Ni el Gobierno porteño, ni Metrovías, ni Subterráneos de Buenos Aires Sociedad del Estado (SBASE) reconocen la vigencia de la medida dispuesta por el juez Roberto Gallardo, que habilita a los pasajeros del subte a viajar gratis cuando no funcionan las escaleras mecánicas o los ascensores en las estaciones donde vayan a tomar la formación.

Todos ellos -que hacen su propia interpretación de la medida judicial para no acatarla- apelaron y ahora aguardan la resolución del juez, Aurelio Ammirato, insistiendo en que la primera resolución no aplica porque es una sanción que no está firme.

Sin embargo, tampoco tienen en cuenta que el juez Ammirato, tras aceptar las impugnaciones, dictaminó que el fallo de Gallardo sigue vigente mientras se resuelven las apelaciones. Es decir, la gente tiene que viajar gratis hasta que la Justicia determine lo contrario.

Línea C: en la estación San Juan, las escaleras están enrejadas con un cartel que dice “en reparación” (Franco Fafasuli)
Línea C: en la estación San Juan, las escaleras están enrejadas con un cartel que dice “en reparación” (Franco Fafasuli)

"Hay centenas de denuncias de incumplimiento hechas y documentadas por diversos medios. La orden de la Cámara debe cumplirse con sanciones progresivas", informaron fuentes judiciales a Infobae, quienes además tienen conocimiento que "desde la empresa Metrovías se le dio órdenes al personal para no acatar la decisión".

Mientras este tema se debate en la Justicia, los pasajeros son los únicos damnificados por el mal funcionamiento de estos medios de elevación y accesibilidad a los andenes. Inmersos en la impotencia y la incertidumbre, su accionar es dispar. Están los que -a pesar de la falla en el servicio- pagan sin inmutarse, los que se quejan en vano en la boletería para pedir que le devuelvan el dinero del viaje y los que directamente abren la puerta del costado de los molinetes y pasan sin pagar.

Sonia Laje,de 41 años, es una de ellas. Cada vez que ingresa a la estación de Juan Manuel de Rosas, de la línea B, y comprueba que la escalera que baja hasta el andén no funciona pasa directamente sin pagar por la puerta de emergencias. "Yo no le consulto nada a nadie porque me rijo por la ley. Ningún empleado del subte me llamó la atención. Es más, hasta hago que otras personas se animen y pasen conmigo. Se genera un efecto contagio", contó la mujer este medio.

Los carteles con pedidos de disculpas se replican en las distintas estaciones (Franco Fafasuli)
Los carteles con pedidos de disculpas se replican en las distintas estaciones (Franco Fafasuli)
“Fuera de servicio, disculpe las molestias”, dice uno de los carteles que advierten sobre una escalera mecánica averiada (Franco Fafasuli)
“Fuera de servicio, disculpe las molestias”, dice uno de los carteles que advierten sobre una escalera mecánica averiada (Franco Fafasuli)

Pero a diferencia de ella, que puede visualizar el problema antes de pasar la SUBE, hay otros pasajeros que se encuentran con la escalera fuera de servicio cuando se bajan de la formación. "Salí de trabajar y me tomé el subte C en la terminal de Retiro para bajarme en la estación San Juan. Al intentar subir me encuentro con que la escalera mecánica estaba fuera de servicio. Tengo entendido que ante una situación así se puede pedir que te devuelvan el importe del boleto, pero fue imposible porque las boleterías estaban cerradas. Nosotros cumplimos con nuestras obligaciones pero Metrovías no cumple con la ley", relató a Infobae Mauro Espósito, de 38 años, quien además compartió un video de lo ocurrido en sus redes y grupos de Whatsapp.

"No hay que agarrársela con los empleados de la empresa porque ellos son igual de trabajadores que nosotros. Por eso bajan las persianas de las boleterías, para no pelearse con la gente. Mientras, los usuarios quedamos a la deriva pagando por un servicio nefasto", señaló Carlos Romeau, de 36 años.

Consultados por este medio, desde Metrovías señalaron que "las sanciones aplicadas no se ajustan a derecho" y destacaron que la empresa cumple con todos los indicadores de efectividad estipulados por el Acuerdo de Operación y Mantenimiento (AOM). "Estamos en valores tales como 96% para escaleras mecánicas y 85% en ascensores", se defendieron tras los cuestionamientos.

Escalera fuera de servicio (Franco Fafasuli)
Escalera fuera de servicio (Franco Fafasuli)
Los pasajeros deben utilizar las escaleras tradicionales porque las mecánicas no funcionan (Franco Fafasuli)
Los pasajeros deben utilizar las escaleras tradicionales porque las mecánicas no funcionan (Franco Fafasuli)

En tanto, desde SBASE -la empresa del Gobierno porteño que tiene a cargo la administación del subte- consideran que "el fallo no está firme ya que se trata de una sanción, y como tal posee efecto suspensivo mientras dure la apelación".

Más allá de estas explicaciones oficiales, ¿qué debe hacer un pasajero que se sienta damnificado ante esta situación? Tiene que efectuar la denuncia correspondiente en el Juzgado Contencioso, Administrativo y Tributario de Primera Instancia Nº 3, situado en en Avenida de Mayo 654 (piso 9), o dirigirse a la Defensoría del Pueblo de la Ciudad.

"El dictamen del juez Gallardo sigue vigente más allá de las apelaciones y la gente tiene derecho a viajar gratis. Por eso, si la empresa se niega a devolver la plata del boleto cuando las escaleras mecánicas o los elevadores no funcionan los pasajeros tiene que dejar el reclamo en el libro de quejas, sacarle una fotocopia y venir a la Defensoría del Pueblo porteño. Ahí nosotros iniciamos el reclamo para que los resarzan", dijo a Infobae Federico Conditi, secretario de Transporte de ese organismo.

En Twitter, las quejas y la bronca se multiplican. Sobre todo porque hay escaleras que no funcionan desde más de un hace un mes y hay otras que están ubicadas en lugares donde el tráfico de pasajeros es mayor, como las estaciones donde se hacen combinaciones con distintas líneas de subte. A eso se suma un reciente aumento del servicio que elevó el boleto en enero a $ 16,50 y se espera que en mayo llegue a $21, con lo que acumularía un incremento anual del 180%.

 

A raíz de las deficiencias detectadas por los usuarios, crecieron las denuncias ante la Defensoría del Pueblo. "Iniciamos varios reclamos para que la empresa devuelva el dinero, pero por los tiempos que lleva ese trámite aún no obtuvimos respuestas", contó Conditi.

De acuerdo a datos del Ministerio de Desarrollo Urbano porteño, sólo 36 de 87 estaciones tienen medios de elevación. Pero claro está, no todas funcionan. Según informó Metrovías al 28 de febrero, hay 32 escaleras mecánicas averiadas repartidas en 23 estaciones.

La imagen del obrero con el casco y chaleco amarillo, que indica que “la escalera está en reparación”, es una postal corriente en el subte (Franco Fafasuli)
La imagen del obrero con el casco y chaleco amarillo, que indica que “la escalera está en reparación”, es una postal corriente en el subte (Franco Fafasuli)
Estación llena de usuarios y escaleras mecánicas vacías (Franco Fafasuli)
Estación llena de usuarios y escaleras mecánicas vacías (Franco Fafasuli)

La línea más comprometida es la B, con 10 escaleras que no funcionan en 5 estaciones (Rosas, Echeverría, Tronador, Pueyrredón y Carlos Gardel), seguida por la línea H, con 6 escaleras en 5 estaciones (Santa Fe, Once, Hospitales, Parque Patricios e Inclan)

Con 5 escaleras fuera de servicio cada una, las líneas A (Flores,Congreso, Acoyte y Sáenz Peña) y D (Juramento, Carranza y Callao) dificultan la accesibilidad en 7 estaciones. Mientras que en la línea C, son 3 las que no funcionan en 3 estaciones (Santa Fe, Constitución y Diagonal Norte), al igual que en la E (Pichincha, Urquiza, José María Moreno).

Ante esta situación, Metrovías informó que las escaleras no funcionan por tres causas: problemas mecánicos, problemas eléctricos y fuerza mayor (por faltante  de repuestos). Y al día de la fecha, no tienen tiempo estimado de puesta en servicio.

Seguí leyendo: