Chocaron dos buques de pasajeros en el puerto de Buenos Aires

Todo estaba dispuesto en la tarde de ayer para que desde la terminal Benito Quinquela Martín, ubicada en la terminal TRP del puerto de Buenos Aires, el buque de pasajeros de bandera panameña MSC Orchestra zarpara con destino final en Río de Janeiro, previa escala en Montevideo. Sin embargo, por causas que ya se encuentran bajo investigación de la Prefectura Naval Argentina en su carácter de Policía de Seguridad de la Navegación, colisionó con otro megacrucero de la misma compañía naviera.

El MSC Poesía, que había amarrado en el mismo día, sufrió el impacto en su amura de babor (costado delantero izquierdo del buque) y si bien los daños son menores, el episodio generó inquietud en los pasajeros de ambas naves.

Las imágenes tomadas por un marinero embarcado en uno de los remolcadores participantes de la maniobra, permiten apreciar la forma en que el Orchestra avanza lentamente sin poder contener su arrancada (inercia con la que se desplaza la nave) embistiendo al Poesía, y le originan daños en una estructura que sobresalía del casco.

En diálogo con Infobae, el interventor en la Administración del Puerto de Buenos Aires, Gonzalo Mórtola, aclaró que al margen que el siniestro en cuestión hubiera sido absolutamente menor, corresponde a la Prefectura Naval dar impulso a las actuaciones sumarias correspondientes, al haber ocurrido el hecho en una instalación portuaria nacional y, además, por el hecho de haber un profesional argentino a bordo del crucero que originó el siniestro embarcado en carácter de práctico.

Mórtola además aclaró: "Si bien el hecho fue absolutamente menor tal como lo indica la circunstancia que ninguno de los dos barcos vio afectada su operación comercial, desde la AGP se trabaja permanentemente en la práctica de distintos protocolos de emergencia para brindar la ayuda necesaria si un acaecimiento importante así lo determina".

Acerca de las responsabilidades en siniestros de este tipo,
vale la pena resaltar que toda lo relativo al desenvolvimiento de buques de pequeño, mediano y gran porte en aguas de jurisdicción nacional y en especial en aguas restringidas, canales y puertos está estrictamente normado.

Para el caso de la zarpada y arribo de navíos de carga o pasaje a muelle, resulta obligatorio contar con la asistencia de remolcadores (barcos de pequeño porte, que colaboran con las maniobras de impulso o frenado de la nave principal) y de un profesional de la navegación con habilitación de práctico. Los prácticos, según la ley nacional, son asesores de ruta y maniobra del capitán de un buque, pero no reemplazan a este en cuanto su responsabilidad al frente de la nave que está ingresando o saliendo de puerto.

En virtud de ello, cualquier acaecimiento de la navegación, ocurrido en aguas nacionales, es en principio responsabilidad del capitán o capitanes de las naves involucradas. No obstante estos marinos tiene el derecho de efectuar sus descargos e incluso de imputar responsabilidad a los otros involucrados en un accidente.

En este caso en particular, el sumario policial deberá dilucidar si habiendo el práctico indicado el accionamiento de las máquinas en uno u otro sentido de marcha, su solicitud fue cumplida, si hubo un error de interpretación de su pedido, si las máquinas del buque fallaron, o si habiendo impartido una directiva a los remolcadores que asisten en las maniobras, estos la acataron. Todo ello sin perjuicio de que también quedarán bajo análisis las acciones que el mencionado profesional hubiera adoptado durante la maniobra.

La actividad de los cruceros de pasaje con escala en Buenos Aires, resurgió hace algunos años y si bien este año en particular presentó un ligero retroceso respecto al año anterior, la misma obedece a decisiones comerciales que toman las navieras con varios años de anticipación a la temporada bajo análisis. Al puerto metropolitano arriban anualmente decenas de cruceros que se posicionan en el Atlántico Sur durante la temporada estival y que normalmente hacen la ruta comprendida entre Buenos Aires y Río de Janeiro con escalas en Punta del Este y Montevideo, como así también otros que realizan periplos más largos conectando puertos Europeos con Buenos Aires y otros puertos de la región.

El comunicado de la Prefectura Naval Argentina

La Prefectura Naval Argentina intervino en el incidente que sufrieron dos cruceros, que rozaron en un movimiento de salida del puerto de Buenos Aires.

El hecho comenzó cuando se recibió un llamado al 911 que indicaba que el crucero MSC Orchestra, de bandera panameña, rozó, cuando zarpaba con destino a Montevideo (ROU), con el MSC Poesía, que se encuentra amarrado en la Dársena B del mencionado puerto, sin presentar heridos ni daños estructurales.

Al tomar conocimiento de la situación, personal de la Prefectura, Autoridad Marítima nacional y órgano de aplicación del Estado Rector del Puerto, se dirigió al lugar, mientras el Sistema de Control de Tráfico y Seguridad (CONTRASE) entablaba comunicación con el práctico del buque.

Ante esto, se inició un sumario administrativo. Con la participación de inspectores de la especialidad casco, la Prefectura realiza las pericias correspondientes.