Personal de la División Conductas Ilícitas del Departamento de Cibercrimen de la Policía de la Ciudad llevó a cabo un allanamiento en un taller en la calle Lisandro de la Torre al 800 en el barrio de Liniers, donde se confeccionaban falsos uniformes de la fuerza policial porteña.

La indumentaria era fabricada y comercializada de manera irregular. Según pudo saber Infobae, quienes confeccionaban la ropa no les pedían a los compradores ningún tipo de certificación de pertenecer a la fuerza, dando pie a que por ejemplo delincuentes pudieran adquirir los equipos y usarlos con fines criminales.

Antes del procedimiento, indicaron las mismas fuentes, se envió al lugar a un comprador ficticio, al que le vendieron la indumentaria sin hacer preguntas, ni pedirle ningún tipo de documentación que certificara su identidad.

Las investigaciones se realizaron en el marco de la causa caratulada como "Infracción a la Ley 22.362" (Ley de Marcas) y como resultado del operativo se secuestró gran cantidad de chombas y chalecos refractarios con la inscripción "Policía de la Ciudad".

La Policía de la Ciudad tiene registrada la tipografía, colores y diseño de la vestimenta como marca, por lo que quien no cuenta con la adjudicación por licitación para la producción de la indumentaria de la fuerza, incumple la Ley de Marcas.

El procedimiento fue solicitado por el Juzgado Nacional Criminal y Correccional Federal N° 3 a cargo del Dr. Daniel Rafecas, que además dispuso el secuestro de la mercadería.

SEGUÍ LEYENDO