Los cinco falsos policías detenidos en Avellaneda
Los cinco falsos policías detenidos en Avellaneda

Cinco delincuentes que se hacían pasar por policías federales y simulaban allanamientos para desvalijar viviendas fueron detenidos en pleno robo en la localidad bonaerense de Avellaneda.

Las aprehensiones se produjeron en las últimas horas de este jueves en una casa ubicada en José Ingenieros 530, en dicha localidad del sur del conurbano, a donde arribaron efectivos del Comando de Patrullas local tras recibir un alerta al 911 sobre un asalto en curso.

Los policías advirtieron que en la puerta del domicilio estaba estacionado y en marcha un Volkswagen Vento con un ocupante adentro y cuando le dieron la voz de alto, el hombre salió del vehículo vestido con un chaleco con la inscripción de "POLICÍA" y dijo ser un oficial de la localidad de Quilmes.

Parte del material secuestrado en Avellaneda
Parte del material secuestrado en Avellaneda

Sin embargo, los agentes lo aprehendieron y pocos minutos después salió de la vivienda un cómplice que llevaba puesta una campera con las iniciales "PFA" y, aunque aseguró formar parte de esa fuerza, también fue apresado en el lugar.

Tras la llegada de otros patrulleros, los policías capturaron a otros tres hombres que salieron de la casa, todos vestidos con uniformes de la Policía Federal.

El dueño de la vivienda, en tanto, explicó que los delincuentes habían ingresado a su casa utilizando una brecha de hierro y, con la supuesta excusa de que se trataba de un allanamiento, comenzaron a revolver todos los ambientes de la vivienda.

Los cinco detenidos simulaban ser policías federales que realizaban allanamientos para robar viviendas
Los cinco detenidos simulaban ser policías federales que realizaban allanamientos para robar viviendas

A raíz de las primeras averiguaciones se constató que los detenidos no pertenecían a la PFA y que el vehículo con el que se trasladaban poseía una patente apócrifa.

Además, durante el procedimiento se secuestraron tres pistolas calibres 9 milímetros, 11.25 y .380, y dos revólveres calibre 32 y 38, junto a dos gorras color azul similares a las empleadas por la Policía, un porta credencial con inscripciones de esa fuerza, cinco precintos, cinco teléfonos celulares, una barreta y la herramienta con la que forzaron la puerta de la casa.

Los detenidos y todo lo incautado quedaron a disposición del personal de la Unidad Funcional de Instrucción 3 de Avellaneda, que caratuló el hecho como "robo calificado por el uso de arma de fuego y en poblado y en banda, portación ilegal de arma de guerra y portación ilegal de arma de uso civil".

Seguí Leyendo: