La colisión de dos barcos de bandera panameña llama la atención por la magnitud. Y aunque no hubo heridos y los daños fueron menores, la maniobra y el impacto preocupó a los pasajeros de los buques MSC Orchestra y MSC Poesía.

La Prefectura Naval Argentina, en su carácter de Policía de Seguridad de la Navegación, continúa investigando el choque entre los megacruceros que pertenecen a la misma compañía naviera. Las imágenes de un video difundido en los últimos instantes permite entender con mayor claridad lo sucedido.

Las imágenes tomadas por un marinero embarcado en uno de los remolcadores participantes de la maniobra, permiten apreciar la forma en que el Orchestra avanza lentamente sin poder contener su arrancada (inercia con la que se desplaza la nave) embistiendo al Poesía, y le originan daños en una estructura que sobresalía del casco.

Gonzalo Mórtola, interventor en la Administración del Puerto de Buenos Aires, le aclaró a Infobae que, al margen de que el siniestro en cuestión hubiera sido absolutamente menor, "corresponde a la Prefectura Naval dar impulso a las actuaciones sumarias correspondientes, al haber ocurrido el hecho en una instalación portuaria nacional y, además, por el hecho de haber un profesional argentino a bordo del crucero que originó el siniestro embarcado en carácter de práctico"

Mórtola también indicó: "Si bien el hecho fue absolutamente menor tal como lo indica la circunstancia que ninguno de los dos barcos vio afectada su operación comercial, desde la AGP se trabaja permanentemente en la práctica de distintos protocolos de emergencia para brindar la ayuda necesaria si un acaecimiento importante así lo determina".

Cualquier acaecimiento de la navegación, ocurrido en aguas nacionales, es en principio responsabilidad del capitán o capitanes de las naves involucradas. No obstante estos marinos tiene el derecho de efectuar sus descargos e incluso de imputar responsabilidad a los otros involucrados en un accidente.

La Prefectura Naval Argentina, a través de un comunicado, manifestó que intervino en el incidente que sufrieron los cruceros a raíz de un llamado al 911. También que se inició un sumario administrativo. Con la participación de inspectores de la especialidad casco, la Prefectura realiza las pericias correspondientes.

El sumario policial deberá dilucidar si habiendo el práctico indicado el accionamiento de las máquinas en uno u otro sentido de marcha, su solicitud fue cumplida, si hubo un error de interpretación de su pedido, si las máquinas del buque fallaron, o si habiendo impartido una directiva a los remolcadores que asisten en las maniobras, estos la acataron.

Seguí leyendo: