Susana Balbo, chair del Women 20 (Martín Rosenzveig)
Susana Balbo, chair del Women 20 (Martín Rosenzveig)

El W20, grupo de afinidad que trabaja por el pleno desarrollo económico de las mujeres, sintetizó en 5 recomendaciones sus propuestas para los líderes del G20 en torno al eje Mujer Rural.

"Las mujeres rurales en toda su diversidad desempeñan un papel importante en la producción de alimentos, el apoyo económico de sus familias y el fortalecimiento de las comunidades rurales. Hacemos un llamo a la acción para hacer que las mujeres de las zonas rurales sean más visibles, como un catalizador para el desarrollo", afirma el W20 en su último communiqué.

Las recomendaciones se trabajaron el 3 de agosto en una reunión realizada en Salta donde delegadas, expertas e invitados especiales, junto con el equipo W20. Este texto será la base del comunicado final del grupo de afinidad a los líderes del G20.

En el documento, resaltan que las mujeres rurales están en desventaja en comparación con los hombres rurales y las mujeres urbanas, y enfrentan barreras estructurales y culturales múltiples e interrelacionadas que limitan la realización de sus derechos humanos y su empoderamiento económico, en particular las mujeres indígenas, afrodescendientes, migrantes y campesinas.

El W20 realizó su mesa redonda sobre Mujer Rural en Salta
El W20 realizó su mesa redonda sobre Mujer Rural en Salta

Las 5 recomendaciones del W20 sobre la inclusión de la mujer rural:

1- Garantizar la inversión y las mejoras en los servicios de infraestructura, especialmente transporte, carreteras, agua, electricidad, energía, conectividad, que generan el impacto diferencial en las necesidades de las mujeres y priorizar el empoderamiento económico y la calidad de vida de las mujeres. Asegurar que todas las obras de infraestructura estén libres de acoso sexual y cualquier otro tipo de violencia contra la mujer. Incluir a las mujeres rurales en los procesos de consulta social durante la identificación, diseño, implementación e involucrarlas en las etapas de gestión y mantenimiento de los proyectos de infraestructura.

2-Garantizar la tenencia legal de la tierra, la protección contra el desalojo, el acaparamiento de tierras y el despojo de la mujer rural. Garantizar el acceso a los recursos productivos y la propiedad empresarial, la tecnología, el acceso equitativo a los mercados locales y mundiales, y la asistencia técnica en todas las actividades y modalidades de trabajo relacionadas con la economía rural. Promover el empoderamiento económico de las mujeres rurales mediante la creación de un Fondo Mundial de Mujeres Rurales 2030.

3- Garantizar el acceso a servicios sociales sensibles al género y a la cultura, incluyendo educación, servicios integrales de salud, salud reproductiva y sexual, suministro adecuado de alimentos y nutrición adecuada, servicios de atención, seguridad social, acceso a la justicia y prevención y protección de la violencia contra la mujer .

4- Garantizar la participación plena y efectiva de las mujeres rurales en los procesos de toma de decisiones, en particular las mujeres indígenas, campesinas, migrantes y afrodescendientes. Establecer programas para reforzar la capacidad de las comunidades locales, tales como liderazgo y negociación sensibles al género para promover el desarrollo sostenible, fomentar la paridad y la democratización de los sistemas políticos y la reforma de las leyes electorales para garantizar la participación plena y efectiva de las mujeres y la protección de los defensores de los derechos humanos.

5-Asegurar que los sistemas estadísticos recopilan, analizan y comparten datos desglosados ​​por sexo y edad cuantitativos y cualitativos sobre la situación de las mujeres rurales para elaborar políticas basadas en evidencia para mejorar sus oportunidades de desarrollo y empoderamiento económico, incluyendo iniciativas para promover el emprendimiento de las mujeres.

Seguí leyendo: