Estuvieron más de siete años juntos
Estuvieron más de siete años juntos

Ayer, a última hora, Jorge Nessier, el fiscal que tiene a su cargo el caso del hombre que mató a martillazos a su esposa en la localidad santafesina de Gálvez, recibió un informe psiquiátrico que complica definitivamente la situación del acusado: al momento del crimen, el femicida Jorge Trossero (50) "tenía plena conciencia de su situación y de lo que hacía".

Así lo confirmó a Infobae el propio fiscal, quien adelantó que mañana se llevará la audiencia imputativa y 48 horas después pedirá la prisión preventiva del esposo de la víctima. "Cuando se aprehende a un acusado, en el Código Penal de Santa Fe está establecido que se debe realizar un informe y en este caso, pasada la medianoche, la psicóloga nos comunicó entre varias cosas que Trossero estaba orientado en tiempo y espacio en el momento que la mató", dijo el funcionario.

El día de la boda
El día de la boda

Entre otros detalles, el fiscal reveló que cuando llegó la policía a la escena del crimen, el femicida no dijo una sola palabra y se entregó sin mayor oposición. "No realizó ninguna manifestación. Solo se corroboró este llamado telefónico en el que manifestó que solicitó que lo fueran a buscar porque había asesinado a su mujer", agregó el funcionario judicial. "Vengan porque maté a mi mujer", fue la estremecedora frase con la que Trossero admitió en la comunicación al 911 lo que había hecho y a la que hace referencia Nessier.

El relato del horror

El brutal crimen ocurrió en Gálvez, una localidad ubicada a 80 kilómetros de la capital provincial, donde Danisa Canale (38) fue atacada por el hombre con quien compartió los últimos siete años de su vida y padre de su pequeño hijo de cuatro. Según el fiscal, integrante de la Unidad Especial de Homicidios del Ministerio Público de la Acusación de Santa Fe, no hay registro de denuncias previas por violencia de género y al momento de la llegada de los efectivos, la víctima aún mostraba signos vitales.

El femicida, por su parte, estaba sentado junto a la mesa del comedor y el cuerpo agonizante de su mujer, tendido en el piso cubierto de sangre. Él, como si nada, se mantuvo en silencio, mientras que del lugar secuestraron una maza de albañilería con la que, suponen, cometió el hecho.

Ambos eran oriundos de la localidad santafesina de Gálvez
Ambos eran oriundos de la localidad santafesina de Gálvez

En el camino al Hospital José María Cullen, Danisa sufrió un paro cardiorrespiratorio y presentó pérdida de masa encefálica. Finalmente, unas tres horas después y luego de luchar contra las graves heridas que le causaron los martillazos de Trossero, Canale no aguantó más.

Según fuentes de la investigación, el hombre se mostró en estado de shock y ni siquiera contestó cuando los uniformados le consultaron sus datos, algo de rutina ante la aprehensión de cualquier persona. Desde entonces, el acusado está detenido y espera a ser indagado por el fiscal Nessier.

Seguí leyendo