Distribución de vacunas: cómo le fue a Argentina en el reparto de las dosis adquiridas a nivel mundial

El 11,5% de la población global adquirió el 50% de las producidas. Varios países compraron más de lo necesario para inmunizar al total de su población con las dos dosis

En el gráfico se pueden ver las vacunas adquiridas por cada país y las efectivamente recibidas hasta ahora. En el botón de arriba a la izquierda, se puede visualizar la opción elegida.

La imagen del “desierto de vacunas” que mencionó Alberto Fernández en la cadena nacional de la semana pasada tiene números que la explican. Al menos para Argentina. Nuestro país solo recibió el 7% de las 65.470.000 dosis adquiridas hasta ahora, según un informe oficial distribuido por el Gobierno. Este porcentaje es muy inferior, por ejemplo, al de Chile, que ya recibió el 30% (10.925.276 dosis) de los 36 millones de dosis acordadas para un población de 19 millones.

Hasta ahora, con 4.880.355 dosis arribadas a Ezeiza, Argentina concretó 3.446.433 aplicaciones e inmunizó al 6% de la población con una dosis, y solo al 1,4% con las dos aplicaciones, según la última actualización del Monitor Público de Vacunación.

Del otro lado de la cordillera, el país trasandino lidera el ranking de países que más dosis recibieron con relación a las que compraron, con un porcentaje solo superado por Israel. El premier israelí Benjamín Netanyahu ya logró que llegaran el 39% (9.257.019 dosis) del total de 24 millones vacunas que adquirió para los 8,6 millones que viven en este país enclavado en el medio Oriente.

Estados Unidos, en tanto, contó hasta ahora con 135.846.665 dosis, el 11% de las 1.200 millones de vacunas que adquirió para inocular a sus 331 millones de ciudadanos. La administración de Joe Biden podría vacunar dos veces en forma completa a todos los residentes en territorio norteamericano. Hoy prometió llegar a las 200 millones de dosis antes de cumplir 100 días en la Casa Blanca.

Del análisis de los números brindados en el informe surge que a nivel regional nuestro país, junto Brasil, México y Colombia, está entre los países que más dosis adquirieron en números absolutos. Pero las acordadas están lejos de las efectivamente recibidas.

Con relación a su población, el gobierno de Jair Bolsonaro adquirió casi el triple de dosis que la cantidad de ciudadanos brasileños: 464 millones de dosis para 212 millones de habitantes. Por su parte, México, con 128 millones de residentes, compró 271 millones de dosis, y Colombia adquirió 73 millones para 50 millones de habitantes.

Las dosis adquiridas por Argentina

Hasta hoy no estaba claro la cantidad de vacunas que el gobierno de Alberto Fernández había adquirido a partir de los contratos firmados con los distintos laboratorios y países. De las 65,4 millones de dosis acordadas - una cifra que alcanzaría para vacunar con las dos dosis al 72% de la población argentina-, 56.400.000 corresponden a contratos bilaterales y otras 9.070.000 al fondo COVAX, un programa internacional que busca garantizar que los países más pobres no quedaran fuera de la carrera de las vacunas.

Si se tiene en cuenta que la inmunización completa requiere dos dosis, los tratamientos completos adquiridos por el Gobierno argentino suman 32.735.000, según el informe elaborado por el Poder Ejecutivo. Aunque aún esa cifra está lejos de la que arribó hasta ahora a Ezeiza.

Hasta ahora, solo llegaron 2.290.195 dosis del componente uno y 1.010.160 del componente dos de la rusa Sputnik V, que totalizan 3.300.355; otras 580.000 dosis de la británica Covishield, del laboratorio AstraZéneca/Oxford, fabricada en India; y un millón de la Sinopharm, proveniente de China.

La escasez de vacunas que sufre Argentina fue justificada por el Presidente cuando precisó por cadena nacional que 18 países se quedan con el 88% de las vacunas, y el resto del mundo con solo el 12%. Estos datos fueron incluidos en el Powerpoint distribuido por voceros oficiales.

“Tenemos contratos con varios laboratorios, excepto con Pfizer. Además de la Sputnik y las chinas Sinopharm y Sinovac, estamos hablando con Moderna y con AstraZéneca. Si no se cumplen los contratos, nos excede. Ellos le venden a quien quieren y le entregan a quien quieren. El problema de producción lo tienen ellos”, admitió un funcionario con despacho en la Casa Rosada.

En la madrugada del jueves partió el noveno vuelo de Aerolíneas Argentinas a Rusia para traer más dosis de la vacuna Sputnik V. Su aterrizaje en Ezeiza está anunciado para el viernes a las 17.30. Por otro lado, fuentes oficiales confirmaron que está prevista la llegada “en los próximos días” de un envío de 218.000 dosis del programa COVAX producidas por AstraZéneca, y para fines de la semana que viene, podrían llegar otros 3 millones de la Sinopharm, en el mayor envío conjunto desde que que empezó la campaña de vacunación. Hoy la ministra de Salud de la Nación, Carla Vizzotti, anunció que la Administración Nacional de Medicamentos y Tecnología Médica (ANMAT) recomendó su uso de emergencia en el grupo de mayores de 60 años.

Sin embargo, en el Gobierno se muestran confiados de que llegarán más vacunas en las próximas semanas para cumplir con el último anuncio de Alberto Fernández de completar la vacunación de la población de riesgo para finales de abril. Pero no se arriesgan a dar fechas concretas tras los anuncios anteriores fallidos. “Creemos que se va a empezar a normalizar la entrega de las vacunas. Tenemos charlas permanentes y la información es que van a llegar de gobiernos y laboratorios, con los que Argentina firmó contratos. Pero hasta que no estén cargadas en el avión y camino en la Argentina, no vamos a dar los números concretos”, señaló un funcionario que transita los pasillos de Casa Rosada. Incluso, asegura que en el último llamado del Presidente con su par ruso Vladimir Putin, el mandatario argentino le hizo llegar una suerte de “reclamo” por el retraso en los envíos de los 20 millones de vacunas Sputnik V prometidas, que vienen llegando en cuentagotas.

Los mayores compradores de dosis

¿Qué países firmaron acuerdos para garantizarse la mayor cantidad de dosis producidas a nivel global? Estados Unidos - donde vive el 4,25% de la población mundial- acapara a la fecha la compra del 15% de la vacunas disponibles y comprometidas. Se garantizó así contratos por más que el doble de su población.

Le sigue el Reino Unido, con 5,4% de la producción mundial de vacunas, para una población que representa el 0,87% de la población global. Canadá, en tanto, firmó contratos para asegurarse el 4,7% de las vacunas en el mercado, destinadas una cantidad de ciudadanos en su territorio que es el 0,48% de la población total. Ambos países también se garantizaron vacunar más de al doble de su población. Canadá, por ejemplo, con 37.742.157 ciudadanos, logró acuerdos para comprar 379 millones de vacunas, nueve veces más que el tamaño de los habitantes de su territorio.

La Unión Europea en su conjunto compró el 24,5% de la vacunas, con una población en el viejo continente que no llega al 6% de la población total. Por el otro lado, el resto del mundo - que concentra el 88% de la población mundial- adquirió el 50,4% restante.

Además de Estados Unidos, el Reino Unido y Canadá, Italia, España, Francia, Australia y Japón también se garantizaron contratos que exceden largamente la vacunación de su población. Italia, con 60 millones de habitantes, compró 409 millones de dosis, dos veces más de las vacunas que necesitaría para inmunizar con las dos dosis a toda su población.

Visualizaciones interactivas: Daniela Czibener

SEGUIR LEYENDO: