El gobierno bonaerense se rehúsa a recibir a los policías y las negociaciones están estancadas

Las protestas comenzaron hace tres días y ya se extendieron al interior de la provincia de Buenos Aires. Los líderes de las revueltas exigen ser recibidos, pero la Gobernación planteó que una reunión sería ilegal y adelantó que mañana dará detalles sobre el aumento salarial

Imagen tomada este miércoles en La Matanza, uno de los puntos de concentración de los policías que están protestando (Foto: Maximiliano Luna)
Imagen tomada este miércoles en La Matanza, uno de los puntos de concentración de los policías que están protestando (Foto: Maximiliano Luna)

Referentes de los policías bonaerenses que protestan hace tres días en reclamo de mejoras salariales esperan ser recibidos por funcionarios del gobierno de Axel Kicillof a media mañana. Sin embargo, esa reunión aún está lejos de concretarse porque la Gobernación se rehúsa a establecer una mesa de negociaciones.

“No es posible esa alternativa porque es ilegal”, argumentaron fuentes oficiales.

El jefe de Gabinete, Carlos Bianco, explicó en radio La Red por qué no puede establecerse una negociación formal: “Acá no hay una oferta que se tiene que validar porque no hay un sindicato ni una paritaria; acá hay una determinación del gobierno bonaerense de otorgar un aumento, que será comunicada por decreto”.

Por ley, la Policía tiene prohibido sindicalizarse y en virtud de ello no puede participar de paritarias. En ese contexto, el diálogo parece estancado y este miércoles comenzaron a expandirse las protesta al interior de la provincia de Buenos Aires.

Nicolás Masi, líder del Sindicato de Policías Bonaerenses (SIPOBA), pidió que el Poder Ejecutivo bonaerense dé precisiones sobre el aumento anunciado ayer para que desactiven las revueltas. El ministro de Desarrollo de la Comunidad, Andrés “Cuervo” Larroque, prometió que esas definiciones se conocerán mañana.

En el anuncio de transferencia de recursos del Gobierno a la provincia en materia de seguridad, estaba prevista la recomposición salarial, porque los cuatro años que pasaron fueron de mucho atraso. No es el único tema que hay que reparar, se requiere un plan integral y está previsto anunciarlo mañana”, aseguró Larroque en diálogo con radio 10.

La situación es compleja. Uno de los motivos es que el gobernador Kicillof y sus ministros no ven un interlocutor claro para poder encauzar el diálogo. Masi representa los intereses de un sector de los oficiales que están protestando, pero hay otros referentes y otros reclamos que forman parte de las pretensiones policiales.

“No hay voluntad de diálogo para negociar porque no hay una comisión representativa que se siente a tratar el tema”, explicaron a Infobae desde Puente 12, donde está el centro operativo del ministerio de Seguridad y que es el lugar que Berni usa de base cada día.

Sostienen que negociar así “es muy difícil” y que desde la Policía Bonaerense inició el reclamo “no pudieron llegar a un acuerdo parar armar una comisión que pueda representar a todos”. El fastidio y el nerviosismo aumenta con el pasar de las horas de ambas partes. Las idas y vueltas nublan la negociación de fondo y diluyen el verdadero problema, que es la falta de un mejor sueldo en las fuerza policial.

Las protestas reavivaron además las tensiones políticas. El ministro, Sergio Berni, cree que es blanco de fuego amigo. Acusa a varios intendentes de promover la huelga para quedarse con su lugar. También hay quienes sospechan que la oposición fogoneó las protestas.


infobae-image

El reclamo

Decenas de policías bonaerenses continuaban este miércoles con la protesta por reclamos salariales. A los efectivos que reclaman frente al Centro de Coordinación Estratégica de la policía provincial en Puente 12 en La Matanza, se le suman más agentes en casi todos los municipios del conurbano bonaerense.

Las protestas se iniciaron el lunes en algunos distritos. Pero la falta de precisión sobre la suba salarial prometida por el gobierno de Kicillof no calmó los ánimos y las reacciones reavivaron las pujas internas y la presión sobre el ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni.

Berni, junto al jefe de Gabinete, Carlos Bianco, habían informado el martes que en breve se anunciará un aumento en los salarios policiales, como parte de la presentación del Programa de Fortalecimiento de Seguridad. Pero el reclamo va mucho más allá de lo salarial.

Los policías, muchos de ellos armados y con uniformes al lado de los patrulleros, presentaron un petitorio de 14 puntos, donde solicitan un aumento de 56%, según escalafón, mejoras en las condiciones y elementos de trabajo y que no haya ningún tipo de sanción por las protestas, entre otros puntos.

Las manifestaciones se replicaban esta mañana en Ituzaingó, Almirante Brown, Morón, Merlo, Quilmes, San Miguel, Azul, Malvinas Argentinas, Pilar y José C. Paz. También en Avellaneda, Lomas de Zamora y Tres de Febrero. Además, comenzaban a sumarse efectivos en distintas localidades del interior: La Plata y Berisso, Pinamar, Villa Gesell, Mar del Plata, Necochea, Junín, Bahía Blanca, San Nicolás, Olavarría, Pehuajó y Tres Arroyos, entre otras.

Los 14 reclamos que los policías le entregaron al gobernador Kicillof

1 - No habrá ningún tipo de represalia sancionatoria para el personal que concurra a alguna de las convocatorias pacíficas realizadas a los efectos del presente petitorio en el ámbito de la provincia de Buenos Aires.

2 - Aumento del 56% para el subescalafón comando y subescalafón general de haber líquido, esto es, no del sueldo básico sino del básico más las BRNB (Bonificación Remunerativa No Bonificable) y las BRNB menos los descuentos de ley, y que ese aumento sea incorporado al sueldo básico.

3 - Aumento del 64% para el subescalafón de administrativos, técnicos y profesionales y para el subescalafón de servicios generales sobre el haber líquido. Esto es, no del sueldo básico sino del básico más las BRNB y la BRNB menos los descuentos de ley, y que ese aumento sea incorporado al sueldo básico.

4 - Aumento de la hora compensación de recargo de servicio a $189 y la obligatoriedad de dicha compensación.

5 - Pago del servicio de policía adicional en tiempo y forma (se está pagando con 120 días de retraso).

6 - Provisión del uniforme y equipo de trabajo y aumento del decreto 1315 (mantenimiento del uniforme) a $3.800.

7 - Derecho a la vivienda digna. Planes de vivienda para el personal policial.

8 - No obligatoriedad de la obra social IOMA.

9 - Democratización de las fuerzas.

10 - Derecho a la sindicalización.

11 - Móviles en condiciones para realizar nuestro servicio.

12 - Capacitación y reentrenamiento permanente.

13 - Asistencia psicológica.

14 - Basta de represalias (sumarios, arrestos, desafectaciones y traslados como medidas de disciplinamiento).

Seguí leyendo:

José Luis Espert estuvo presente en una de las protestas de la Policía

El ex jefe de la Policía Federal analizó la protesta: “No se puede tratar a los policías como perros”

MAS NOTICIAS

Te Recomendamos