El Ministerio de Salud confirmó en su último parte oficial 5 nuevas muertes por coronavirus y el total de víctimas fatales en todo el país asciende a 53. Durante las últimas 24 horas también hubo 74 nuevos casos positivos, elevando el total de infectados a 1.628.

Del total de esos casos, 718 (44,1%) son importados, 563 (34,6%) son contactos estrechos de casos confirmados, 175 (10,75%) son casos de circulación comunitaria y el resto se encuentra en investigación epidemiológica.

Los fallecidos en el último día son todos hombres, tres de ellos residentes en la ciudad de Buenos Aires (CABA), de 75, 67 y 77 años; un hombre de 68 años residente en la provincia de Neuquén y otro de 83 años residente en la provincia de Buenos Aires.

A la fecha, el total de altas es de 325 personas. 218 son altas transitorias y 107 definitivas, mientras que el total de casos descartados, por laboratorio y criterio clínico/ epidemiológico, asciende a 8508.

Este domingo, se habían reportado cuatro muertes. Dos de ellas fueron en la provincia de Buenos Aires: un hombre de 72 años, y otro de 81 que falleció por una insuficiencia cardíaca, tras estar internado desde el 30 de marzo en el Sanatorio Nuestra de la Merced de Martín Coronado. El tercer muerto de la jornada sucedió en la Ciudad de Buenos Aires: un hombre de 60 años que padecía obesidad. Por último, murió en Córdoba un ingeniero agrónomo de 66 años que fue contagiado por su esposa.

Ayer el ministro de Salud, Ginés González García, explicó que la salida de la cuarentena será gradual y recomendó “acostumbrarse” a que será un período largo y con algunos matices.

Según detalló, “todo va a ser despacito y pensándolo” porque si las excepciones son masivas “podemos entrar en un estado irreversible”. Y, en diálogo con Radio 10, agregó: “Si uno no regula la forma en la que viene la epidemia, hasta los sistemas de salud con mayor oferta del mundo quedan desbordados, como en Nueva York”.

No obstante, el ministro destacó que la línea de casos se mantiene “por debajo de los pronósticos” que habían hecho, incluso de los más optimistas.

“Eso quiere decir que hasta ahora hicimos las cosas bien y también nos da fuerza para seguir haciendo las cosas bien”, afirmó.

Por su parte, esta mañana el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, le pidió a la población que “no salga a la calle” para evitar contagios de coronavirus y sugirió que las personas que están contempladas entre las excepciones del aislamiento social “lo hagan, pero tapándose la boca” con cualquier tipo de dispositivo.

“Dado que hay más personas asintomáticas, nuestra recomendación es taparse la boca con cualquier dispositivo”, remarcó durante una conferencia de prensa, que brindó junto al ministro de Salud porteño, Fernán Quirós.

“Está claramente demostrado que el barbijo protege al resto de las personas del que lo tiene puesto, el barbijo protege al que lo porta”, dijo Quirós.

Hasta la fecha en la Argentina se realizaron 9.705 test para saber si una persona está infectada o no. La cantidad comenzó a multiplicarse en los últimos días cuando se pusieron en funcionamiento otros laboratorios en el país que permitieron descentralizar el trabajo del Instituto Malbrán.

Argentina se ubica en el décimo lugar a nivel mundial en el ranking de casos de infectados en relación a la totalidad de testeos de coronavirus realizados en el país con una tasa de positividad del 18,25 por ciento. Este porcentaje es el más alta de la región: significa que uno de cada cinco exámenes con el reactivo para detectar COVID-19 dio positivo.

Seguí leyendo: