Familiares, amigos compañeros y vecinos exhiben pancartas pidiendo justicia por el homicidio de Leandro Alcaráz (Télam)
Familiares, amigos compañeros y vecinos exhiben pancartas pidiendo justicia por el homicidio de Leandro Alcaráz (Télam)

El flagelo de la inseguridad ya no sorprende a los vecinos de La Matanza. El crimen del colectivero Leandro Alcaraz hizo visible un drama que sufren a diario quienes caminan las calles del populoso distrito bonaerense.

Es que en las crónicas policiales de los últimos días, La Matanza fue un lugar repetido. En las jornadas anteriores y posteriores al asesinato del joven chofer, hubo otros homicidios y situaciones de inseguridad que no trascendieron al mismo nivel que la muerte de Alcaraz.

Más ataques a colectiveros

Hubo al menos 22 choferes víctimas de la inseguridad en La Matanza en el primer trimestre de 2018. Un informe del Ministerio de Seguridad de la Provincia detalla que en ese lapso hubo "cinco asaltos, cuatro hurtos, tres lesiones dolosas y diez casos de daños".

Por un celular

El 9 de abril por la noche, en San Justo, una adolescente esperaba el colectivo y revisaba su celular cuando un hombre se bajó de un auto y le apuntó. El intento de robo fue observado por un policía de civil que estaba armado. El agente se identificó y el ladrón estaba listo para disparar, pero el policía gatilló primero y el malviviente murió.

Un cadáver calcinado en un descampado

El cuerpo fue encontrado el 14 de abril en González Catán. Estaba atado en sus pies, baleado en la cabeza y calcinado. Fuentes judiciales y policiales indicaron por entonces que este tipo de muerte violenta lleva a sospechar que hubo un ajuste de cuentas entre narcos.

Investigaba narcos: lo mataron

El mismo día del crimen del joven colectivero hubo otro asesinato que casi pasó desapercibido frente al impacto que causó el trágico final de Alcaraz. Matías Demarco tenía 34 años y era oficial de la Bonaerense. Dos delincuentes lo sorprendieron para robarle en Villa Madero, el agente se defendió pero los malvivientes lo balearon y lo dejaron malherido. Murió en la clínica los Cedros de Villa Celina. Demarco trabajaba de manera encubierta en una investigación sobre narcos. ¿Casualidad?

El policía Demarco fue asesinado en la puerta de su casa. Investigaba narcotráfico.
El policía Demarco fue asesinado en la puerta de su casa. Investigaba narcotráfico.

Robo en la cochería donde velaron al colectivero

Horas después de que la familia despidiera los restos de Alcaraz en un velatorio de González Catán, un delincuente intentó robar en esa cochería, precisamente a la hermana de la mujer que era velada. Pero otro familiar advirtió la maniobra del ladrón y lo redujo en la vereda junto a otros vecinos: "A los delincuentes como vos los vamos a matar a todos", le gritaron al ladrón, tirado en el piso y con las manos atadas. La escena sintetizó el hartazgo de los vecinos.

Entraron a su casa, no encontraron plata y lo mataron

El 16 de abril un hombre fue encontrado asesinado a golpes y atado de pies y manos en el baño de su casa. Gerardo Medina, de 57 años, murió en manos de unos homicidas que se habrían equivocado de víctima, según los investigadores.

Dudas sobre el presupuesto para seguridad

Frente a la masividad que alcanzó el caso del colectivero asesinado, la intendente matancera Verónica Magario afirmó rápidamente que "los intendentes no somos responsables de la seguridad".

Dirigentes de la oposición en el Consejo Deliberante de ese municipio coinciden al ser consultados por Infobae que la inseguridad es una problemática permanente que no distingue partidos políticos. Para el vicepresidente de ese cuerpo e integrante de Cambiemos, Miguel Saredi, "la tasa de homicidios subió en los últimos meses en La Matanza".

"En la apertura de sesiones ordinarias de La Matanza hice un pedido de informes para conocer en qué medida se aplicó el presupuesto destinado a seguridad en el municipio", indicó Saredi. En esa línea, el concejal y presidente del Bloque Frente Renovador en ese distrito, Fernando Asencio, también hace hincapié en este punto: "Son 240 millones de pesos que la Provincia destinó a La Matanza para reforzar la seguridad, pero hasta ahora nadie informó si se aplicó". Al respecto, subrayó que "en 10 días habrá una rendición de cuentas" para saber en qué se destinó ese dinero.

Amigos y compañeros y vecinos en el velatorio de Leandro Alcaráz (Télam)
Amigos y compañeros y vecinos en el velatorio de Leandro Alcaráz (Télam)

El concejal massista argumenta sus dudas al explicar que "faltan chalecos, porque acá seguimos con la modalidad de chaleco caliente, necesitamos más policías y más cámaras de seguridad ya que actualmente hay 1 cada 4.000 matanceros".

La discusión respecto de qué ocurrió con el presupuesto al que hacían referencia Saredi y Asencio, el denominado "Fondo de Fortalecimiento en Seguridad", alcanzó al ministro de Seguridad bonaerense, Cristian Ritondo, quien se preguntó: "¿Qué hace con ese dinero y con la tasa de seguridad que le cobra a los habitantes de la Matanza?".

Lo cierto es que, mientras se discute a dónde fueron a parar esos millones para evitar más asesinatos, en los últimos días las muertes se siguieron sumando, y el colectivero fue uno más de una triste cronología.

SEGUÍ LEYENDO: