Pablo Víctor Cuchán tenía libertad condicional tras haber sido condenado a 18 años de prisión por haber asesinado, descuartizado, y quemado en una parrilla a su novia Luciana Moretti (15) en el 2004. El sábado pasado en Bahía Blanca chocó su auto en el que viajaba junto a una mujer que había secuestrado y fue nuevamente detenido. Este lunes lo liberaron por decisión de una fiscal que consideró que Cuchán no tiene antecedentes ya que la condena por el crimen de hace 15 años atrás "aún no está firme".

Pablo Cuchán pasó el fin de semana apresado en una comisaría de Bahía Blanca, sin embargo el lunes por la mañana recuperó la libertad por orden de la fiscal Claudia Lorenzo. "La medida fue dispuesta debido a que Cuchán no registra antecedentes, ya que la condena por el homicidio de Moretti aún no está firme", explicó a Télam una fuente judicial sobre la decisión de la fiscal que además consideró la inexistencia de figura delictiva y dio intervención al Tribunal Criminal 1 y al Juzgado Correccional con el fin que valore la existencia de falta o contravención.

Pablo Cuchán tras la detención en Bahía Blanca
Pablo Cuchán tras la detención en Bahía Blanca

El último hecho que involucra a Cuchán data del último sábado cuando se trasladaba en un Citröen C4 junto a una joven de 27 años que había conocido esa misma noche en la casa de una amiga.

Según el relato de la mujer ella subió al vehículo del involucrado para ir a comprar unas cervezas y en el camino éste le exigió un beso. Ella se negó y la situación se tornó violenta: Cuchán la agarró del cuello para lograr su cometido; asustada abrió la puerta y se arrojó del auto en movimiento.

El vehículo que conducía el hombre de 40 años
El vehículo que conducía el hombre de 40 años

El hombre siguió su camino y chocó contra un árbol. Intentó escapar a pie  pero fue detenido en el cruce de Teniente Farías y Piedra Buena por efectivos de seguridad.

A Cuchán le retuvieron la licencia de conducir y el vehículo
A Cuchán le retuvieron la licencia de conducir y el vehículo

En 2004 Cuchán tenía 25 años y asesinó, descuartizó y quemó en una parrilla a su novia de 15 años Luciana Moretti. En 2007 fue condenado a 18 años de cárcel. Luego de cumplir la mayor parte de la pena y alegando buena conducta en 2016 se le otorgó la libertad condicional. Sin embargo, su condena no estaba firme ya que en 2010 el Tribunal de Casación Penal bonaerense se la redujo a 17 años y en 2013 la Suprema Corte provincial declaró su nulidad parcial y ordenó que se dicte una nueva sentencia.

"No veía salida alguna. En el apuro, en el arrebato, la veo recostada en la cama y con la lengua dada vuelta", dijo Cuchán durante el juicio, donde además expresó que la adolescente había muerto por sobredosis de cocaína y que para prender fuego el cuerpo utilizó "20 litros de solvente y 10 bolsas de leña".

"Sale un Pablo distinto, maduré y crecí" solía decir en los medios de comunicación cuando fue excarcelado.

En 2017 volvió a ser noticia por una nueva denuncia de violencia de género realizada por la que era en ese entonces su pareja, una empleada municipal de Monte Hermoso; y porque después de este caso se abrió una cuenta para buscar pareja en la red social Tinder.

SEGUÍ LEYENDO: