En dos formaciones de la línea B del subte se registró la presencia de amianto
En dos formaciones de la línea B del subte se registró la presencia de amianto

Los metrodelegados realizarán una medida de fuerza este miércoles en la línea B del subte en reclamo por la presencia de asbesto en dos formaciones. La protesta será mañana desde las siete de la mañana en la estación Federico Lacroze, donde se levantarán los molinetes por un reclamo contra la empresa concesionaria Metrovías, la compañía estatal Subterráneos de Buenos Aires (que es la dueña formal de la red) y el gobierno de Horacio Rodríguez Larreta.

En un comunicado, la Asociación Gremial de Trabajadores del Subterráneo y Premetro (AGTSyP) sostuvo que "la situación generada por la presencia de asbesto cancerígeno en la red de subterráneo se agrava cada día más. A pesar de todos los esfuerzos y acciones que realizamos, solo hemos obtenido de parte de Metrovías, Sbase y el Gobierno de la Ciudad una negativa a resolver de modo responsable e integral la cuestión de fondo".

"Estos mismos actores que negaron por más de un año nuestra denuncia, tuvieron que reconocerla en las últimas semanas frente a las pruebas irrefutables presentadas por los trabajadores, pero intentan relativizarla como un problema del taller Rancagua, o a lo sumo de la línea B. Como ya advertimos esto es falso, el asbesto es un material prohibido desde hace 19 años por su toxicidad y está presente en las flotas de las líneas B, C, D y E como también en diferentes estructuras en estaciones, talleres y túneles de toda la red", detalló el comunicado.

En esa línea, los metrodelegados sostuvieron que "frente a este gravísimo problema de salud pública que pone en riesgo la salud no solo de los trabajadores del subte, sino también la de millones de usuarios, continuamos la campaña de alerta y difusión hacia la opinión publica para advertir de este peligro a la sociedad. Como continuidad de las acciones previas realizaremos este miércoles 31 de julio una nueva apertura de molinetes en la estación Federico Lacroze desde las 7 hs. exigiendo nuevamente una respuesta a nuestros reclamos porque la vida no se negocia".

El año pasado se confirmó que tres formaciones del subte compradas a España fueron retiradas de circulación porque se registró "la existencia de amianto en dos modelos de tren". Se trata de las formaciones de la línea B (CAF 5000) adquiridas al Metro de Madrid.

Los resultados presentados corresponden al análisis de piezas de dos coches y estaban "bajo bastidor, dentro de cofres y dentro del tablero de baja tensión, en la cabina de conducción".

Tras la difusión de esos estudios, Sbase presentó un Plan de Gestión Integral de Asbesto de la Red de Subte y en un comunicado se informó que se "exigió al metro español que confirme la presencia de ese mineral" en las formaciones (usadas) modelo CAF 5000, "compradas en 2011 para hacer frente a la extensión de la línea, las necesidades de renovar el material rodante y la mejora de la frecuencia".

La fiscalía de la comunidad de Madrid abrió una investigación por un "posible delito" contra los derechos de los trabajadores del subte de esa ciudad "ante la presencia de amianto en algunos de sus trenes", informaron hoy fuentes judiciales.

La empresa "Metro de Madrid" conocía desde 2003 la existencia de amianto en los trenes y aun así los vendió a la Argentina en 2011, después de, además, prohibirse su comercialización.

Seguí leyendo: