Virginia Pérez fue la última persona que vio con vida a Fernando Báez Sosa, el joven de 18 años asesinado el pasado sábado en Villa Gesell. La chica de 17 años había llegado a Villa Gesell el 16 de enero junto a su familia. Esa noche acudió a Le Brique, el boliche al que también Fernando fue a bailar junto a sus amigos, y se fue minutos antes de las 5 de la mañana al sentirse incómoda en un lugar colapsado. Al salir, sin pensarlo, se convirtió en una testigo privilegiada de la pelea y en la persona que le hizo RCP a la víctima para intentar salvarle la vida.

El 19 de enero, apenas 24 horas más tarde del hecho, Virginia compartió una entrevista que le realizaron en su cuenta de Twitter. A la publicación le agregó el siguiente mensaje: “Orgullosa de haber hecho absolutamente todo lo que tuve a mi alcance. Sin palabras”. Esta mañana, Julieta Rossi, novia de Báez Sosa, le respondió: “Yo sé que lo hiciste, algún día te lo voy a agradecer”.

Salí del boliche a las 4:50 de la mañana porque había mucha gente y no se podía respirar ni caminar. Cuando salgo veo que hay unos chicos en la esquina y otro grupo muy grande que estaba peleando en la puerta. No sé el motivo, ni cuándo comenzó la pelea. Pero sí cómo continuó”, relató Pérez, quien recordó que “hubo patadas, piñas y chicos tirados en el cordón de la vereda”.

Virginia contó que cuando se acercó la policía, el grupo de agresores salió corriendo y no volvió a aparecer. “Veo que hay gente alrededor del cuerpo de un chico y me cruzo a ver qué había pasado. Estaba Fernando de costado con el torso desnudo y sin las zapatillas, que se las habían sacado los amigos. Estaban todos sacándose las remeras para poder taparlo por el frío que hacía”, recordó.

Mientras sus amigos intentaban socorrerlo, se cruzaron dos personas que estaban en el bar de enfrente para brindarle asistencia. Lo pusieron boca arriba y empezaron a sacarle la ropa, con la que sus amigos lo habían tapado. Otro chico que pasaba por ahí se detuvo y pidió a todos los que estaban mirando si alguno podía ayudarlo a practicarle RCP a Fernando. Fue allí cuando Virgina intervino durante media hora, junto a otro policía, a quien le brindó instrucciones precisas para intentar reanimarlo.

La novia de Fernando también utilizó su cuenta de Twitter para compartir una imagen suya junto al joven ferozmente asesinado por un grupo de 11 rugbiers. “Fer mi amor, feliz mes. Voy a contar por los 2 para siempre”, escribió en un tuit que aún dejó fijado en su perfil. Julieta y Fernando iban a cumplir diez meses juntos. Según manifestó la joven en una entrevista al programa Crónicas de la tarde (eltrece) salían desde febrero de 2018, pero recién se pusieron de novios a principios de 2019. “Veníamos organizando todo para nuestro aniversario. Yo le decía a Fer: ‘Vamos a ir a la playa a mirar el atardecer y comemos los panqueques que te gustan’. Hacía una semana que no lo veía”, contó la joven entre lágrimas en comunicación telefónica.

Julieta aseguró que Fernando jamás se hubiera peleado con nadie. "Era una persona amorosa. Siempre me decía cuánto me quería, lo linda que era y que se sentía un afortunado por estar conmigo”, concluyó en medio del llanto.

SEGUÍ LEYENDO: