerense de la causa.

Raúl Dávila, en foto difundida por la CPM.
Raúl Dávila, en foto difundida por la CPM.

El fiscal dispuso el secuestro de los libros de la comisaría y el análisis de las cámaras de seguridad de la misma, en cuyas imágenes se observó a Dávila colocar el colchón contra la reja y encenderlo.

Los investigadores procuran determinar por qué el joven tenía un encendedor dentro del calabozo, lo que no está permitido, al tiempo que la causa no tenía ningún imputado.

A su vez, el fiscal está recibiendo declaración en sede judicial de todos los demás detenidos que se encontraban en la seccional al momento del hecho. Además, se dispuso que la familia del joven fallecido reciba el acompañamiento del Centro de Asistencia a la Víctima del Ministerio Público Fiscal de Chascomús.

La Comisión Provincial por la Memoria reclamó por su muerte en un reciente comunicado. “Este hecho alerta una vez más sobre la detención de personas en Comisarías por delitos leves y plazos extensos. En el caso de Raúl Dávila fueron más de 14 días cuando no se pueden superar las 48 horas”, marcó la CPM.

Por otra parte, la muerte de Dávila no es el único hecho que pone el foco en la situación de los calabozos sobrepoblados de la provincia. La Comisaría 9°, en la esquina de la calle 5 y 59 de La Plata, se había convertido en un foco infeccioso a mediados de este mes cuando se confirmaron al menos ocho casos de COVID-19, por lo que autoridades provinciales y municipales desinfectaron la dependencia y activaron el protocolo sanitario, que implicó controles médicos e hisopado al personal. Un detenido infectado que fue trasladado al hospital Rossi evadió la custodia para escapar y ser recapturado a las pocas horas.

La muerte de Dávila en custodia policial ocurre en paralelo a la de Lucas Verón, asesinado por dos policías en La Matanza el viernes pasado.

Seguí leyendo:

Detuvieron a ocho agentes de la Policía Bonaerense acusados de torturar y abusar sexualmente a 14 detenidas en una comisaría

Un hombre violó la cuarentena y quiso entrar a Villa Gesell disfrazado de Policía para estar con su novia

MAS NOTICIAS

Te Recomendamos