(Maximiliano Luna)
(Maximiliano Luna)

Cuando por amigos en común Camila Serra, modelo y estudiante de psicología de 22 años, conoció a fines de 2018 al empresario Esteban Mallorca Tebaldi, de 32, él llevaba un brazo enyesado. El detalle, que entonces pudo parecer menor, hoy no le pasa inadvertido.

Cuando Camila le preguntó por eso, él le contó que el fin de semana anterior, mientras festejaba su cumpleaños, le había pegado una trompada a una pared. Mallorca tardó una semana en ir a ver a un médico, cuando lo hizo le dijeron que tenía la mano quebrada, le pusieron clavos, un yeso.

Esteban Mallorca Tebaldi
Esteban Mallorca Tebaldi

La secuencia hace pensar en las primeras pistas de un final anunciado, pero entonces era imposible saber.  A lo largo de los siete meses que Camila pasó junto al empresario, fue testigo de diferentes escenas. Algunas la involucraron y otras no, pero la violencia siempre sobrevoló la relación.

Todo fue demasiado el sábado, cuando en un cumpleaños al que habían ido juntos Mallorca la acusó de recibir miradas por parte del novio de una amiga. Abandonaron el lugar a los gritos y en medio de un escándalo. La discusión siguió en el auto y en el departamento de Puerto Madero que ambos compartían desde enero.

"Mirá, hasta que no te vea suplicar arrodillada diciendo 'por favor no me hagas más maldades', no voy a parar", se lo escucha amenazarla en un pasaje del audio que Camila logró grabar  con su celular poco después.

Luego, según la denuncia de la joven, Mallorca la golpeó salvajemente. La llevó del cuello hasta al baño del departamento y le dijo algo que ella no sintió como amenaza sino como lo que realmente iba a ocurrir esa noche: "Te voy a matar".

Camila compartió en redes sociales algunas de las lesiones (@camilaserra._)
Camila compartió en redes sociales algunas de las lesiones (@camilaserra._)

No habría sido un hecho aislado. En diálogo con Infobae, la modelo compartió una anécdota ocurrida durante una de las primeras salidas de la pareja, en la que los celos de él ya daban indicios de volverlo ingobernable.

"Un mes y ocho días después de conocerlo habíamos venido a un cumpleaños de un amigo de él en Nordelta y cuando estábamos volviendo nos agarró la sudestada de Tigre", comenzó su relato Camila.

Esteban Mallorca Tebaldi junto a Camila Serra (@camilaserra._)
Esteban Mallorca Tebaldi junto a Camila Serra (@camilaserra._)

Y siguió: "Estuvimos toda la noche varados en una estación de servicio hasta que a las 6 de la mañana llegó un grupo de chicos, visiblemente borrachos pero queriendo ayudar, que se ofrecen a acarrearle el auto porque ya había bajado el agua. Esteban les explica entonces que el auto era electrónico y que por eso las ruedas se trababan, que no lo iban a poder sacar así, que iba a esperar a una grúa".

"Se despidieron de buena manera con Esteban", recordó, pero en el momento en que el grupo se retiraba, uno de ellos dijo lo que, sin querer entrar en detalles, definió como un "halago desubicado" hacia ella. Otra vez los celos habrían sido en ese momento el detonante para Mallorca.

Siempre en base al relato de la modelo, el empresario comenzó entonces a pelearse con ellos, enfrentamiento durante el que inclusive Serra recibió un golpe, y que creció en intensidad al punto de que Mallorca fue hasta su auto, sacó un arma y disparó tres veces.

Camila junto a su abogada, Mariana Barbitta, en la Fiscalía N°15 porteña
Camila junto a su abogada, Mariana Barbitta, en la Fiscalía N°15 porteña

"De esta causa no quedó nada, se borró todo", precisó la joven a Infobae. Camila agregó que en aquel momento a Mallorca le retuvieron el arma con la que había disparado, pero indicó que tenía otra. Esta última es la pistola calibre .40 que le fue secuestrada recientemente en el allanamiento al departamento de Puerto Madero. La misma con la que habría amenazado el sábado a su novia.

Del día del ataque existe otra secuencia que describe al empresario. Un video lo muestra exaltado, golpear a 11 prefectos y arrancarse las esposas, mientras estos intentan detenerlo. También le pegó a un Policía de la Ciudad y a un ambulanciero esa noche. A pesar de esto, el empresario continúa en libertad, aunque le fue colocada una tobillera electrónica para controlar que no pueda acercarse a Serra.

Los antecedentes no terminan. Luego de que Camila diera a conocer a través de una publicación en redes sociales lo que le pasó, mostrando fotos de los moretones en la cara y en el cuerpo, logró contactarse con Natalia Cometto, ex novia de Mallorca, que hoy vive en el exterior, también modelo y con la que intercambió detalles de una pesadilla compartida.

Las conversaciones dan cuenta de otra relación enferma, que bien podría haber sido la misma. "Si pasaba un tipo y me saludaba, me agarraba, me llevaba en el auto manejando a toda velocidad, maltratándome psicológicamente, diciendo que soy una puta, que ya iba a ver lo que me esperaba en la casa. Me manipulaba tanto que hasta me hacía pensar que yo realmente tenía la culpa y no él", narró Natalia.

"Él está loco, está enfermo, es una persona que no tendría problema acá mismo con todos los periodistas mirando, cruzar la calle y matarla", describió en diálogo con este medio y visiblemente consternada, una amiga de la joven atacada, desde la puerta de la Fiscalía N°16.

Hasta esa fiscalía de género, a cargo de la Dra. Claudia Barcia, se acercó ayer por la tarde Camila junto a su abogada, Mariana Barbitta, para pedir que entre otras cosas la causa, actualmente por "lesiones leves", figura que prevé una pena de entre un mes y un año de prisión, pase a ser caratulada como "tentativa de femicidio".

Fotos: Maximiliano Luna

SEGUÍ LEYENDO: