Presionado por la falta de gas, el Gobierno acepta vacunar a los marinos y se levanta el paro que afectaba a los puertos

Funcionarios nacionales aceptaron considerar a los trabajadores que están a bordo como personal estratégico. Como exigían los gremios, tendrán prioridad

La propagación del COVID-19 a bordo de buques pesqueros aceleró los tiempos para la eclosión de los reclamos gremiales
La propagación del COVID-19 a bordo de buques pesqueros aceleró los tiempos para la eclosión de los reclamos gremiales

El paro general de trabajadores marítimos que ponía en riesgo la provisión de gas fue levantado en las últimas horas, luego de que el Gobierno aceptara considerar al sector como “personal estratégico”, a fin de priorizarlos para la aplicación de las vacunas contra el COVID-19.

Luego de más de dos horas de reunión virtual, sobre las 18 de este miércoles representantes del gobierno nacional y casi una docena de gremios marítimos y fluviales destrabaron el conflicto. La intención de los negociadores gubernamentales es que antes de la medianoche la flota mercante esté operativa.

Fueron 18 horas de extrema tensión entre el Gobierno y los gremios marítimos las que mediaron entre el inicio de una nueva andanada de medidas de acción directa en contra del rechazo del Estado Nacional a priorizar a ese sector laboral por sobre otras actividades.

Este no es un paro por reclamos salariales o laborales. No hay conciliación obligatoria posible porque no estamos en lucha contra ninguna postura empresaria. Estamos exigiendo al Estado Nacional que nos solucione un problema en el que nos va la vida”, había sostenido ante Infobae uno de los dirigentes del sector pesquero que llevo la delantera en los reclamos desde el inicio del plan de acción.

Antes del cónclave vespertino, se sucedieron varias reuniones entre funcionarios nacionales en la que no faltó un actor de peso decisivo para que el Gobierno revea su posición.

La Secretaría de Energía alertó que la fragilidad del sistema de provisión de gas a las redes domiciliaria e industrial era extrema y que no se podía seguir demorando la entrada al puerto de Bahía Blanca del buque Regasificador “Exemplar”.

Estaba previsto que hoy -como último plazo- la nave comenzara a inyectar gas al sistema nacional de energía. El paro fue un verdadero cisne negro para los ingenieros que lidian con la creciente demanda y, aún con el paro levantado, deberán esperar 48 horas para que esté operativo.

El pasado jueves, en una reunión similar pero con presencia de los ministros de Salud, Carla Vizzotti, y de Trabajo, Claudio Moroni, los marítimos habían aflojado su intransigencia ante la confesión de la responsable del área sanitaria quien reconoció “yo les pido tiempo ustedes no me pidan vacunas porque no hay”.

Tal como informara Infobae, la posterior vacunación dispuesta por Alicia Kirchner a marineros provinciales exasperó nuevamente los ánimos, lo que derivó en el relanzamiento del paro ahora levantado. La única excepción a este regreso a la protesta estuvo dada por el máximo referente del sector pesquero, Jorge Frías, quien además de encabezar la Asociación Argentina de Capitanes y Pilotos de Pesca, es delegado regional de la Liga Naval Argentina en la costa atlántica.

Si bien desde el entorno del presidente Alberto Fernández se especuló con la posibilidad de aplicar sanciones duras contra al menos 6 entidades gremiales, “la eventual medida se dejó de lado cuando los funcionarios del Gobierno finalmente comprendieron que hicieran lo que hicieran la gente no volvería a los barcos sencillamente porque tienen miedo a morir”, indicaron los capitanes consultados.

Vizzotti fue informada

Fuentes gremiales indicaron a Infobae que, antes de darse por finalizada la reunión entre el Gobierno y los sindicatos, la ministra Carla Vizzotti - la más dura a la hora de conceder privilegios a colectivos específicos de trabajadores- fue notificada acerca de la resolución que se había tomado, la que implicaba aceptar el cambio de estatus de los marinos ( de esenciales a estratégicos), siguiendo el lineamiento que - como se ha dicho- anticipadamente adoptó la gobernadora de Santa Cruz, Alicia Kirchner.

Beneficios del cambio de status vacunatorio

Dos fuentes gremiales que participaron de la reunión virtual brindaron comentarios sensiblemente distintos de lo conseguido. Para un dirigente altamente alineado con el Gobierno, “el gesto oficial implica ser reconocidos en el plan nacional de vacunación para recibir la inoculación en algún momento mas o menos cercano”. Para el vocero de los capitanes, se acordó que “deberán recibir las dos dosis ni bien llegue el próximo embarque de vacunas” y agregó: “Es más, estamos esperando que el gobierno oficialice por escrito lo discutido durante esta tarde. Hasta que no tenga el papel en mi mano por mi parte sigo de paro”. Al margen de la vehemencia del veterano navegante marítimo, cumplidas las formalidades propias de la administración pública poco antes de las 20:00 horas el anhelado documento oficial fue distribuido.

SEGUIR LEYENDO


TE PUEDE INTERESAR