Fernando Iglesias: “¿Los docentes van a devolver las vacunas que les dieron?”

Los maestros de AMBA integran grupos de riesgo que fueron priorizados en las campañas de inoculación. Igualmente, el Presidente dispuso que vuelvan a cumplir sus tareas en forma virtual

En la ciudad, al 30 de marzo, último dato disponible, se habían empadronado para recibir la vacuna unos 45.839 docentes. Es decir, del universo empadronado para recibir la vacuna, hasta el momento, solo cerca del 34% fueron inoculados (Maximiliano Luna)
En la ciudad, al 30 de marzo, último dato disponible, se habían empadronado para recibir la vacuna unos 45.839 docentes. Es decir, del universo empadronado para recibir la vacuna, hasta el momento, solo cerca del 34% fueron inoculados (Maximiliano Luna)

Los docentes que se vacunaron devuelven las vacunas para que se vacunen las cajeras de supermercados y los camioneros, no?”, tuiteó el diputado nacional Fernando Iglesias, tras el anuncio del presidente Alberto Fernández de las nuevas restricciones, entre las que se encontraban el cierre por dos semanas de las clases presenciales.

El mensaje del legislador, que suele generar polémica con sus definiciones en redes sociales, provocó muchas adhesiones de padres que están indignados por el cierre de las escuelas y se sienten representados por esta idea: ¿para qué se promovió la vacunación de docentes si finalmente iban a terminar dictando clases en el living de sus casas?

Ahora bien, efectivamente, ¿cuántos docentes recibieron ya la vacuna contra el COVID-19? Según datos a los que pudo acceder Infobae, en CABA, cerca de un tercio de los docentes que habían sido empadronados fueron ya vacunados, mientras que en la provincia de Buenos Aires la cifra alcanza a la mitad de los registrados.

De acuerdo al Monitor Público de Vacunación, de las 7.248.208 dosis distribuidas hasta la fecha, 5.935.146 fueron aplicadas en todo el país. 5.163.344 personas recibieron una dosis, mientras que 771.802 personas ya tuvieron la segunda aplicación.

Dentro de este universo, en la categoría encolumnada bajo personal estratégico, que incluye a fuerza de seguridad y armadas, docentes y personal no docente de todos los niveles educativos, responsables del funcionamiento del estado y personal del servicio penitenciario recibió 647.666 aplicaciones.

En la Ciudad de Buenos Aires, el plan de vacunación contra el COVID-19 para personal docente y no docente de escuelas contempla la inoculación de forma escalonada siguiendo las etapas de acuerdo a lo definido en el Consejo Federal de Educación.

En este sentido, ante el ingreso de un lote de vacunas Sinopharm provisto por el Gobierno Nacional, se dio comienzo al empadronamiento para el personal docente y no docente de escuelas de la Ciudad, perteneciente al primer grupo de prioridad: personal de dirección y gestión, personal de supervisión e inspección; docentes frente a alumnos/as de nivel Inicial (incluye ciclo maternal), nivel primario, primer ciclo (1.°, 2.° y 3er grado grado) y educación especial.

En la Provincia de Buenos Aires, el 52% de los docentes y auxiliares que estaban registrados ya recibieron al menos una de las aplicaciones
(Maximiliano Luna)
En la Provincia de Buenos Aires, el 52% de los docentes y auxiliares que estaban registrados ya recibieron al menos una de las aplicaciones (Maximiliano Luna)

Al día de hoy, ya fueron vacunadas 15.752 personas pertenecientes a ese grupo de la Ciudad de Buenos Aires solo con la primera dosis, confirmaron a este a medio fuentes del Ministerio de Salud de la Ciudad de Buenos Aires. En la ciudad, al 30 de marzo, último dato disponible, se habían empadronado para recibir la vacuna unos 45.839 docentes. Es decir, del universo empadronado para recibir la vacuna, hasta el momento, solo cerca del 34% fueron inoculados. Al 13 de abril, se había asignado un acumulado de 17.859 turnos a los empadronados, según el Sistema de Gestión de Citas del Gobierno de la Ciudad.

En la Ciudad de Buenos Aires existen unos 880 establecimientos educativos de nivel primario, distribuidos en 21 distritos escolares. De este total, 429 son de gestión privada y 454 de gestión estatal, según la clasificación de la Ley Nacional de Educación.

Las clases retomaron de modo presencial el 17 de febrero y, según datos difundido, en comparación con el primer mes, en el que solo se había contagiado el 0,17% de los docentes y alumnos, entre el 17 de marzo y el 12 de abril se infectó el 0,71% de la comunidad educativa, en línea con la curva ascendente en la Ciudad. No obstante, de los casos que se aislaron preventivamente por contacto estrecho dentro de una misma burbuja, dio positivo luego solo el 0,012%.

En el segundo mes, los casos acumulados de COVID-19 positivos fueron 5.006, lo cual representa el 0,71% del total de los 700.518 docentes, alumnos y auxiliares que asisten a las escuelas. Por los casos sospechosos y positivos, debieron aislar preventivamente a 945 burbujas, un 2,1% de los 45.056 grupos totales. En el primer mes se habían apartado tan solo 494 burbujas.

En tanto, en la Provincia de Buenos Aires (PBA), el 52% de los docentes y auxiliares que estaban registrados ya recibieron al menos una de las aplicaciones, aseguraron a este medio fuentes cercanas a la cartera de Educación provincial.

El plan de vacunación provincial contempla, entre sus poblaciones estratégicas definidas por las jurisdicciones, según la disponibilidad de dosis, al personal docente y no docente (inicial, primaria y secundaria).

SEGUIR LEYENDO: