Un BLH es una institución sanitaria u organización que se dedica a recolectar, analizar, almacenar, conservar y suministrar leche materna (Getty Images)
Un BLH es una institución sanitaria u organización que se dedica a recolectar, analizar, almacenar, conservar y suministrar leche materna (Getty Images)

Con el objetivo de facilitar la donación de leche y fomentar la lactancia, los bancos de leche humana actúan como intermediarios entre aquellas madres que desean donar y bebés que por circunstancias particulares se encuentran en situación de vulnerabilidad nutricional. La donación de leche hace de la alimentación de los bebés un tema de todos.

La leche materna procesada es empleada para alimentar a bebés que no pueden recibir leche de su propia madre. La administración de leche materna resulta particularmente eficaz para alimentar a los recién nacidos de riesgo.

El Ministerio de Salud, Desarrollo Social y Deportes junto a la Universidad Nacional de Cuyo y el Hospital Lagomaggiore presentaron una campaña de promoción y difusión del Banco de Leche Humana de Mendoza. Bajo el lema #ElMejorRegalo, busca generar conciencia acerca del admirable acto de amor y se propone desmitificar la donación sólo como extracción.

"Los bancos de leche humana tienen como objetivo fundamental alimentar a los bebitos menores de 1.500 gramos o a quienes padecen alguna cardiopatía congénita o quirúrgica. En otros casos para alimentar a los hijos de madres a las cuales la lactancia se les contraindica, como por ejemplo mujeres con HIV, o consumidoras de alguna sustancia tóxica", aseguró a Infobae la médica Mónica Rinaldi, jefa de Maternidad e Infancia de Mendoza.

Provistos por madres que se encuentran amamantando y producen más de lo que sus hijos requieren, los bancos de leche han sido instituidos en 19 países de Latinoamérica (Getty Images)
Provistos por madres que se encuentran amamantando y producen más de lo que sus hijos requieren, los bancos de leche han sido instituidos en 19 países de Latinoamérica (Getty Images)

Provistos por madres que se encuentran amamantando y producen más de lo que sus hijos requieren, los bancos de leche han sido instituidos en 19 países de Latinoamérica.

Además de contar con los mejores factores nutricionales, la leche materna brinda inmunoglobulinas y células de inmunidad para proteger al bebé contra las infecciones. "La cantidad exacta de leche que el pequeño necesite va a depender de su peso. Para un bebé que pesa menos de un kilogramo la alimentación se inicia con tan solo un centímetro de leche cada seis o cuatro horas", añadió la experta.

Algunos recién nacidos padecen de intolerancia a la leche de fórmula; ahí es cuando ocurre la distensión abdominal, pueden llegar a tener perforación intestinal y también requerir cirugía. Esta patología se ha disminuido notablemente desde que los bebés prematuros se alimentan con leche humana.

¿Qué son los BLH?

En los BLH, además del almacenamiento de la leche donada, se llevan a cabo investigaciones y actividades de desarrollo tecnológico, informativo y educacional (Getty Images)
En los BLH, además del almacenamiento de la leche donada, se llevan a cabo investigaciones y actividades de desarrollo tecnológico, informativo y educacional (Getty Images)

Además de realizar trabajos de investigación, educación, información, entrenamiento y asesoría en lo que respecta la lactancia materna, un banco de leche materna, humana o lactarium es una organización que se dedica a recolectar, analizar, almacenar, conservar y suministrar leche materna.

En 2011 se impulsó la conformación de una Comisión Técnica Asesora en Bancos de Leche Materna. Desde entonces se crearon cinco bancos en las provincias de Buenos Aires, Chaco, Córdoba y Mendoza. En el año 2012, fueron asistidos 3.634 bebés, con 2.137 litros de leche materna, recolectados de 1.456 donantes.

Son impulsados a nivel internacional por la Organización Mundial de la Salud como una estrategia para salvar vidas entre los más vulnerables: los recién nacidos y, en especial, los bebés prematuros. Cuentan con personal especializado en bromatología, nutrición, pediatría y puericultura.

En un accionar voluntario, anónimo y desinteresado, las almas solidarias se disponen a estar presentes en circunstancias particulares de los bebés y se brindan a ofrecer el alimento privilegiado, ya que ni el sistema inmunológico y tampoco el desarrollo psicomotriz e intelectual se constituyen de la misma manera con o sin él.

¿Quiénes pueden donar?

“Mamás mayores de 18 años, con producción suficiente, analíticas normales, no fumadoras y no consumidoras de alcohol ni de drogas de abuso” (Getty Images)
“Mamás mayores de 18 años, con producción suficiente, analíticas normales, no fumadoras y no consumidoras de alcohol ni de drogas de abuso” (Getty Images)

Puede donar cualquier mujer que presente un buen estado de salud que le permita someterse a la actividad de extraerse leche. Se excluye a fumadoras, drogodependientes, alcohólicas, y quienes padecen enfermedades infecciosas o de transmisión sexual.

"Mamás mayores de 18 años, con producción suficiente, analíticas normales, no fumadoras y no consumidoras de alcohol ni de drogas de abuso", ratificó a Infobae Marilú Vargas, licenciada en nutrición y jefa del BLH de Mendoza.

Estas madres reciben una capacitación para conocer en detalle cómo debe realizarse la extracción, manual o mecánica, y cómo debe utilizarse el material estéril, para que los 150 ml que aportan puedan ser destinados al banco de leche.

"Las mujeres interesadas pueden comunicarse con el centro de lactancia más cercano a su hospital para manifestar su voluntad de ser donantes o, si no, llamando por teléfono, y los especialistas se acercan para retirar sus análisis y la leche que se haya extraído", agregó Rinaldi.

¿Cómo es exactamente el procedimiento?

Las donantes pueden acudir a una institución de salud a que le realicen la extracción o realizarlo por su cuenta y guardar la leche congelada en la heladera hasta que dentro de los quince días siguientes lo recoja un responsable del banco (Getty Images)
Las donantes pueden acudir a una institución de salud a que le realicen la extracción o realizarlo por su cuenta y guardar la leche congelada en la heladera hasta que dentro de los quince días siguientes lo recoja un responsable del banco (Getty Images)

Las donantes pueden acudir a una institución de salud a que le realicen la extracción o guardar la leche congelada en su propia heladera hasta que dentro de los quince días siguientes la recoja un responsable del banco. La leche recogida manualmente por la madre o por aparatos extractores especiales, luego es analizada a través de estudios bacteriológicos y químicos en laboratorios.

"La mujer debe extraerse la leche en un frasco de vidrio con tapa plástica perfectamente esterilizado. Cada vez que se extrae leche va llenando el mismo frasco y todos sus análisis están evaluados y se determina que la mujer está en condiciones de ser donante, el banco de leche pasa por su domicilio a retirar la leche", advirtió la médica especialista.

El proceso comprende en el inicio la extracción manual o con bomba; el transporte, en general una unidad, puede pasar a retirar la leche por el domicilio de la donante; la selección, pasteurización y posterior almacenamiento.

Una vez pasteurizada, la leche materna se almacena en recipientes de diferentes tamaños y es congelada hasta su distribución. La misma es clasificada de acuerdo a la edad de los bebés de las madres donantes. En el BLH el material se procesa y se devuelve a cada hospital de origen en donde puede ser almacenada hasta por seis meses.

"Una vez ingresada la leche proveniente de mamás donantes aptas, la misma es analizada y pasteurizada, quedando almacenada bajo congelación lista para ser distribuida a los servicios de neonatología que la requieran bajo prescripción médica", explicó Vargas. 

¿Quiénes son beneficiarios de la leche?

La leche donada alimenta a bebés que no pueden recibir leche de su propia madre (Getty Images)
La leche donada alimenta a bebés que no pueden recibir leche de su propia madre (Getty Images)

Las reservas se suministran,  en primer término, a bebés prematuros o sometidos a intervenciones quirúrgicas, pero también a alérgicos, huérfanos, aquellos cuyas madres no producen leche o no lo hacen en cantidad suficiente por causas como el estrés o a los que presentan enfermedades infecciosas crónicas, deficiencias inmunitarias u otras circunstancias especiales.

La administración de leche materna resulta particularmente eficaz para alimentar a los recién nacidos de riesgo. Son los niños prematuros los más vulnerables, por lo que la posibilidad de que reciban el mejor alimento incrementa su bienestar. El 70% de la tasa de mortalidad infantil se registra entre este grupo de niños, por lo tanto, trabajar con ellos es fundamental.

“En el año 2017, en Mendoza, se llegaron a alimentar 511 recién nacidos con leche del banco gracias a la solidaridad de las mamás” (Getty Images)
“En el año 2017, en Mendoza, se llegaron a alimentar 511 recién nacidos con leche del banco gracias a la solidaridad de las mamás” (Getty Images)

La provincia de Mendoza cuenta con una de las redes de leche materna más grandes y organizadas del país; funciona desde hace más de cinco años en el hospital Lagomaggiore, al servicio de los recién nacidos con bajo peso y que necesitan un régimen especial de alimentación, cuya mejor garantía es la leche materna.

Es un centro especializado responsable de la promoción, protección y apoyo a la lactancia materna cuya función técnica es recolectar, recibir, clasificar, analizar y pasteurizar la leche donada, así como almacenar y distribuir la leche bajo prescripción médico-nutricional a los recién nacidos o lactantes internados, especialmente recién nacidos prematuros de alto riesgo, en todos los servicios de Neonatología o Pediatría de la provincia.

Además, cuenta con cinco centros de recolección, seis centros de lactancia materna y siete espacios "amigos" de la la lactancia, es decir, locales con privacidad, dotados de las comodidades necesarias para que las mamás puedan extraerse leche y conservarla a la temperatura adecuada (refrigerada) hasta su horario de salida laboral.

"En el año 2017 se llegaron a alimentar 511 recién nacidos con leche del banco gracias a la solidaridad de las mamás que además de alimentar a sus hijos decidieron donar una pequeña cantidad de leche, suficiente para alimentar un bebé prematuro y salvar vidas", concluyó Rinaldi. 

SEGUÍ LEYENDO: