Escándalo durante otra boda en plena cuarentena: los novios, sus padres y el rabino terminaron presos

Sucedió en el barrio porteño de Almagro. Intervino el Cuerpo de Investigaciones Judiciales de la Policía de la ciudad y allanó el lugar. "Ningún ritual religioso está eximido de respetar el aislamiento”, sostuvo el Fiscal General Juan Bautista Mahiques


Los videos muestran parte del salón y de la mesa dulce. Los que contrataron el servicio de catering: una pareja de la comunidad judía que desoyó el decreto presidencial sobre el aislamiento “social, preventivo y obligatorio” y decidió casarse en el Salón de usos múltiples (SUM) del edificio ubicado en la calle Ecuador 688, a pocas cuadras del abasto, en el barrio porteño de Almagro.

Según trascendió, la boda estaba organizada para el día lunes 25 de mayo a las 14.30 horas. Para la fiesta, los novios habían invitado más personas, pero esa parte de la celebración no llegó a concretarse porque intervino el Cuerpo de Investigaciones Judiciales por orden del fiscal Maximiliano Vence.

De acuerdo con fuentes de la investigación, días atrás, vecinos de la zona habían registrado con fotos y videos una ceremonia que se había realizado en el mismo lugar. Atento a las denuncias recibidas ante el Ministerio Público Fiscal, personal de la Comisaría Vecinal 3-A de la Policía de la Ciudad se presentó en el lugar, esta mañana, para advertir que realizar una ceremonia iba en contra de la ley.

La boda estaba organizada para el día lunes 25 de mayo a las 14.30 horas. Para la fiesta, los novios habían invitado más personas, pero esa parte de la celebración no llegó a concretarse porque intervino el Cuerpo de Investigaciones Judiciales.
La boda estaba organizada para el día lunes 25 de mayo a las 14.30 horas. Para la fiesta, los novios habían invitado más personas, pero esa parte de la celebración no llegó a concretarse porque intervino el Cuerpo de Investigaciones Judiciales.

No obstante la advertencia policial, la pareja eligió casarse igual. Así, la fiscalía de turno envió personal del cuerpo de investigaciones judiciales (CIJ) y resolvió allanar el lugar.

“Ningún ritual religioso está eximido de respetar el aislamiento. Les pedimos que denuncien este tipo de convocatorias para que podamos intervenir o anticiparnos”, sostuvo el Fiscal General Juan Bautista Mahiques.

El episodio culminó con la detención de ocho personas, entre ellos la novia y el novio, sus padres, el rabino que los casó y los dueños del lugar, a quienes se les imputa de violar los artículos 205 y 239 del Código Penal. Primero por tratarse de un “delito contra la salud pública” y, en segundo lugar, por “desobediencia al decreto presidencial”.

El episodio culminó con la detención de ocho personas, entre ellos la novia y el novio, sus padres, el rabino que los casó y los dueños del lugar.
El episodio culminó con la detención de ocho personas, entre ellos la novia y el novio, sus padres, el rabino que los casó y los dueños del lugar.

El pasado miércoles 20 de mayo, otra pareja de la comunidad judía realizó un casamiento con más de cien invitados. En ese caso, el festejo -según confirmó la Agencia Judía de noticias (AJN)- se llevó en el SUM de un edificio ubicado en Avenida Pueyrredón 954, en el barrio de Once.

A la fiesta asistieron un centenar de personas que, además de no llevar puestos barbijos, tampoco respetaron el distanciamiento social. Hay videos donde se los ve dándose besos y abrazos. Incluso sentados a centímetros de distancia. Según pudo saber este medio, el novio es el hijo de David Basul: un rabino de la comunidad judía ortodoxa.

Tras la difusión de estos episodios, distintos rabinos de la comunidad judía argentina expresaron su preocupación. Uno de ellos fue el Rabino Yosef Feigelstock, quien escribió una carta que dirigió a toda la comunidad donde sostuvo que este tipo de actitudes “va en contra de los mandamientos de la Torah” y aclaró a sus feligreses que está prohibido participar de casamientos, minianim o reuniones.

Por su parte, el presidente de la Federación de Comunidades Israelitas Argentinas, Eliahu Hamra, también repudió los hechos. “Les informo que la comunidad judía ortodoxa en Argentina repudia esta acción llevada a cabo por particulares en lugares privados que no han cumplido con el aislamiento social, preventivo y obligatorio”, escribió en su cuenta de Twitter.

SEGUÍ LEYENDO

En plena cuarentena, realizaron un casamiento con más de cien invitados en el barrio de Once

Coronavirus en Argentina: pesar en la comunidad judía por la muerte de dos feligreses

Gabriel Yabra, el rabino de 55 años que se contagió de su madre y murió de coronavirus

MAS NOTICIAS

Te Recomendamos